sábado, 17 abril 2021 22:51

España y Dinamarca refuerzan sus relaciones bilaterales y constatan su buena sintonía

España y Dinamarca han reforzado este miércoles sus relaciones bilatelares con un encuentro entre la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, que ha recibido a su homólogo danés, Jeppe Kofod, en el Palacio de Viana en el que han constatado la buena sintonía en los grandes ejes de política exterior.

Según ha informado Exteriores en un comunicado, esta visita muestra la voluntad de ambos Ministros de fortalecer las buenas relaciones bilaterales que los unen, aumentando los encuentros y contactos tanto en el seno de la UE como en el ámbito multilateral

Ambos países han reafirmado mantener buenas relaciones al ser socios europeos y aliados y compartir, además, puntos de vista en los grandes ejes de la política exterior.

Esto, según el Ministerio, convierte a los dos Estados en socios en temas como la defensa de un multilateralismo eficaz dentro de una sociedad internacional con valores compartidos o la lucha contra la pandemia del Covid-19.

Durante el encuentro, los ministros han tratado temas bilaterales como las relaciones económicas y de defensa. También han abordado la importancia del turismo, ya que España ha sido tradicionalmente el primer destino turístico de los ciudadanos daneses.

Respecto a la agenda europea, Kofod y González-Laya han coincidido en la necesidad de “relanzar” la relación de la Unión Europea con la Vecindad Sur, en el marco de la Comunicación Conjunta del Alto Representante del 9 de febrero. Asimismo, comparten el carácter estratégico del Acuerdo UE- Mercosur apoyando su firma.

Los ministros han tratado también la Conferencia sobre el Futuro de Europa y la recuperación económica como elementos clave para fortalecer a la Unión y a sus Estados Miembros.

En cuanto a la agenda internacional, ambos han intercambiado puntos de vista sobre el Mediterráneo Oriental, la situación en el Golfo de Guinea, la agenda multilateral y el Sahel. Finalmente, han coincidido en destacar la importancia de una relación transatlántica sólida, basada en intereses comunes y valores compartidos.