lunes, 19 abril 2021 13:57

Vídeo: Iglesias se encara con unos neonazis en Coslada y saca tajada política

Pablo Iglesias era el hombre del día: hoy se consumaba el fin de su periplo en el Gobierno, dejando la cartera del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda​ 2030 a Ione Belarra y la vicepresidencia segunda a Nadia Calviño. Ya en su papel de candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, el líder de Unidas Podemos se ha trasladado a Coslada para visitar una de las sedes relacionadas con el partido, que había sufrido diversos actos vandálicos durante el fin de semana por parte de grupos de neonazis, según la denuncia pública que hicieron en las redes sociales. Pero la visita se ha encontrado con un grupete de cuatro individuos que lo ha recibido a grito de ‘Fuera la casta de nuestros barrios’ e ‘Izquierda y derecha, sois la misma mierda’.

Pablo Iglesias no ha dudado en acercarse a los jóvenes y plantarles cara. En los múltiples vídeos difundidos, no se llega a escuchar qué les ha podido decir, pero el gesto le ha valido un match para mostrarse a un electorado como el político que no tiene miedo a los fascistas y neonazis. A ello ha ayudado, y mucho, la difusión que se ha producido de la confrontación tanto en los medios nacionales (al fin y al cabo es Iglesias) como en los propios círculos de Unidas Podemos, que no han tardado en moverlo en sus respectivos canales internos para amplificación del gesto ‘heroico’ de su líder.

Captura del canal de difusión de los contenidos que publica Pablo Echenique en sus redes sociales
Captura del canal de difusión de los contenidos que publica Pablo Echenique en sus redes sociales

PODEMOS SE VUELCA EN ENSALZAR EL VALOR DE IGLESIAS TRAS EL VÍDEO

La primera que ha dado publicidad a la acción de Pablo Iglesias con los jóvenes que le acusaban de casta -después de que esta semana se conociera el patrimonio del político e Irene Montero-, ha sido Isa Serra, presente en el momento de los hechos y que ha iniciado esa ola de oda al valor de Iglesias que ha seguido la formación.

“Hoy un grupo de violentos de ultraderecha han venido a tratar de amedrentarnos en un acto público con una asociación de [email protected] de Coslada. No vamos a aceptar ningún tipo de amenaza. Gracias [email protected] de Coslada.”, publicaba la segunda de la lista de Podemos en Madrid.

Posteriormente, varios de los asistentes a la reunión vecinal se acercan a los cuatro increpantes para hacer lo mismo, pero con sus consignas: ‘Sí se puede’ o ‘Venís a provocar’. Gesto que la propia Serra ha agradecido en el mismo mensaje que condena el acto contra su líder.

VALIENTE, CON ESCOLTA

El candidato de Podemos ha sido protegido en todo momento por una escolta de paisanos. Posteriormente, agentes de Policía Nacional acudieron al lugar y separaron a los grupos enfrentados con soflamas.

Los cuatro neonazis a los que se ha enfrentado Pablo Iglesias pertenecen a grupos como ‘San Blas Crew’, ‘Bastión Frontal’, ‘La Conquista del Estado’ o ‘Juventudes Canillejas’. Desde sus perfiles sociales han ‘reivindicado’ el acto, al igual que lo han hecho desde perfiles de la ultraderecha.

Todos los primeros espadas de Unidas Podemos han condenado el ‘acoso’ en una plaza de Coslada a Pablo Iglesias por los cuatro integrantes de estos grupos radicales. Todos han coincidido en señalar que la acción de Iglesias ha sido valiente, al igual que la de los vecinos que han respondido a los jóvenes hasta la llegada de los agentes de Policía Nacional.

CUATRO GRUPOS CONTRA UN POLÍTICO (Y SUS ESCOLTAS)

El grupo neonazi Bastión Frontal que reclama ser uno de los que ha increpado a Pablo Iglesias se define como “una organización juvenil” que surge ante la ausencia de “movimientos de vanguardia” dentro de la extrema derecha. Tiene su origen en el barrio de San Blas de Madrid, durante el confinamiento. Se dieron a conocer el 14 de octubre en una protesta contra la presencia de menores extranjeros no acompañados en el distrito de San Blas-Canillejas.

Juventudes Canillejas es otro colectivos neonazis nacidos en la pandemia. Como Hogar Social y otros muchos, hablan de solidaridad entre españoles y reparten comida y ayuda ‘solo’ a sus compatriotas. Este grupo estaría liderado, presuntamente, Alberto A. C., uno de los ultras más que tiene en su haber acusaciones de delitos de atentado, lesiones, contra las personas y derechos fundamentales.