domingo, 11 abril 2021 06:21

El Congreso apoya a las personas con trastornos de salud mental tras la polémica del “Vete al médico”

el corte ingles

El Congreso ha leído una declaración institucional de apoyo a las personas que sufren trastornos de salud mental, un texto que promovió Ciudadanos tras el revuelo que supuso el “vete al médico” que un diputado del PP dirigió la semana pasada al portavoz de Más País, Íñigo Errejón, tras preguntar al presidente Pedro Sánchez sobre este asunto en el Pleno de control.

En la declaración, el Congreso traslada su apoyo a todas las personas que padecen algún problema de salud mental, a sus familias, amigos y allegados, así como a todos los profesionales que trabajan sin descanso por ofrecer esa ayuda.

La Cámara constata que el deterioro de la salud mental es “una de las principales consecuencias” de la pandemia del Covid 19 y el “ejemplo” de que un problema de salud pública y la falta de prevención puede acarrear otro.

En el texto, se señala que la salud mental es uno de los asuntos de salud pública “más acuciantes” en el medio y largo plazo, especialmente por su impacto en la población joven, y por ello el Congreso expresa su voluntad de “impulsar, debatir y apoyar medidas que tengan como objetivo dar una solución a esta situación”.

Sobre todo teniendo en cuenta, reza la declaración, que la salud mental se ha enfrentado tradicionalmente “al estigma, al tabú y a la infrafinanciación”, y que los servicios de salud mental no cuentan con los recursos humanos, financieros y logísticos necesario para hacer frente a esta para hacer frente al reto que se avecina.

EL DIPUTADO TUVO QUE PEDIR PERDÓN

El Congreso ha respaldado a las personas que sufren algún tipo de trastorno mental tan sólo una semana después de que el diputado del PP Carmelo Romero gritara en el último Pleno de control un “vete al médico” al portavoz de Mas País, Iñigo Errejón, cuando preguntaba al presidente, Pedro Sánchez, por la salud mental de los españoles tras la pandemia y el confinamiento.

Esta frase provocó no sólo un espontáneo aplauso de la mayoría de los grupos a Errejón, en señal de respaldo, sino un importante revuelo en las redes sociales. Romero acabó pidiendo perdón y aclarando que no se refería a los enfermos de salud mental cuyo dolor dice “reconocer” y a los que, dijo, siempre ha “intentado ayudar”.