miércoles, 21 abril 2021 04:35

Los Oficios de Semana Santa en Valencia presididos por el cardenal son presenciales y se retransmiten por Youtube

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, preside esta semana los Oficios de Semana Santa que se celebran en la Catedral, con presencia de fieles que permita el aforo y “cumpliendo todas las medidas establecidas frente a la pandemia”. Además, este año se retransmitirán también por el canal Youtube de la Seo, según han informado fuentes del Arzobispado.

De este modo, esta Semana Santa los fieles pueden asistir de forma presencial a los Oficios en sus parroquias, y también en la Catedral, respetando las medidas por la pandemia y las indicaciones establecidas por la delegación diocesana de Liturgia a partir de la nota emitida por la Conferencia Episcopal Española.

Asimismo, para facilitar la participación de las personas enfermas y mayores, y también para poder cumplir las restricciones de aforo limitado posibilitando el seguimiento de las celebraciones desde los hogares, el canal Youtube de la Catedral retransmite en directo los Oficios de Semana Santa.

Así, este Miércoles Santo, 31 de marzo, el Arzobispo oficia la Misa Crismal a las 11 horas, en la Catedral. El Jueves Santo, 1 de abril, habrá Laudes a las 10.30 horas y por la tarde, a las 19 horas, Misa de la Cena del Señor, presidida por el Cardenal.

El Viernes Santo, 2 de abril, a las 10.30 horas será el Oficio de Lecturas y Laudes; a las 12 horas, el Vía Crucis solemne por el interior de la Seo; y a las 18 horas, los Oficios de la Pasión del Señor.

El Sábado Santo, 3 de abril, Oficio de Lecturas y Laudes, a las 10.30 horas, y por la tarde, a las 18 horas, la Solemne Vigilia Pascual. Por último, el Domingo de Resurrección, 4 de abril, se celebrarán a las 9.30 horas los Laudes y la Santa Misa.

Por su lado, la Basílica de la Virgen de los Desamparados acogerá el Jueves Santo una única misa, la de la Cena del Señor, a las 18.30 horas; el Viernes Santo, a las 12 horas, la “Via Matris Dolorosae” (Camino de la Madre); y el Sábado Santo, a las 12 horas, el “Planctus Mariae” (Hora de la Madre). El Domingo de Resurrección tendrán lugar las misas en horario habitual.

En la Semana Santa, la Basílica permanecerá abierta y se mantendrá el servicio de confesiones según el horario de costumbre. Los Oficios de la Basílica serán cantados, en polifonía y gregoriano, por la Escolanía de la Virgen y la Schola Gregoriana Laetentur. Todas las celebraciones se desarrollarán en el templo mariano cumpliendo las medidas sanitarias establecidas por la pandemia.

El documento elaborado por la delegación diocesana de Liturgia del Arzobispado propone orientaciones de carácter general e indicaciones específicas para cada día de la Semana Santa. En particular, se evitan los actos religiosos en la vía pública y los ritos que supongan riesgo sanitario, como tocar imágenes o el tradicional lavatorio de pies.

Para poder participar presencialmente en los actos se aconseja multiplicar la frecuencia de celebraciones, donde sea necesario, para que el aforo no impida asistir a los fieles.

Con carácter general, “siempre que sea posible, desde un discernimiento responsable de cada fiel, se recomienda la participación presencial en la celebración” pero las personas que “por razón de edad, enfermedad o de prudencia sanitaria, no puedan participar presencialmente” podrán seguirlas por los medios de comunicación o por las redes sociales, apuntan desde la delegación diocesana.

En todos los templos se debe mantener el aforo permitido – actualmente del 50% -, debe garantizarse la suficiente ventilación y la distancia social. Los fieles y los ministros deben hacer uso de la mascarilla y del gel hidroalcohólico. En todo caso “debe regir siempre el principio de prudencia, gracias al cual, en nuestras parroquias prácticamente no ha habido focos de transmisión de la enfermedad”, destacan.

Además, se debe reducir al mínimo necesario el número de ministros que interviene, el canto se realiza con las medidas de precaución adecuadas con mascarilla y distancia de seguridad y se recomienda no distribuir folletos en papel.

En cuanto a actos de religiosidad popular, los párrocos o consiliarios, en colaboración con asociaciones de fieles, cofradías y hermandades, organizarán las celebraciones oportunas, siempre dentro del templo, con la debida prudencia en cuanto al aforo.

Estas orientaciones podrán ser actualizadas en función de la evolución de la pandemia y las restricciones señaladas por la autoridad civil, según las mismas fuentes.