martes, 13 abril 2021 06:09

El tiempo seguirá estable pero con un gran contraste térmico

El tiempo anticiclónico que está marcando la primera mitad de la semana proporciona tiempo estable pero también “fuertes contrastes de temperatura” entre el día y la noche, es decir, una “gran amplitud térmica“, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Este jueves la situación seguirá de la misma manera, con cielos en general despejados. No obstante espera que aumente la nubosidad por el noroeste y por el Cantábrico donde se espera alguna lluvia débil y habrá nubes bajas en zonas costeras del Mediterráneo y del Golfo de Cádiz.

En cuanto a las temperaturas mínimas, ha indicado que subirán, de modo que este jueves las heladas prácticamente desaparecerán y las máximas en general no variarán demasiado, aunque pueden registrarse ligeras bajadas en el norte de Castilla y León y subidas en el sureste peninsular.

De nuevo, ha añadido que “un día más” se superarán los 20ºC en numerosos puntos e incluso los 25ºC en puntos de la mitad sur, mientras que las temperaturas mínimas el jueves serán normales para la época. Así, ha señalado que las diurnas serán las propias de comienzos de mayo más que de finales de marzo. En Canarias seguirá la calima y soplarán un día más los vientos del sureste intensos.

Respecto al fin de semana, Del Campo ha pronosticado que se mantendrá el tiempo anticiclónico y los cielos poco nubosos o despejados en la mayor parte del país aunque “con algunos matices”, ya que el extremo de un sistema frontal cubrirá los cielos del extremo norte y dará lugar a precipitaciones “mayoritariamente débiles” en el Cantábrico el viernes por la tarde y primera mitad del sábado.

Estos días, el viernes, sábado y el domingo, espera que haya nubes de evolución diurna que en los Pirineos y en el entorno del sistema Ibérico puedan desembocar en chaparrones primaverales acompañados de tormenta, aunque en general serán de carácter débil. Del mismo modo pueden producirse chaparrones en otros puntos del interior, especialmente el domingo.

Por otro lado, a lo largo del fin de semana se formará una borrasca en el entorno de Canarias que posiblemente deje precipitaciones en las islas occidentales y el portavoz no descarta que algunas de ellas, además puedan ser intensas.

“Precaución en el archipiélago, donde además podría persistir la calima y registrarse de nuevo rachas intensas de viento”, ha comentado.

En cuanto a las temperaturas de este viernes, prevé que seguirá el ambiente fresco a primeras horas del día y el ambiente templado por la tarde, con una ligera bajada de los termómetros el viernes en el noroeste y el sábado en el Mediterráneo, aunque ascenderán en el resto. El domingo en la mitad norte la subida de las temperaturas será notable.

En general, prevé que el fin de semana se superen los 20ºC de máxima en amplias zonas y el domingo se rozarán los 25ºC en el interior de Galicia, valle del Ebro, puntos de Extremadura y Andalucía.

De hecho, ha subrayado que en el valle del Guadalquivir, tanto el sábado como el domingo se alcanzarán probablemente los 27 o 28ºC en ciudades como Córdoba o Sevilla.

Finalmente, ha adelantado que “con algo de incertidumbre”, las temperaturas incluso podrán subir un poco más a comienzos de la próxima semana y a partir de mediados de la próxima semana, aunque con menor fiabilidad en el pronóstico, algunos escenarios apuntan a la posibilidad de que llegue una borrasca por el norte peninsular que podría dar lugar a precipitaciones, sobre todo en el tercio norte. En todo caso, ha dicho que no parece que vayan a alcanzar intensidades importantes.