miércoles, 21 abril 2021 03:52

Sectores vinculados a las Fallas piden al Gobierno “ayudas directas”

Representantes de instituciones gremiales, entidades y asociaciones que representan los elementos esenciales del espacio cultural de las Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad han trasladado este martes al Gobierno central la necesidad de contar con “medidas extraordinarias y urgentes, en forma de ayudas directas, que garanticen la pervivencia de presente y viabilidad de futuro” de estas fiestas y de las actividades vinculadas a ellas.

Así, defienden la pervivencia y futuro de estas celebraciones junto al “entramado asociativo, los elementos culturales y la actividad tradicional artesanal de los actores esenciales” de su “espacio cultural” como “pilares vitales”, según han informado en un comunicado.

Esta reclamación se plantea ante la situación económica y laboral que atraviesan estos sectores, “gravemente afectados económica y laboralmente” como consecuencia de la pandemia de la Covid-19 y “la cancelación de las Fallas de 2020 y 2021”.

Todos ellos han destacado que se trata de actividades y colectivos que “en su conjunto merecieron el sello de calidad que la Unesco concedió a las Fallas en 2016 al incluirlas en su Lista Representativa”.

Representantes de estos sectores, reconocidos por su vinculación con los elementos esenciales de las Fallas en el Expediente de Inscripción en la Lista Representativa aprobada por la Unesco, han mantenido esta jornada un encuentro con la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, para entregarle el manifiesto ‘Por la salvaguarda de los elementos esenciales del espacio cultural de las Fallas’ y pedirle que sea remitido al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

Este documento plasma las reivindicaciones de estos “pilares de la fiesta” en el contexto de pandemia actual y después de dos años sin celebrarse Fallas como consecuencia de esta crisis sanitaria. Asimismo, el manifiesto solicita “a las administraciones públicas que tienen atribuidas las responsabilidades de velar por la salvaguarda del patrimonio cultural, Gobierno de España y Generalitat valenciana”, las “medidas extraordinarias y urgentes” que reclama “en forma de ayudas directas”.

En la entrega del manifiesto han participado representantes de sectores productivos, asociativos y culturales que conforman los elementos esenciales del espacio cultural de las Fallas, de la Interagrupación de Fallas de València, del Gremio Artesano de Artistas Falleros de Valencia, de la Asociación de Pirotécnicos (Piroval), de la Federació de Societats Musicals de la Comunitat Valenciana, del Colegio del Arte Mayor de la Seda, del Gremio de Sastres, de ASCIVA y de Lo Rat Penat.

En la reunión se ha pedido a Calero que “remita al ministro de Cultura del Gobierno de España el manifiesto y su tabla reivindicativa” que le traslade “la dramática situación que atraviesan los elementos culturales” de las Fallas para que en “el Gobierno de España se tome conciencia y se articulen medidas y acciones” dirigidas a “salvaguardar y preservar los elementos culturales y tradiciones artesanales propias de la fiesta de las Fallas, en grave riesgo de desaparición”.

Los representantes de los citados colectivos han agradecido “la receptibilidad y sensibilidad” de la delegada del Gobierno, así como “su compromiso” de elevar al Ejecutivo central el manifiesto y las demandas que recoge.

“La fiesta de las Fallas constituye un motor de la economía valenciana, un hecho cultural esencial para la supervivencia de las actividades más artesanales, tales como la actividad industrial sedera, la indumentaria y la orfebrería, la creatividad y técnicas de los artistas falleros y los artesanos de la pirotecnia, así como la tradición cultural de nuestras sociedades musicales y de nuestros poetas y literatos festivos”, indica el escrito.

“FUENTE GENERADORA DE RIQUEZA”

Así, sostiene que estos colectivos son “cultura” y “fiesta, pero también una fuente generadora de riqueza económica, recursos culturales y de empleo y una marca de calidad que nos da proyección internacional”. Además, resalta que conforman un “espacio cultural que promueve la creatividad y la innovación”, que “mantiene técnicas artesanales tradicionales” y que contribuye “a forjar y preservar” una “identidad cultural y su cohesión social”.

Igualmente, insiste en que la “no celebración de las Fallas, la abrupta interrupción del ciclo festivo de Valencia y su calendario tradicional de actos, eventos y festejos ha tenido un negativo impacto económico y laboral en todos y cada uno de los sectores esenciales de la fiesta”, con “una caída” en la facturación de “entre el 90% y el 95% comparando los ejercicios 2019 y 2020”.

El manifiesto alerta de “un riesgo cierto de desaparición de buena parte del entramado productivo artesanal e industrial de sederos, pirotécnicos y artistas falleros” e insiste en la necesidad de “medidas extraordinarias por parte de las administraciones”.