miércoles, 21 abril 2021 07:08

Las declaraciones de ex altos cargos del PP concluyen hoy con Rato y Trillo

Las declaraciones de los ex altos cargos del PP citados como testigos en el juicio por el presunto pago de la reforma de la sede nacional de la formación política con dinero de la caja ‘b’ concluyen este jueves con las comparecencias de los exministros Rodrigo Rato y Federico Trillo.

Ambos evitarán desplazarse hasta la sede judicial, ya que declararán ante el tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional por videoconferencia, al igual que han hecho los exsecretarios generales del PP Javier Arenas y María Dolores de Cospedal, el exministro José María Michavila, el expresidente del Senado Pio García Escudero y los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy.

Precisamente los que fueran jefes del Ejecutivo y líderes del PP han dado el relevo a Rato –condenado por el uso fraudulento de las tarjetas ‘black’ y a quien la Fiscalía Anticorrupción recientemente ha pedido 70 años de prisión por el origen presuntamente ilícito de su patrimonio– y Trillo, que comparecen justo un día después que ellos.

Rato y Trillo fueron unas de las personas señaladas por el extesorero del PP Luis Bárcenas en una carta remitida a la Fiscalía Anticorrupción en la que aseguró que varios ex altos cargos del PP cobraron “complementos salariales” procedentes de la caja ‘b’. También incluyó en esta lista al expresidente Rajoy; a los exsecratarios generales María Dolores Cospedal, Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes; el expresidente del Senado Pio García Escudero y el exdiputado ‘popular’ Jaime Ignacio del Burgo.

El tribunal también tiene previsto escuchar este jueves a director del diario ‘El País’ Javier Moreno Barber; el exdiputado Carlos Mantilla Rodríguez; Jaime Colomar Porcel; y el ex secretario de Organización del PP de Galicia y ‘números dos’ de la trama Gürtel, Pablo Crespo, que comparecerá por videoconferencia desde el centro penitenciario en la que cumple condena por la red corrupta.