domingo, 11 abril 2021 05:51

Iglesias reivindica sus logros en el Gobierno de coalición

El aún vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha reivindicado el papel de Unidas Podemos para desplegar conquistas del Gobierno de coalición, pese a las limitaciones que le confiere ser el socio minoritario, y el fraguar una mayoría parlamentaria progresista en el Congreso.

Además, ha explicado que en “política hay que ser capaz de comprender cuándo toca dejar paso a nuevos liderazgos”, que se han consolidado con su labor en el Ejecutivo, citando el caso de las ministras Yolanda Díaz (Trabajo) e Irene Montero (Igualdad), junto a la secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra, quien le reemplazará al frente del Ministerio de Derechos Sociales.

Especialmente se ha referido al caso de Díaz, a quien ha propuesto como próxima candidata de Unidas Podemos a las elecciones generales, dado que puede ser “la próxima presidenta” del Gobierno después de demostrar que “ya es la mejor ministra de Trabajo de la historia”.

EL GOBIERNO DE COALICIÓN ES UN “ÉXITO EN SÍ MISMO”

Durante la intervención en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, que se produce a escasos días de dejar el Ejecutivo para ser candidato a las elecciones madrileñas, Iglesias ha asegurado que el haber conformado un Ejecutivo de coalición con el PSOE es un “éxito en sí mismo” de su espacio político, al “quebrar una cláusula de exclusión no escrita”.

Y es que, pese a esas dificultades, han logrado romper con el bipartidismo, una opción que no secundan millones de españoles, y acabar con una tradición de gobiernos “monocolor” en los ejecutivos de ámbito estatal, demostrando que los ejecutivos compartidos gestionan “mejor”. “Ha llegado una nueva cultura política para quedarse”, ha defendido.

También ha enfatizado logros de Unidas Podemos como limitar la publicidad de las casas de apuestas, revertir “recortes” en Dependencia que infringió el PP e impulsar la ley del ‘Solo sí es sí’, frenar los desahucios de población vulnerable durante el estado de alarma o aprobar el Ingreso Mínimo Vital, que algunos decían que no se puede poner en marcha y ahora “pelearán” dentro del Gobierno para mejorarlo.

“LA COALICIÓN HA MERECIDO LA PENA”

También ha reivindicado su papel para desplegar 7.000 millones de euros en ayudas directas a pymes y autónomos, que fue también “difícil” dado que la propuesta inicial era de 2.000 millones y sin Unidas Podemos en el Gobierno no se habría alcanzado esa cifra. También ha destacado su impulso de cara a revalorizar las pensiones al IPC.

“No tengo dudas de que un gobierno podría haberlo hecho mejor o más rápido”, ha apuntado Iglesias para indicar que, sin caer en la “autocomplaciencia”, el esfuerzo “claro que ha merecido la pena”.

“Cada medida que hemos logrado sacar adelante en el gobierno expresa los límites de lo que se puede hacer con una correlación de fuerzas en la que somos el socio minoritario en el Gobierno, pero también desmiente a aquellos que siempre decían que no se podía hacer mejor”, ha desgranado el vicepresidente segundo.

SU APUESTA POR EL BLOQUE DE INVESTIDURA SE HA CONSOLIDADO

Pero también ha destacado la capacidad de su espacio político para “construir una mayoría parlamentaria progresista, que es histórica” y evidencia que el “modelo de la derecha centralista” es minoritaria. Por tanto, han consolidado su apuesta por esa correlación de fuerzas, frente a los que no lo veían posible, porque solo esa “mayoría progresista y plurinacional” da “estabilidad al país.

El resultado más tangible son unos Presupuestos Generales del Estado que, entre otros aspectos, suben el impuesto de sociedades para grandes grupos empresariales y el IRPF para grandes fortunas mientras aumentan en 3.500 millones de euros la inversión en sanidad o 2.000 millones en políticas activas de empleo.

“Unos presupuestos así difícilmente podrían imaginarse con otra mayoría parlamentaria y debemos sentirnos muy orgullosos de haber conseguido articularla”, ha concluido para dejar claro que el haber recurrido a quienes posibilidad gobiernos con la “extrema derecha”, en referencia a Ciudadanos, no habría generado unas cuentas públicas “dignas”.