lunes, 19 abril 2021 23:58

Lucha de titanes entre PP y Vox en el cierre de las listas: Abascal vs Almeida

La batalla por la Comunidad de Madrid se llena de simbología. El Partido Popular y Vox dan cuenta de ello con los cierres de las listas electorales, colocando a su principales espadas a nivel municipal y nacional, respectivamente. Los ‘populares’ han optado por José Luis Martínez Almeida, el alcalde de la capital de España, por su labor no solo durante la pandemia sino también arrimando el hombro en el temporal Filomena; Vox, por su parte, ha situadvalo a su director de campaña y jefe, Santiago Abascal, toda una declaración de intenciones.

CANTÓ, DE CINCO POR EL PP; VOX, SIN APENAS CAMBIOS

Los ‘populares’ han realizado cambios en las listas, con incorporaciones de expolíticos de Ciudadanos, como Toni Cantó, y nuevos fichajes. También hay sonadas ausencias respecto a la lista de hace dos años. Para Vox, esta contienda electoral se realizará con algunos cambios respecto al mismo equipo de hace dos años, pero el proyecto se mantendrá intacto.

Junto a Isabel Díaz Ayuso estarán Enrique Ruiz Escudero; Ana Camíns; Enrique López; Cantó; David Pérez; Enrique Matías Ossorio; María Eugenia Carballedo; Javier Fernández-Lasquety; y Paloma Martín Martín. Son los diez primeros espadas de los ‘populares’ madrileños.

El objetivo de los ‘populares’ en esta campaña electoral es lograr una contundente victoria para poder lograr el ‘tres por uno’, según ha dicho Almeida: que Ayuso gane las elecciones; poner “fecha de caducidad” al Gobierno del PSOE y preparar a Casado para llegar al Gobierno; y que Pablo Iglesias no pueda volver a Vallecas para pedir el voto en próximos comicios.

Vox, por su parte, ha vuelto a situar a Rocío Monasterio al frente de la formación en Madrid. Junto a ella estará Jorge Cutillas, vicepresidente de la formación en Madrid y portavoz de la Comisión de Participación en la Asamblea; Ana Cuartero, portavoz adjunta en el hemiciclo madrileño; el diputado Íñigo Henríquez de Luna; José Luis Ruiz Bartolomé, portavoz en la Comisión de Economía; Mariano Calabuig; Alicia Rubio; Javier Pérez; Ignacio Arias; y Gádor Joya. Los puestos once y doce son para Pablo Gutiérrez de Cabiedes y Jaime de Berenguer, respectivamente. Este último no lo hará como independiente sino como miembro de Vox.

NOTABLES AUSENCIAS DEL PP

Fuera de las listas de la formación conservadora se encuentran Juan Soler, exsenador y exalcalde de Getafe, tras ser imputado y desimputado después em el llamado caso Teatro de la localidad madrileña. En la misma situación se ha encontrado David Erguido, a la espera de conocerse su implicación en la trama Púnica. También, Ángeles Pedraza, expresidenta de la AVT y gerente del 112 en la Comunidad de Madrid, no forma parte de las listas.

Por otro lado y en el intento de recoger las sobras de Ciudadanos, Ayuso ha incluido a Marta Marbán y Sergio Brabezo en puestos que asegurarían su elección, según los sondeos. Ambos salieron tarifando contra Inés Arrimadas e Ignacio Aguado debido a su posible pacto con Pedro Sánchez. En Vox, las listas se han modificado tras las renuncias de María Yobana Carril y José María Marco, números nueve y dos, respectivamente, junto con el ya mencionado cambio de Berenguer.

VOX, EL MISMO PROYECTO PARA TODA ESPAÑA

El partido de Abascal mantiene intacto su proyecto y confía en las personas que lo lideran en la Comunidad de Madrid, sin los fichajes de última hora o grandes conocidos, como han hecho otras formaciones. El líder nacional de Vox está muy implicado en esta campaña y participará en las habituales carpas y encuentros con comerciantes, dueños de restaurantes y con la ciudadanía. La estrategia de Vox se centrará en pelear cada voto en los 179 municipios de Madrid.

La Comunidad tiene una circunscripción única, es decir, que el voto del residente en el municipio más pequeño tiene el mismo peso que el de un residente de Vallecas o del Barrio Salamanca.

Hasta ahora, Abascal y Monasterio han copado las intervenciones en los medios de comunicación. El peso del líder nacional cobra una mayor trascendencia debido a que sobre él recaerá el reparto de culpas y éxitos cosechados el próximo 4 de mayo. La estrategia se centra también en dirigir la campaña hacia la polarización entre derecha e izquierda, obviando el centro, donde cómodamente se encontraba Ciudadanos. El partido ‘naranja’ ha preferido a Edmundo Bal al frente de la campaña en detrimento del fracasado Aguado, que ni aparece en las listas electorales tras su intento de presentar una moción de censura contra Ayuso.

ABASCAL Y AYUSO, MISMO PULSO A LA IZQUIERDA

Abascal como Ayuso gozan de una buena imagen, aunque el líder de Vox es el preferido entre los votantes del PP por encima de Pablo Casado, el líder nacional de los ‘populares’. De hecho, los máximos dirigentes de Vox y del PP no se hablan desde hace meses, pero ello no es impedimento para poder alcanzar un acuerdo de legislatura, siempre y cuando los números salgan. La formación ‘verde’ ya ha afirmado que permitirá gobernar Ayuso ya que su intención es frenar a la izquierda.

El PP, por su parte, también ve la victoria de Ayuso como un revulsivo para poder iniciar el asalto a La Moncloa. De hecho, la batalla en Madrid se ha presentado como el pistoletazo de salida a la carrera al Gobierno, una contienda donde también se la juegan Iglesias y Sánchez, que no tiene aún un buen candidato para asaltar la Asamblea de Madrid. Y es que, pesan aún 26 años de Gobierno ‘popular’.