lunes, 19 abril 2021 01:07

ProFuturo y Wayra premian a dos startups que llevan electricidad y conectividad a escuelas remotas

La startup colombiana TOMi y la francesa Moon han ganado la II convocatoria global para emprendedores lanzada por ProFuturo, el programa de educación digital impulsado por Fundación Telefónica y Fundación ‘la Caixa’, y Wayra, el hub de innovación abierta de Telefónica.

Sus proyectos innovadores apuestan por soluciones de inclusión energética y digital para que los alumnos que estudian en escuelas ubicadas en zonas remotas puedan acceder a recursos educativos digitales, como detallan en un comunicado.

ProFuturo, que busca reducir la brecha educativa en el mundo llevando educación digital de calidad a niños y niñas que viven en entornos vulnerables de Latinoamérica, el Caribe, África y Asia, en ocasiones implementa su programa en escuelas que no tienen acceso a la red eléctrica ni a Internet. Para mejorar la respuesta que da en estas situaciones, buscará vías de colaboración con TOMi y Moon.

Según un informe publicado el pasado septiembre por UNESCO, UNICEF y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), un 46,4 por ciento de la población mundial no tiene conexión a Internet. En paralelo, 789 millones de personas en el mundo aún viven sin electricidad de acuerdo a los últimos datos del Banco Mundial.

En este contexto, la startup francesa Moon propone una solución para poblaciones de bajos recursos y sin conexión a la red eléctrica que consiste en un kit solar fotovoltáico y un teléfono móvil inteligente. El dispositivo móvil tiene instaladas una selección de aplicaciones de bajo consumo de datos, que además pueden utilizarse offline, que dan acceso a servicios digitales, entre ellos a recursos educativos de la Khan Academy o la biblioteca virtual YouScribe.

El kit incluye un panel solar, que se conecta a una batería con la que se puede cargar el teléfono y 3 lámparas LED. El proyecto, que se implementa en el sur de Senegal, buscar contribuir a la inclusión energética, digital y financiera de 1 millón de africanos en 2023.

Por su parte, TOMi ha desarrollado una plataforma digital que permite a los docentes crear clases interactivas virtuales a partir de actividades y contenidos de un banco abierto de recursos educativos, e impartirlas a sus alumnos en las escuelas, aunque estas no tengan Internet. Para ello, ha creado un dispositivo electrónico inalámbrico que permite simular una red wifi en el aula a la que los alumnos sincronizan sus ordenadores, tablets o teléfonos.

En este entorno virtual los estudiantes pueden interactuar entre ellos y competir en la resolución de ejercicios que les plantea el docente de forma divertida a través de sopas de letras, preguntas de selección múltiple o actividades de asociar conceptos. El dispositivo también permite acceder a los contenidos de la plataforma proyectándolos sobre una pizarra o pared ya que tiene un sensor que convierte cualquier superficie en una pantalla táctil.

De esta manera, los estudiantes que no tienen ordenador, tablet o smartphone pueden participar igualmente en las clases. La solución digital de TOMi se usa ya en 200 ciudades de 10 países de Latinoamérica.

La convocatoria de esta edición recibió 26 propuestas de España, Francia, Reino Unido, Colombia, México, Senegal, Guinea Ecuatorial y Uganda. Entre las iniciativas finalistas destacan proyectos que utilizan la gamificación y el entrenamiento mental para apoyar el aprendizaje de asignaturas como las matemáticas, la ortografía o las ciencias, y para mejorar la comprensión lectora La mayoría de ellas ofrece un aprendizaje adaptativo a los estudiantes y permite que los profesores monitoreen su desempeño. Algunas propuestas van dirigidas también a la formación docente.

Esta es la segunda vez que ProFuturo y Wayra lanzan una convocatoria para identificar proyectos innovadores que contribuyan a hacer frente a los retos tecnológicos y educativos que enfrenta el programa de Fundación Telefónica y Fundación ‘la Caixa’ en los entornos vulnerables de los 40 países en los que opera.