lunes, 19 abril 2021 22:22

El PSRM critica que el Gobierno murciano meta a la “ultraderecha en las aulas”

El diputado del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Espín, ha denunciado públicamente que al gobierno “de tránsfugas y de la corrupción se une ahora la ultraderecha, el totum revolutum de la indecencia”.

“Lejos de conformarse con tener un gobierno de tránsfugas, López Miras mete a la ultraderecha en las aulas, el corazón de nuestra sociedad”, ha dicho Espín, que asegura que “dejando la educación en manos de los ultras, López Miras vende cualquier resquicio de centralidad y de sentido común, demostrando el poco valor que para el PP tiene la educación y la cultura, que han sido utilizadas, de nuevo, como prebendas para seguir en San Esteban, aunque esto suponga un golpe mortal para nuestro futuro”.

Así, ha indicado que “mantenerse a cualquier precio era su premisa, aunque todo lo que la comunidad educativa de la Región ha conseguido a lo largo de los años salte por los aires. Una absoluta temeridad que pone en riesgo extremo nuestro sistema público de educación y, lo que es más importante, el espíritu de nuestra escuela”.

El socialista ha señalado que el veto parental “es solo el inicio de una trama de hachazos que la ultraderecha tiene previstos a los derechos educativos del alumnado de la Región. Una vuelta al pasado cuyo objetivo es controlar la formación de quienes tienen el encargo de liderar el futuro de la Región de Murcia”.

“Esta venta imperdonable de nuestro bien más preciado retrata a López Miras y al Partido Popular, a los que no les ha temblado la mano para firmar con la extrema derecha el pacto del horror. Además, lo hacen de manera zafia, intentando reescribir la historia a su antojo, algo en lo que son expertos, poniendo el ventilador para repartir sus miserias”, ha añadido.

El diputado socialista ha recordado que el PSRM pactó la moción de censura y su programa de gobierno exclusivamente con Ciudadanos. “El veto parental, así como el resto de postulados educativos de Vox eran y son rotundamente inasumibles por un gobierno donde participe el Partido Socialista”.

Al hilo, ha afirmado que la posición del PSOE “ha sido y es contundente, pese a las tergiversaciones del PP, con las que intenta blanquear la traición que ha perpetrado a la comunidad educativa. No caben las censuras en las aulas, de ninguna manera y en ningún formato. Estas atacan precisamente a todos los avances que los socialistas hemos conseguido a lo largo de la historia para nuestro sistema público de educación. Sin duda, nuestra oposición a estos disparates seguirá siendo rotunda”.

Finalmente, ha remarcado que López Miras ha convertido a su gobierno “en un estercolero de tránsfugas, abierto al fascismo. Son los últimos coletazos de un PP absorto por la corrupción y el descrédito, que tendrá como dique de contención al Partido Socialista y a quienes defendemos el Estado de derecho y la dignidad de las instituciones”.