martes, 13 abril 2021 07:00

El proyecto de Ley de Infancia supera el debate en el Parlamento andaluz

El proyecto de Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía, elaborado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, ha superado este miércoles ante el Pleno del Parlamento el debate de totalidad, tras rechazarse la única enmienda a la totalidad que se había planteado al texto por parte del grupo Vox.

La enmienda a la totalidad de Vox ha contado con el rechazo de los otros cuatro grupos parlamentarios, esto es, PSOE-A, PP-A, Ciudadanos (Cs) y Adelante Andalucía. Una vez que ha superado el debate de totalidad, el proyecto seguirá su tramitación en la comisión de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, donde los grupos podrán plantear enmiendas parciales al texto.

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha manifestado, durante su intervención ante el Pleno del Parlamento para exponer el contenido de la ley, que esta futura norma debería ser objeto de consenso entre todos los grupos y ha lamentado que Vox, presentando una enmienda a la totalidad, de manera “incomprensible” antepone sus “intereses e ideología”.

Ha pedido a Vox que rectifique en su posición y ha querido dejar claro que si con esa enmienda pretenden decir no a su persona por su firmeza en la lucha por la igualdad o por los derechos de colectivos como Lgtbi o para erradicar la violencia de género, no se va a mover “ni un milímetro” de ahí y no va a “sucumbir a las presiones”. En su opinión, ahora se hace más necesario que nunca la moderación, el diálogo y el consenso y ahí la van a “encontrar”.

Rocío Ruiz ha calificado de “incomprensibles” los argumentos de Vox contra esta ley, que es “honesta, pionera e imprescindible”.

ARGUMENTOS DE VOX

El primer grupo en tomar la palabra tras la intervención de la consejera ha sido precisamente Vox para defender su enmienda a la totalidad. La diputada Ángela Mulas ha querido dejar claro que la infancia, la adolescencia y cada una de las familias son la esencia y pilares básicos de nuestra sociedad y que por ello consideran que debe haber sólo una ley nacional, libre de cualquier adoctrinamiento ideológico, para todo el territorio nacional, de manera que no se generen desigualdades territoriales sobre esta materia.

Ha rechazado además la creación de más órganos en la administración autonómica, como el Consejo Andaluz de Niños, Niñas y Adolescentes que plantea la ley. Ha considerado que un aspecto primordial de esta ley debería ser el apoyo a las familias, pero resulta “insuficiente” y ha indicado que se debería promover una ley de protección de la familia. Ha querido dejar claro que su partido no está pensando en intereses partidistas, sino en el interés de los menores y de sus familias.

LLAMAMIENTOS A LA “ALTURA DE MIRAS” DE LOS DIPUTADOS

En el turno de los demás grupos, la parlamentaria del PSOE-A Noemí Cruz ha comenzado afeando la ausencia de los consejeros de Educación y de Salud, Javier Imbroda y Jesús Aguirre, respectivamente, en el debate en el Pleno de esta ley cuya importancia y necesidad ha defendido teniendo en cuenta además “los datos que tenemos de pobreza infantil”, según ha abundado.

Noemí Cruz ha señalado que la Consejería de Igualdad ha traído al Parlamento “la misma ley” que planteó en 2019 el Grupo Socialista, aunque con “algunas partes mutiladas”, según ha advertido antes de sostener que “la infancia y la adolescencia tienen que estar por encima de cualquier interés partidista, y debemos empeñarnos en ello”, ha proclamado pidiendo “altura de miras” a los diputados y ofreciendo la “mano tendida” del PSOE-A.

La diputada de Cs Ana Llopis ha argumentado que “TikTok, Instagram y Whatsapp son herramientas peligrosas si no se controlan”, y ha sostenido que “esta ley es muy necesaria que salga adelante” tras apelar a que “la infancia y la adolescencia deben estar al margen de cualquier diferencia ideológica y política”.

En su alusión a Vox, Llopis le ha reprochado que “a cada norma le dan un matiz ideológico”, lo que le ha llevado a reclamarles “altura de miras y no tener intereses partidistas”, así como ha expresado que “me apena oír que se usa a la infancia”.

La parlamentaria del PP Ana Vanesa García, quien ha reivindicado que el Parlamento de Andalucía cuenta con una comisión específica sobre la infancia, ha situado la Ley de Infancia y Adolescencia, junto al también futuro proyecto de ley de Atención Infantil Temprana, como “fundamentales para la infancia andaluza”.

García ha señalado a Vox para retratar su incoherencia sobre argumentos expuestos en el pasado, por cuanto apelaron a esperar un proyecto de ley que hoy describen como “un calco de un texto del PSOE”, en que el actual proyecto de ley “es el anteproyecto que presentó el PSOE en 2019” para explicar seguidamente que “no es un calco, no existe la antigua y la nueva, es la misma”.

Por último, el diputado de Adelante Jesús Fernández ha reivindicado la importancia de la infancia entre los ejes de actuación de los parlamentarios, y la necesidad de tomar medidas que garanticen a los menores un “caldo de cultivo perfecto para que se desarrollen en armonía” y con una infancia “llena de derechos”. En esa línea, ha advertido de que, “o nos tomamos en serio la infancia o pasarán generaciones hasta que eliminemos” los “problemas estructurales” que le afectan, y ha enumerado una serie de propuestas que plantea su grupo para la ley y que espera que la Junta tenga en cuenta en la redacción final de la misma.

CONTENIDO DE LA LEY

El proyecto de Ley de Infancia y Adolescencia se compone de 141 artículos distribuidos en seis títulos, diez disposiciones adicionales, una disposición transitoria, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales.

Este proyecto de ley, según la Junta, nace con la vocación de dar voz a los niños y niñas, y adolescentes, fomentando su participación en la sociedad. Esta nueva norma plantea avances y mejoras sobre la actual Ley 1/1998, de 20 abril, de los derechos y atención al menor, y para su redacción se han tenido en cuenta los cambios sociales y la evolución de la propia sociedad durante estos más de 20 años.

La futura norma tiene como objetivo garantizar la protección a la infancia y adolescencia, atender las necesidades que ya existían y las que han surgido posteriormente, regular los derechos y deberes que asisten a las personas menores de edad y definir el ámbito competencial de la Junta en esta materia, creando escenarios para la participación infantil.

Para ello se crea un órgano de participación, el Consejo Andaluz de Niñas, Niños y Adolescentes, donde puedan expresar sus opiniones, intercambiar ideas, reflexionar sobre los problemas que les atañen, adoptar acuerdos y efectuar propuestas.

Una de las novedades más destacadas es la definición de un sistema de información e indicadores que se proyecta a partir de fuentes primarias como el sistema educativo y el de salud y que va a permitir, en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, medir y conocer el bienestar real de la infancia y adolescencia andaluzas para planificar políticas adecuadas para su desarrollo.

La nueva ley pretende ofrecer mayores garantías sociales y familiares para que su ejercicio sea real tanto en el seno de la sociedad como en el de su propia familia.

Asimismo, se regula y protege el derecho a la identidad de las personas menores de edad, y el título dedicado a la protección del menor recoge la declaración de la situación de riesgo cuyo encuadre legal está en la Ley 26/2015, de 28 de julio y que supera la ley andaluza de 1998. La declaración de una situación de desamparo y, en consecuencia, la asunción de la tutela responderá a la instrucción de un procedimiento administrativo reglado.

La Consejería dispondrá un Plan de Infancia y Adolescencia de cuatro años de duración que determine las políticas públicas para lograr el bienestar y calidad de vida de niños y adolescentes.