domingo, 11 abril 2021 02:58

El embajador en Bosnia se suma a las vacantes por jubilación en India y Reino Unido

El embajador de España en Bosnia, José María Valdemoro Giménez, ha sido cesado por el Gobierno tras haber alcanzado la edad de jubilación, sumándose así a la lista en la que ya están las embajadas de India y Reino Unido y para las que la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, tiene que nombrar jefes de misión.

El cese de Valdemoro se acordó el martes en el Consejo de Ministros a petición de la ministra de Exteriores y se ha publicado este miércoles en el BOE. El diplomático, que fue nombrado para el puesto en mayo de 2018, cumplía este miércoles 70 años, la edad prevista de jubilación para los funcionarios.

Con él, son ya tres los embajadores que han dejado sus puestos en los últimos meses tras haber alcanzado la edad de jubilación. El primero de ellos fue el jefe de misión en India, José Ramón Barañano Fernández, quien fue cesado el pasado 27 de octubre.

El siguiente en ser cesado tras cumplir los 70 años fue el embajador en Londres, Carlos Bastarreche, el pasado 2 de febrero. Su caso es el que más polémica ha suscitado, por la importancia de la plaza que ocupaba y por las circunstancias en las que se ha producido su salida.

Bastarreche cumplió en noviembre los 70 años, alcanzando así la edad de jubilación como funcionario, pero siguió temporalmente en el cargo a la espera de que se concluyera el acuerdo entre la UE y Reino Unido para la relación futura, que se cerró el 24 de diciembre, y el posterior marco de entendimiento entre España y Reino Unido sobre Gibraltar que tiene que servir de base para un acuerdo entre la UE y Londres sobre el Peñón, sellado el 31 de diciembre.

LA VACANTE DE LONDRES, LA MÁS POLÉMICA

Su cese dejó temporalmente al frente de la Embajada al encargado de negocios, José María Fernández López de Turiso, de quien desde Exteriores se ha defendido que es “un diplomático con mucha experiencia” y por tanto plenamente capacitado para el cometido.

Desde su salida, y ante las críticas y las numerosas preguntas parlamentarias formuladas por la oposición, que ha reprochado a la ministra que no tuviera previsto con tiempo su reemplazo, el Ministerio ha insistido en que su sucesor se nombrará pronto, pero el puesto, al igual que el de Nueva Delhi, siguen vacantes hasta la fecha.

En estos términos ha vuelto a expresarse en una respuesta parlamentaria fechada el 10 de marzo a una pregunta de Cs. En ella, se insiste en que “en breve se propondrá el nombramiento del nuevo titular en esa Embajada”.

González Laya ha nombrado a varios embajadores desde que llegó al Ministerio en febrero de 2020. La ministra, según quien la conoce, se toma muy en serio estos nombramientos, analizando y hablando con los posibles candidatos.

Además, dado que una de sus grandes apuestas es aumentar la cifra de mujeres al frente de embajadas, no es descartable que alguno de los puestos vacantes sea para una diplomática, puesto que en el año que lleva en el cargo ha nombrado a once, aunque una de ellas ya era embajadora y cambió de destino.

La jefa de la diplomacia ha sacado pecho a raíz de la presentación de la ‘Guía de política exterior feminista’ del avance en esta materia ya que las mujeres suponían el 14 por ciento de los embajadores en 2020 y actualmente son el 21 por ciento. El Gobierno se ha fijado como objetivo que sean el 25 por ciento al final de la legislatura.