domingo, 18 abril 2021 09:01

Los hosteleros navarros consideran “terrible” el cierre de interiores para Semana Santa

La Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra (AEHN) ha considerado “terrible” y “fulminante” para el sector la decisión del Gobierno foral de cerrar el interior de la hostelería desde la próxima semana ante el aumento de contagios de Covid-19 y no descarta recurrir la medida en los tribunales.

Así lo ha señalado, la presidenta de la asociación, Ana Beriáin, quien ha reconocido que el anuncio realizado este viernes por el Ejecutivo ha supuesto un “jarro de agua fría” para todo el sector, ya que pensaban que iban a poder mantener un aforo del 30% en interiores para los días de Semana Santa.

“La valoración es terrible, estamos hablando de que en el año 2020 se han perdido más de 400 millones de facturación”, ha remarcado la presidenta de AEHN.

En este sentido, Beriáin ha agradecido las ayudas impulsadas por el Gobierno foral para el sector y ha reconocido que Navarra es de las comunidades donde “más ayudas hemos tenido a nivel nacional”, pero ha advertido de que “sólo suponen el 10-15 por ciento de los 400 millones de pérdidas” en la hostelería.

Según ha indicado, los días de Semana Santa “podían haber sido un empujón” para la hostelería tras las restricciones que ha habido en los tres primeros meses de este año y ha lamentado que el Gobierno foral haya decidido finalmente volver a cerrar los interiores.

“En un año normal la Semana Santa supone el 12-13% de la facturación, pero una vez más nos cierran, para nosotros es terrible y fulminante“, ha lamentado Beriáin, quien ha explicado que esta tarde mantendrán una reunión con representantes del Gobierno foral.

Tras señalar que desde la asociación no descartan recurrir la medida de cierre de los interiores en los tribunales, la representante de AEHN ha lamentado que “siempre que hay un aumento de casos se tomen decisiones” en relación a la hostelería. Y ha censurado que “lo más fácil sea decretazo, cerrar y punto” en vez de buscar otras alternativas. “Después de un año no hemos avanzado”, ha criticado.

Además, ha expresado su queja “más rotunda” por “lo mal que se está llevando el tema de la vacunación”, ya que mientras que “en países como Estados Unidos y Reino Unido están casi al 50%, Europa está como está”.

“La esperanza que tenemos es deprimente porque está claro que no vamos a llegar a vacunar a la población de aquí al verano. ¿Qué va a pasar cuando llegue julio o agosto?”, ha planteado, para censurar que “llevamos un año abriendo, cerrando, y sin llegar ni al 50% de aforo en interiores nos vuelven a cerrar”.

Ana Beriáin ha vuelto a reclamar al Gobierno de Navarra un plan de viabilidad para el sector en el que se estudien, por ejemplo, temas como la calidad de aire en interiores para que “no haya necesidad de volver a cerrar”. “Estamos pidiendo que se avance en el tema de los interiores, de la calidad del aire, de aplicar la tecnología”, ha agregado.

UNA SITUACIÓN “CADA VEZ MÁS DESESPERADA”

Por su parte, la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (ANAPEH) también ha sido crítica con la decisión de cerrar los interiores y ha lamentado que “una vez más la hostelería paga con un nuevo cierre que nos pone en una situación cada vez más desesperada”. “No por esperada es menos traumática, por lo que la noticia ha caído como una bomba”, ha asegurado.

Desde la asociación han recordado que hace unas semanas realizaron una encuesta a las empresas asociadas, en la que más de 60 hosteleros respondían a diferentes preguntas, una de ellas si podrían afrontar un nuevo cierre. Y han remarcado que “las respuestas indicaron que muchos locales se verían abocados al cierre definitivo”. “Sólo siete de las 60 respuestas dijeron que creían ser capaces de mantenerse, frente a 53 que aseguraron que su negocio desaparecería. Un panorama desolador”, han señalado.

En esta línea, ANAPEH ha advertido de que “cada cierre supone sumar pérdidas, más y más con cada nuevo cierre”. “Supone nuevos puestos de trabajo perdidos, más gente a los ERTES y al paro, más familias que ven como negocios en los que han trabajado toda la vida y en los que han puesto todo su esfuerzo y dedicación se van a pique”, ha agregado.

A juicio de la asociación “sólo nos queda esperar que quienes decretan nuestro cierre sean conscientes de que la nueva línea de ayudas que se está tramitando en este momento ya se ha quedado corta”.