lunes, 19 abril 2021 16:35

En moto por el arcén, con guantes por carretera y conectados al móvil

Parece que desde la DGT se van escuchando las reivindicaciones que desde hace 
tiempo plantea el colectivo de las motos para que su circulación resulte más segura. 
Durante este año 2021 se implantan nuevas medidas en circulación que afectan a las 
motos y que, sin duda, ayudarán a reducir la siniestralidad, algo que sigue creciendo 
cada año según se va incrementando el uso de la moto, sobre todo en las grandes 
ciudades con la posibilidad de conducir una moto hasta 125 cc con el carnet B de 
coche, lo que también está provocando que muchos de estos nuevos usuarios decidan 
mantenerse en una forma de desplazamiento que ofrece ventajas como la de reducir el 
tiempo de traslado, reducir el consumo de combustible, reducir el nivel de 
contaminación y, además, facilitar el aparcamiento en la ciudad. 
 

Por el arcén a 40 km/h 

Entre estas nuevas medidas destacamos tres que, sin duda, ayudaran a facilitar la 
circulación de las motos por la ciudad y fuera de ella. Una de las más demandadas ha 
sido la posibilidad de poder circular por el arcén cuando la circulación esté 
congestionada, eso sí, haciéndolo a una velocidad máxima de 40 km/h. Esta posibilidad 
permitirá que las motos dejen de circular entre los vehículos congestionados donde, en 
muchas ocasiones, no hay suficiente espacio para pasar y se provocan situaciones 
incómodas entre los conductores, bien por roces entre vehículos o bien por roturas de 
retrovisores, algo más habitual de lo que se piensa. También se advierte en cuanto a 
circular las motos por el arcén (cuando esté permitido) que los que sobrepasen la 
velocidad máxima de 40 km/h podrán ser sancionados con multas de 200 euros. 
 
Sin duda, esta medida es bien recibida por el colectivo de motos, ya que es una 
práctica habitual en la ciudad cuando existe una congestión en la circulación, pero 
siempre expuestos a ser multados por utilizar el arcén.

Con guantes en carretera 

Otra de las medidas importantes adoptadas por la DGT para 2021 en el uso de la 
motocicleta es la obligatoriedad de utilizar guantes cuando se circula por carretera. 
Esto quiere decir que, de momento, para ir en moto por la ciudad sigue estando 
permitido no llevar guantes.  
 
En caso de caída en moto, instintivamente lo primero que se hace es poner las manos 
en el suelo, lo que provoca importantes daños si no se llevan bien protegidas con unos 
guantes, a ser posible especiales para moto. Pero esto puede ocurrir en cualquier lugar, 
tanto en carretera como en la ciudad, por lo que sería conveniente que la medida se 
aplicase para el uso general de la motocicleta, aunque, seguramente, en este sentido
habrá tenido mucho que ver la posibilidad que existe de poder alquilar un scooter, la
mayoría eléctricos, en las ciudades, en los que está disponible el casco para los
ocupantes, pero sería complicado poner también a su disposición unos guantes
adecuados.

Conectados al móvil

Entre las tres medidas destacadas también está la de poder utilizar los
intercomunicadores, que permiten tener al piloto conectado con su Smartphone a
través del casco con un sistema de micrófono y auriculares integrados, o comunicarse
con su acompañante. En este caso, los intercomunicadores se llevan utilizando desde
hace tiempo, pero se encontraban en un vacío legal que permitía poder sancionar al
usuario si la autoridad competente lo consideraba oportuno.
El uso de este tipo de sistemas permite utilizar el móvil sin necesidad de detenerse o
de quitarse el casco, lo que en ocasiones puede significar una ayuda añadida a la
seguridad si se produce un accidente dando la posibilidad al piloto de solicitar ayuda
inmediata (por ejemplo).
El airbag ¿obligatorio?
Recientemente, y promocionado por la DGT, se habló de la necesidad de utilizar un
sistema de airbag en moto, incluso de hacerlo obligatorio, algo que por parte de las
asociaciones de motoristas no parece una buena idea, ya que, de momento, estos
sistemas resultan caros y supondría un importante desembolso para el usuario. Eso sí,
existen empresas que ya comercializan varios tipos de airbag –externos o incluidos en
las chaquetas-, para que el que pueda permitírselo lo utilice con el fin de incrementar
su seguridad. Pero como se está reivindicando, sería más necesario abordar otro tipo
de soluciones para mejorar la seguridad en moto, como es la mejora de los
guardarraíles –siempre polémicos y perjudiciales para el motorista-, el buen
mantenimiento de las carreteras, o la recomendación de ir siempre bien equipado
cuando se circula en moto.