miércoles, 21 abril 2021 11:23

Los distintos tipos de pareja: ¿Cuál es el tuyo?

Como ya sabemos, en el amor no hay nada escrito. Cada pareja, como cada persona, es un mundo, por lo que nunca tenemos nada claro. Además, ahora también podemos comprender que existe más de una forma de querer. Se ha demostrado con las relaciones abiertas y también con otra serie de cuestiones.

Sin embargo, eso no quita que todos deseemos identificarnos con algo y saber en qué punto está nuestra relación, así como cómo nos sentimos, para comprender cómo somos o dentro de qué grupo estamos. Hay muchos tipos de amor, así como de parejas, aunque se puede hacer un resumen y una lista que se adapta muy bien a la realidad.

Si quieres saber más, descubre los distintos tipos de pareja: ¿Cuál es el tuyo?

Encaprichamiento y relaciones vacías, un tipo de pareja muy común

encaprichamiento pareja

Si tu pareja forma parte del grupo del encaprichamiento, la podrás reconocer por una de las características principales, la pasión. Aunque estéis juntos, nunca os termináis de conocer realmente, por lo que la intimidad nunca crece. Es decir, no sois capaces de sentiros comprometidos el uno con el otro. Este se puede dar en los comienzos o dilatarse en el tiempo.

Otro tipo de relación es aquella que se caracteriza por el amor vacío. En este caso, los miembros sí que son capaces de sentir ese compromiso el uno con el otro. Sin embargo, destaca la falta de intimidad, así como de pasión. Un ejemplo lo podemos encontrar en los matrimonios de conveniencia, cada vez más en desuso.

Por otro lado, nos encontramos las relaciones fatuas. En ellas, la intimidad de la pareja nunca termina de aparecer. Sí que hay pasión, así como compromiso. Destaca la cantidad de secretos que guardan los miembros el uno del otro. Es decir, podemos calificar la experiencia como algo unilateral, en la que no hay confianza.

Sociables y románticas, dos conceptos enfrentados

romanticos

Cuando una pareja se caracteriza por el amor sociable, destacan los sentimientos de las personas indicadas. Estos son la intimidad, así como el compromiso. Sin embargo, falta uno de los ingredientes principales para muchos: la pasión. Puede darse en relaciones muy duraderas.

Llega un punto en las relaciones en el que las relaciones sexuales terminan desapareciendo. La rutina se adueña de la vida de los miembros que componen la pareja y los actividades que comparten no avanzan más allá de las domésticas. El cariño permanece, pero el enamoramiento se ha esfumado.

En el caso del amor romántico, por el contrario, las características principales son la pasión y la intimidad. Sin embargo, observamos una gran falta de compromiso. Se da en relaciones cortas, donde la razón desaparece y nos dejamos llevar por los sentimientos. La espontaneidad es la clave.

Amor real y amistad, de los tipos de pareja más valorados

amistad pareja

El amor real es el más buscado entre los diferentes tipos de pareja. Se caracteriza por haber encontrado una relación duradera y sana donde ambos miembros se comprenden y comparten los tres ingredientes más importantes de la ecuación: la pasión, la intimidad y el compromiso.

Otra de las relaciones más buscadas es aquella basada en la amistad. Cuando compartimos momentos íntimos con el que consideramos nuestro mejor amigo, podemos pensar que contamos con una relación saludable. Aquí puede que los miembros ya tuvieran amistad de antes hasta que entre los dos surgiera el amor romántico.

Muy similares a las anteriores son las relaciones y parejas que se conocen de toda la vida. Hay ocasiones en las que la pareja se conoce de joven y termina compartiendo una vida en común. A los ojos de los demás, son ideales. Sin embargo, no están libres de las crisis o las discusiones, puede que terminen perdiendo la pasión.

Peleones o por interés, otros tipos de pareja

peleones interes pareja

Dicen que las parejas que más discuten son las que más se quieren. Sin embargo, esto no está demostrado. Sin embargo, sí es una mecánica que puede funcionar en algunos tipos de relaciones. Se caracterizan por estar discutiendo a todas horas pero sin dejar de luchar por su amor.

Aunque parezca que nadan en contra de la corriente, siempre están dispuestos a continuar en el barco. En caso de que tengas conocidos así, seguro que te suena esta definición. Para muchos puede que sea incomprensible, pero hay factores que las sostienen. Puede ser a causa de una baja autoestima o puede que haya ámbitos en los que destaquen, como las relaciones sexuales.

Otro tipo de pareja es la que está junta por interés. Aunque parezca mentira, existen muchas que se rigen bajo estos términos. El interés puede ser económico, por influencia, por poder, etc. Es una forma de entender el amor vacío, sin sentimientos de por medio.

Parejas con hobbies en común o relaciones a distancia

hobby comun

Cuando tenemos una pareja, es importante compartir momentos juntos. Por eso, las personas que tienen un hobby en común son capaces de mantener la relación viva sin apenas esfuerzo. Pueden ser envidiadas por el resto porque saben divertirse y coleccionar experiencias.

Reconocemos este tipo de relaciones porque sus miembros siempre hacen cosas juntos. Por ejemplo, si son apasionados de la fotografía, hacen sesiones, viajan para conseguir las mejores imágenes; si les gusta surfear van juntos en busca de las mejores olas, etc. Es decir, disfrutan el uno del otro.

Otro tipo de pareja es la que mantiene una relación a distancia. Se da cuando surge el amor pero las personas viven en lugares distintos. A veces, uno de los miembros termina mudándose donde el otro. En otros casos, se acaba rompiendo, pues la distancia no suele ser buena compañera.

Muy enamorados o de relación abierta, otros tipos comunes de pareja

pareja enamorados

Hay un tipo de pareja que seguro también sabrás reconocer. Sus miembros no dudan en gritarle su amor al mundo. Están juntos a todas horas y, por supuesto, también pasean su amor por cada rincón de la ciudad y lo publican en las redes sociales. Cuando salen con amigos, no se despegan el uno del otro. No soportan estar separados.

Aunque la mayoría de las parejas continúan siguiendo los preceptos clásicos, cada vez hay más que se atreven a probar otro tipo de amor y apuestan por quererse de forma libre a través de relaciones abiertas. Es decir, hay que diferenciarlas de las tradicionales.

Las parejas liberales creen que mantener la llama y la confianza pasa por conocer a más gente. Así, cada uno pone sus normas y se fija una convivencia diferente pero igual de válida. En ocasiones, se enamoran de otras personas y dan comienzo a relaciones poliamorosas, aunque no tiene por qué ser así.