viernes, 23 abril 2021 04:10

La Junta de Andalucía se personará como acusación en todos los delitos de odio que se produzcan en la región

El director general de Violencia de Género, Igualdad de Trato y Diversidad de la Junta de Andalucía, Ángel Mora, ha anunciado este martes que el Ejecutivo autonómico se personará como acusación particular en todos los delitos de odio del artículo 510 del Código Penal, entre los que se encuentran, ha indicado, los de orientación sexual e identidad de género.

En rueda de prensa en Marbella (Málaga), para presentar junto a la presidenta de la Asociación de Familias de Menores Transexuales de Andalucía Chrysallis, María José Márquez, el Día Internacional de la Visibilidad Trans, que se celebra este miércoles por primera vez, Mora ha señalado que la medida la ha aprobado este martes el Consejo de Gobierno de la Junta.

“La administración tiene que estar siempre al lado de la víctima y señalando al agresor. En una sociedad sana, del siglo XXI, la administración siempre tiene que estar al lado de las personas más vulnerables”, ha apuntado.

Ha señalado que los delitos de odio se han incrementado en los últimos años en Andalucía y en el resto de España, apuntando que los realizados contra las personas LGTBI “se han incrementado un 6,8 por ciento”. “Vamos para atrás. Si no paramos esta situación, y aquí la administración tiene mucho que decir, no sabemos dónde vamos a llegar”, ha agregado.

Mora ha destacado que este martes es un “día histórico” para Andalucía porque la Junta visibilizará este miércoles por primera vez de forma institucional al colectivo transexual y porque el Gobierno regional se personará en los delitos de odio que se produzcan en la comunidad. “Son hitos que, por suerte, van a ir unidos y nunca vamos a olvidar”, ha apuntado.

En concreto, el Consejo de Gobierno ha acordado instar a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación a adoptar las medidas necesarias para que la Junta de Andalucía pueda personarse de oficio en los procedimientos sobre delitos de odio.

El Ejecutivo andaluz considera necesario incorporar con carácter inmediato un instrumento de protección a las víctimas de estas conductas ante el incremento de los delitos y discursos de odio basados en la intolerancia hacia diversos colectivos por razón de ideología, religión, origen, etnia, género, orientación sexual o discapacidad.

La Junta de Andalucía entiende que es “inaplazable” incorporar medidas que contribuyan a la persecución de estas vulneraciones y a la protección de las víctimas, con el fin último de prevenir el incremento de estas acciones delictivas y su erradicación.

Por este motivo, estima pertinente que la Consejería de Igualdad pueda personarse de oficio en aquellos procedimientos a los que se refiere el artículo 510 y 510 bis del Código Penal.

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) considera que los delitos de odio no solo vulneran los derechos humanos, sino que también pueden desembocar en conflictos y violencia a mayor escala.

No obstante, y a pesar de los avances normativos y sociales en la prevención, registro e investigación, estas infracciones aumentaron en España un 6,8 por ciento en 2019 respecto al año 2018, tal y como constata un informe del Ministerio de Interior sobre la evolución de los delitos de odio.

Los delitos motivados por racismo y xenofobia fueron los que más se incrementaron, un 20,9 por ciento con respecto a 2018, seguidos de aquellos motivados por razón de orientación sexual e identidad de género (un 8,6 por ciento más).

El informe llamaba además la atención sobre el significativo incremento de las amenazas, injurias y discriminación a través de internet y las redes sociales, vías que intensifican de forma exponencial el daño producido a las víctimas.

En este sentido, diversos organismos y entidades internacionales y nacionales han detectado durante la crisis sanitaria originada por el coronavirus un incremento de los mensajes, expresiones y acciones que promueven o justifican la discriminación y el odio basado en la intolerancia hacia determinados colectivos por razón de su ideología, religión o creencias, origen, etnia, raza o nación, sexo, género, situación familiar, orientación e identidad sexual, enfermedad o discapacidad, y que suponen un avance muy reprobable en los discursos y delitos de odio.

PLATAFORMAS DE INTERCAMBIO DE VÍDEOS Y REDES SOCIALES

En Andalucía, el Consejo Audiovisual ha alertado recientemente de esta situación en su ‘Informe sobre la difusión online de contenidos audiovisuales que albergan elementos compatibles con el discurso de odio, en el contexto de la pandemia de la COVID-19’, en el que avisa ya de la presencia y la gran capacidad de propagación del discurso de odio en las plataformas de intercambio de vídeos y en las redes sociales.

El documento constata que se trata de mensajes tendentes a presentar informaciones sesgadas, estereotipadas en identificaciones entre colectivos desfavorecidos o etnias y la propagación de los contagios.

Los expertos los vinculan con “el preocupante contexto económico que está dejando la crisis del coronavirus y, por otro, la potencia que han adquirido los discursos del odio desde hace algunos años”.

Por otra parte, este informe indica que “la propagación del discurso de odio en las redes, sus posibilidades de multiplicación, expansión y diseminación, así como la transnacionalidad de este fenómeno, dibujan un panorama donde resulta difícil legislar y establecer un control”, especialmente dada la sensación de impunidad y exención de responsabilidades que favorece el entorno virtual al contribuir a su propagación.

Los expertos llaman además la atención acerca de que los menores de edad constituyeron el 6,7 por ciento del conjunto de las víctimas de delitos de odio en 2019, según los datos de Interior.

Los hechos relativos a las victimizaciones en ese tramo de edad se producen sobre todo por racismo y/o xenofobia y orientación sexual e identidad de género.

En la misma línea, el informe del Consejo Audiovisual de Andalucía ha alertado sobre los mensajes contenidos en documentos audiovisuales y textos descriptivos, así como en hilos escritos, que tienen como protagonistas a los menores extranjeros no acompañados (Menas).

CONMEMORACIÓN DEL DÍA DE LA VISIBILIDAD TRANS

Por otro lado, ha subrayado que la celebración del Día Internacional de la Visibilidad Trans es la primera campaña que conmemora uno de los días más significativos del colectivo LGTBI de Andalucía y que la comunidad autónoma fue pionera al aprobar en 2014 la primera ley trans en defensa de los derechos de todas las personas trans.

“Hemos sido los pioneros. Algo que ahora se discute a nivel nacional, hace siete años que lo tenemos muy superado en nuestra comunidad autónoma”, ha apuntado Mora, al tiempo que ha destacado que Andalucía cuenta con una de las primeras leyes, aprobada en 2017, en defensa de los derechos del colectivo LGTBI y sus familiares.

“En Andalucía tenemos varios récord de los que estar orgullosos, sobre todo en estos momentos de peleas de reivindicar unos derechos que tenemos todos al nacer y que, ahora mismo, hay grupos que los cuestionan”, ha añadido.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Familias de Menores Transexuales de Andalucía Chrysallis, María José Márquez, ha señalado que “es emocionante que, a nivel institucional, se dé visibilidad a la bandera trans y a este Día Internacional porque lo que no se conoce no existe”.

“Antes de conocer esta realidad, se pensaba que las personas trans existen antes de los 18 años. Pero la identidad sexual surge mucho antes. Nuestros menores tienen que manifestarlo al mundo y donde primero lo tienen que decir es en sus casas, en sus familias. Ahí tenemos que empezar a acompañarles en su camino”, ha apuntado.