jueves, 22 abril 2021 04:35

Almeida se vistió de Montero en plena pandemia y regó con 300.000 euros a los LGTBI

El alcalde de Madrid no ha renunciado al legado de la exregidora de la capital Manuela Carmena y ha comulgado con el estilo de la ministra de Igualdad, Irene Montero, para regar con subvenciones públicas a los colectivos LGTBI solo por el mero hecho de serlo. En concreto, el Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid ha repartido a lo largo de 2020 en hasta seis subvenciones directas un total de 287.323 euros públicos que ha regalado en plena pandemia para no cortar el flujo constante de dinero público que reciben los gays, lesbianas y transexuales que había continuado y aumentado Manuela Carmena.

Paso por paso, cada ayuda tiene una justificación y nombre diferente, pero todas fueron dadas en 2020 a colectivos LGTBI en forma de subvención pública. Si se bucea en los documentos firmados por el Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, dependiente del alcalde pero regida por el concejal de Ciudadanos José Aniorte, se pueden encontrar al menos seis documentos en los que se detalla la cantidad de dinero público que recibieron las asociaciones LGTBI. Por ejemplo, Almeida ha destinado 43.323 euros para la “atención social al colectivo de lesbianas, gays y transexuales” solo por el hecho de serlo. En este caso, el dinero fue a parar a Noelia Olmedo, de la Asociación Transexual Española.

Bajo el mismo pretexto, Almeida también ha dado en septiembre de 2020 otra ayuda de 30.000 euros públicos de todos los madrileños al mismo objetivo: “subvención nominativa para la atención social del colectivo de lesbianas, gays y trans”, tal y como se refleja en el documento al que ha tenido acceso MONCLOA.com. En este caso, quien recibió la subvención fue Carmen García de Merlo en su condición de Presidenta de la Asociación COGAM, Colectivo LGTB+ de Madrid. Nada menos que 30.000 euros de las arcas públicas en plena pandemia.

El 2 de diciembre de 2020, Almeida también se vino arriba y esta vez apostó por dar un poco más de dinero público a las asociaciones LGTBI. Concretamente, ahora quería dar a través del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid regida por Aniorte una subvención de 50.000 euros para la conmemoración de los derechos del colectivo LGTBI. En este caso, el Consistorio le dio el dinero a María Eugenia Sangil como presidenta de la entidad Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), con sede en la Calle infantas nº40.

Pero como en otras ocasiones, Almeida fue in crescendo y el importe de las ayudas repartidas iba a más a medida que avanzaba el año. 81.000 euros ha dado el alcalde a finales de 2020 a Axel Matías Sarraille en su condición de Coordinador General de Arcópoli para el “desarrollo del observatorio contra la LFTBIfobia y el apoyo a las víctimas”. Más dinero para algunas cosas como “Conocer la situación de los incidentes de discriminación y delitos de odio motivados por LGTBIfobia en la ciudad de Madrid” o “atender e intervenir con las víctimas de incidentes de discriminación y delitos de odio motivados por LGTBIfobia”, tal y como se refleja en el contrato firmado por ambas partes al que ha tenido acceso este medio.

Pero la ayuda más copiosa dada en pandemia es un poco más elevada en comparación con la anterior. En este caso, se trata de 85.000 euros de las arcas públicas que se concedieron también a finales de 2020 para el presidente de la Fundación 26 de Diciembre. El dinero, que negoció Federico Armenteros Ávila, presidente de dicha asociación, se concedió en forma de “subvención nominal para el programa de atención psicosocial a las personas mayores del colectivo LGTBI”.

ALMEIDA Y LOS GITANOS Y SUBSAHARIANOS

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, se ha puesto el delantal para ayudar a los colectivos que considera en riesgo de exclusión social, tal y como hizo su antecesora en el cargo Manuela Carmena. Sin embargo, pese a que los suyos esperaban que se mantuviera con un perfil más conservador, Almeida ha elevado la apuesta de la jueza y ha dado más dinero para la integración de subsaharianos y africanos que lo que le dio en 2018 la líder de Ahora Madrid. En el último año del mandato de Carmena, los subsaharianos recibieron del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar social hasta 330.000 euros públicos. En el año 2020, con Almeida al frente y en plena pandemia, el alcalde les ha regalado 335.000 euros. Una realidad que también se deja entrever con el colectivo gitano, al cual Carmena no dio un duro en su último año de mandato y a quienes Almeida ha regado con 256.000 euros en plena pandemia.

Que Almeida haya subido la apuesta en materia de inversión directa a estos colectivos se justifica desde el Partido Popular en que el delegado del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social, José Aniorte Rueda, pertenece a Ciudadanos y se escapa a su control. En cualquier caso, es la administración del alcalde de Madrid la que ha incrementado las ayudas dadas por Carmena el último año a colectivos que consideran en riesgo de exclusión social, como son las personas de etnia gitana, los subsaharianos y los africanos; por no hablar de los colectivos LGTBI, que el chollo a nivel de subvenciones públicas que tenían con Carmena no ha frenado con el gobierno de Almeida ni en plena pandemia.