jueves, 15 abril 2021 13:52

Junqueras y Römeva piden a Cándido Conde-Pumpido que se aparte de los recursos del ‘procés’

La defensa del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y del exconsejero catalán Raul Römeva ha solicitado al Tribunal Constitucional (TC) que aparte al magistrado Cándido Conde-Pumpido del estudio de los recursos contra la sentencia del Tribunal Supremo por el proceso independentista en Cataluña. Considera que el magistrado no es “neutral” ni “imparcial” ya que en una conferencia celebrada en noviembre de 2017 expresó su opinión sobre el ‘procés’.

No son los únicos condenados por el delito de sedición por impulsar el ‘procés’ independentista que quieren apartar a este magistrado, pues, según han informado fuentes de la defensa de los exconsejeros Josep Rull, Jordi Turull y del expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez también presentarán un incidente de recusación en los próximos días.

El abogado Andreu Van den Eynde, que ejerce la defensa del exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras –condenado a 13 años de prisión– y del exconsejero Raul Römeva –penado con 12 años de cárcel–, cuestiona la imparcialidad Conde-Pumpido alegando que en una conferencia en el Congreso de los Diputados calificó de “amenazas” al orden democrático los hechos que se habían producido en Cataluña durante el otoño de ese año.

Durante su intervención, el magistrado del TC añadió que los líderes independentistas se habían “alzado” contra la soberanía nacional con las denominadas leyes de ‘desconexión’. Por ello, la defensa de Junqueras y Römeva considera que debe “abstenerse de participar” en la resolución de los recursos de amparo interpuestos contra la sentencia que dictó el Tribunal Supremo el 14 de octubre de 2019 contra los 12 líderes independentistas juzgados por el proceso que llevó a cabo el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

PUIGDEMONT RECUSÓ AL MISMO MAGISTRADO

La defensa de Junqueras y Römeva afirma en su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, que tuvo conocimiento de este “hecho nuevo desconocido hasta la fecha” a raíz del incidente de recusación que presentó la semana pasada el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont contra el mismo magistrado.

El abogado del expresidente catalán, Gonzalo Boye, puso de manifiesto estas palabras en un escrito presentado ante el tribunal de garantías solicitando que se aparte al magistrado, quien ha sido designado ponente de los recursos que Puigdemont ha presentado contra diversas decisiones del Tribunal Supremo que rechazaron anular decisiones del juez instructor de la causa, Pablo Llarena, quien le mantiene procesado por su participación en el ‘procés’.

Para Junqueras y Römeva, en dicha conferencia Cándido Conde-Pumpido habría “hecho pública una toma de posición previa sobre el contenido de la controversia que se discute en el presente procedimiento de amparo”.

El escrito recuerda que otro de los magistrados del TC Antonio Narváez, perteneciente al sector progresista del órgano, se apartó hace unas semanas de estudiar dichos recursos contra la sentencia del ‘procés’, después de que varios de los condenados le recusaran por unas manifestaciones que hizo en una conferencia calificando los hechos 2017 de ‘golpe de estado’. Puigdemont también le ha recusado en lo relativo a sus recursos.

CONFERENCIA EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

La conferencia de Conde-Pumpido tuvo lugar el 23 de noviembre de 2017 en el Congreso de los Diputados en la que manifestó su “preocupación” por los hechos que entonces se estaban produciendo en Cataluña y los calificó de “pretensión de subvertir el Estado social y democrático de Derecho utilizando fraudulentamente la propia bandera de la democracia”.

“Es decir, me preocupa la utilización populista de la contraposición entre una supuesta legitimidad democrática directamente emanada del pueblo y libremente interpretada por quienes la invocan, y la legalidad, la legalidad emanada de una Constitución que -esta sí- ha sido mayoritariamente aprobada”, afirmó el magistrado y exfiscal general del Estado.

Entre esta preocupación apuntó a asuntos como la posibilidad de que las autoridades autonómicas facilitaran “la disposición de cantidades relevantes de dinero público o incluso la disposición de armas proporcionadas a sus fuerzas de seguridad para garantizar el cumplimiento de la legalidad”.

Añadía Conde-Pumpido, en relación con las leyes de ‘desconexión’, que al aprobarlas los líderes independentistas “se han alzado frente a la soberanía nacional residenciada en el pueblo español convocando a una fracción del pueblo catalán, en desafío a la unidad de la nación, a decidir la suerte del Estado común”.

“Y véase que el propio Tribunal Constitucional utiliza la expresión ‘se han alzado’, que es una expresión que también figura en tipos relevantes del Código Penal”, incidió el magistrado en su conferencia.

OPINIÓN Y CONOCIMIENTO DE LA CAUSA

Para la defensa de Junqueras y Römeva, que recuerda que en ese momento sus clientes ya se investigados penalmente y en prisión provisional, las palabras de Conde-Pumpido muestran su “opinión personal sobre la trascendencia penal de los hechos atribuidos” a los líderes independentistas y revelan el “conocimiento” del magistrado sobre el procedimiento.

Así, subraya que las menciones expresas a la “utilización irregular de fondos públicos o el control o utilización de las fuerzas de seguridad autonómicas armadas” hacen referencia a los delitos de malversación y de rebelión o sedición, por los que han sido investigados y condenados.

“El magistrado construye en su discurso un claro análisis jurídicopenal concreto destinado a combatir, descartándola, la concurrencia de causas de justificación o eximentes en el actuar de mis mandantes y con específica referencia al verbo típico ‘alzarse’ que se vincula a la actuación de quienes en aquel momento venían siendo investigados por rebelión”, concluye el escrito firmado por el abogado Andreu Van den Eynde.