domingo, 18 abril 2021 14:14

El Gobierno da la razón a Ayuso: Madrid sí vacuna en Semana Santa

El Gobierno de Pedro Sánchez irrumpe en la campaña electoral de Madrid con la vacunación de la cúpula del Ministerio de Defensa, dirigido por Margarita Robles. El Ejecutivo había reprochado a Madrid el parón de la vacunación durante la Semana Santa, pero este hecho, que se producirá este jueves, desmonta el relato.

Para no quedar en evidencia, el Gobierno tratará de utilizar las largas colas del estadio Wanda Metropolitano para criticar a Isabel Díaz Ayuso, la líder y candidata del Partido Popular en Madrid. Se trataría así de una burda maniobra del Ejecutivo para volver a situar al PSOE de Ángel Gabilondo el ‘aburrido’ en la picota, ya que el candidato socialista ha preferido evitar la confrontación directa y el cuerpo a cuerpo durante la precampaña. La misma estrategia usará de cara a la campaña, mostrándose así como un hombre de paja de Sánchez y su acólitos.

Madrid sólo ha paralizado la vacunación de los mayores de 80 años durante este periodo festivo. La decisión se debe precisamente a la falta de vacunas de Pfizer y Moderna, las indicadas en este tramo de edad. Un hecho que depende del Ejecutivo del PSOE, y no de la Comunidad de Madrid, ya que las compras están centralizadas y se realiza después el reparto entre regiones.

FALTAN DOSIS EN MADRID: RAZÓN, PSOE

La capital volverá a llamar a los interesados a partir del Lunes de Pascua, siempre y cuando se hayan entregado las dosis correspondientes por parte del Ejecutivo central. De esta forma, al menos 57.000 personas mayores de 80 recibirán una dosis. Como Madrid se encuentran otras regiones, que podrían paralizar la vacunación por la falta de dosis.

No es la primera vez que Madrid advierte de esta carencia. El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, afirmaba que era “imposible” cumplir con el plan de vacunación previsto por el Gobierno de Sánchez por los retrasos en la entrega de las dosis de la vacuna de Pfizer y AstraZeneca.

De hecho, desde el inicio de este plan la Comunidad de Madrid se ha visto perjudicada todas las semanas. “No ha habido semana que no hayamos tenido una incidencia. Llegan tarde o llega menos cantidad”, advirtió. De esta forma, Ayuso ha tenido que suspender las previsiones, como tantas otras Comunidades por la gestión ineficiente del Ejecutivo central.

SIN DOSIS NO HAY VACUNACIÓN

Además, no e han especificado los criterios en los repartos, debido a que el Ministerio de Sanidad se niega a ofrecer esta información. Madrid ha recibido la mitad de las vacunas que le corresponderían, dado que es la tercera Comunidad con mayor número de habitantes. Pero este hecho no ha sido impedimento para que otras regiones sí hayan recibido sus dosis correspondientes. Sus declaraciones se realizaron en enero, y la situación dos meses después sigue siendo la misma. Desde mediados de enero, Madrid recibe la mitad de las dosis previstas y tampoco el Ejecutivo central se ha comprometido para revertir la situación. Eso sí, parte del Gobierno ya tendrá su dosis antes que los ciudadanos de a pie.

Sin embargo y por otro lado, Ayuso ha centrado todos los esfuerzos en este proceso para mayores de 60 a 65 años. Todos ellos serán vacunados con la dosis de AstraZeneca en el estadio Wanda Metropolitano. Además, los mutualistas de 78 y 79 años, que recibirán su primera dosis del fármaco de Moderna en el Hospital Isabel Zendal, el mismo que quiere cerrar Pablo Iglesias, el candidato de Podemos a las elecciones de Madrid del próximo 4 de mayo.

Defensa ha cargado contra las colas del Wanda y lo hace en el día previo a la vacunación de Robles y del resto de la cúpula del Ministerio. La cita será a las 20.29 horas, mientras que la secretaria de Estado lo hará en el Hospital Zendal al día siguiente, en Viernes Santo, una muestra de que la sanidad pública madrileña no descansa ni en los días más festivos del año.

EL SUPLICIO DE ESPERAR UNA HORA

Para el Ministerio, tardar más de una hora en vacunarse es un suplicio, más cuando hay que esperar de pie. Pocas veces habrán ido sus señorías de compras o al fútbol, cuando las puertas se abrían con hora y media de antelación para poder acceder a las gradas.

Además, se esperan temperaturas muy agradables en Madrid para la hora de la vacunación de Robles y su séquito. De unos 20 grados desde las 19.00 horas hasta las 21.00 horas, un tiempo digno de primavera. Si sus señorías están muy cansadas, podrían desplazarse también con una silla de campo hasta el estadio o llevar algún entretenimiento para matar el tiempo de espera, como un libro.

El Ejecutivo quiere también dar un “reconocimiento” a los sanitarios, pese a las duras críticas lanzadas contra Ayuso, que ha rebajado la presión hospitalaria de Madrid con el Zendal, todo un símbolo de la lucha contra la pandemia y la izquierda.

El departamento de Robles considera que “había pocos puestos de vacunación para unas instalaciones inmensas y el elevadísimo número de personas citadas”. “De incrementarse este número se podría hacer menos sufrida la espera para todos los ciudadanos, dándoles un mejor servicio”, ha zanjado Defensa en un comunicado.