domingo, 18 abril 2021 09:29

Tezanos no sabe ni tabular y comete un error garrafal en el CIS

Al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se le conoce por su “cocina” en las encuestas realizadas. La última estimación de voto ha dejado en evidencia a la institución y a su director, el polémico José Félix Tezanos.

Tezanos no sólo ha convertido esta institución en su cortijo, haciendo y deshaciendo a su gusto, como si de la fundación Sistema, que él mismo fundó en 1981, se tratara. Con él al frente del CIS, el ente público ha caído en desgracia y desconfianza.

El motivo de las fuertes discusiones con esta encuesta, hasta ahora, era sólo la “cocina” de los datos recogidos de las entrevistas. Sin embargo, de cara a las elecciones autonómicas en Madrid y dando por buena la cocina de los datos, el CIS ha cometido un flagrante error, que le deja en un mal lugar dado la experiencia y reputación que tenía la institución antes de la llegada del que fuera parte de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE.

El CIS no ha sabido calcular correctamente el reparto de escaños a partir del porcentaje de voto. Para ello se aplica un sencilla regla, utilizada por todas las empresas demoscópicas, una extrapolación que sería de primero de estadística y que para su cálculo no es necesario tener un máster.

Según el CIS, y que la mayoría de medios ha dado por bueno, habría un empate técnico entre el bloque de la derecha y la izquierda. De esta forma, el Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso y Vox, con Rocío Monasterio a la cabeza, sumarían 68 escaños; los mismos escaños tendrían el PSOE, con Ángel Gabilondo, el aburrido, al frente; Más Madrid, con Mónica García, y Podemos, de Pablo Iglesias. La mayor parte de la prensa se ha quedado con la nota enviada por el CIS, pero la realidad es muy distinta.

UN EMPATE SIN BASE MATEMÁTICA

Según los cálculos de esta institución, el PP de Isabel Díaz Ayuso obtendría 59 escaños; el PSOE 38 escaños; Más Madrid obtendría 20; Podemos 10 y Vox 9. Ciudadanos se quedaría fuera, con el 4,4% del total de votos, siendo el 5% el umbral para entrar en el Hemiciclo madrileño.

Sorprende que el CIS no haya dado horquillas a los partidos políticos, como suele ser habitual en encuestas que tienen un 20% de indecisos. Si se aplica la regla D’hont, el reparto de escaños sería muy diferente e incluso ganaría la izquierda.

Así, el PP tendría entre 58 escaños; mientras que Vox estaría entre los 8 escaños. La izquierda, con el PSOE obtendría entre 37; mientras que Más Madrid alcanzaría los 21; y Podemos se quedaría con 12 escaños. De hecho, los expertos en demoscopia apuntan que el sistema de horquillas debería dar entre 0 y 7 asientos a Ciudadanos, ya que está a sólo 0,6 puntos de entrar en la Asamblea, unos 30.000 votos al ser Madrid una circunscripción única y teniendo en cuenta el censo actual.

Todo ello, con un censo electoral de más de 5,112 millones de votantes, de los que 4.783.528 son residentes y el resto en el extranjero. Para el CIS sólo el 0,6 de los votos será nulo y el 0,5%, nulo, mientras que la abstención sería del 3,4% y un 20,2% de indecisos, mientras que en datos estimados por las úlimas encuestas no iría a votar cerca del 35% de la población censada.

El CIS, en pro de la institución, debería modificar su resultado y entonar el mea culpa. Ya que sus propios datos indican una victoria de la coalición de izquierdas, con un decisivo Pablo Iglesias si finalmente Ciudadanos se queda fuera de la Asamblea de Madrid. El error no sería un manipulación en sí, sino de cálculo. Ahora bien, el error tapa la realidad del CIS, que gane la izquierda, y serviría para mantener relajado al votante de la derecha y del centro.

LAS POLÉMICAS DE TEZANOS

El CIS ha sido objeto de duras críticas desde la llegada de Tezanos al frente. En pleno estado de alarma, el PSOE aventajaba al PP en diez puntos, pese al confinamiento y la incertidumbre de la población.

Los socialistas de Pedro Sánchez apenas caían, mientras los ‘populares’ descendían. Ha ocurrido en numerosas encuestas de esta institución, donde el PSOE continuaría ganando elecciones, aunque también ha acertado importantes comicios, como las elecciones catalanas.

Las críticas a Tezanos han surgido desde todos los partidos políticos, pero también de sus colegas de profesión, como ha ocurrido en esta última encuesta, donde el error se ha detectado de forma inmediata.

EL CIS ENCUMBRA A GABILONDO

Pese a que Isabel Díaz Ayuso ha incrementado su popularidad debido al equilibrio entre economía y salud, y que por tanto sería la más votada, para el CIS no es la mejor valorada de entre todos los candidatos a las elecciones autonómicas de Madrid.

De hecho, esta institución otorga este honor al “soso” de Ángel Gabilondo, cuya campaña a llevan directamente desde Ferraz, con Iván Redondo a la cabeza. El socialista obtendría un 5,6 sobre 10, una puntación de casi un punto más respecto al 4,9 de Ayuso, que tendría una valoración inferior respecto a Mónica García (Mas Madrid), con 5,4. Rocío Monasterio tendría un 3,6, frente al 3,2 de Pablo Iglesias, la peor de entre todos los candidatos y que es visto como un “castigo” por su salida del Ejecutivo para sacar del pozo a Podemos.

Por último, el 37% tilda de buena o muy buena la gestión de Ayuso al frente de la Comunidad, mientras que el 40% lo tilda de mala. Sobre la pandemia, el 36,6% se muestra satisfecho con la gestión del Ejecutivo de la ‘popular’, pero el 43% la rechaza.