domingo, 18 abril 2021 23:16

Vox planta cara a Pablo Iglesias en Vallecas

Vox peleará cada voto en la Comunidad de Madrid, incluso en Vallecas, el barrio de donde salió Pablo Iglesias, líder de Podemos. En ese distrito, Vox se sitúa a sólo 300 votos de Podemos respecto a las pasadas autonómicas en Madrid y a más de 10.000 sobre las elecciones del 10-N. Ahora, la formación de Abascal se propone dar el ‘sorpasso’ a la formación morada en su propio terreno.

Rocío Monasterio y Santiago Abascal, líderes del partido en Madrid y a nivel nacional, respectivamente, serán los protagonistas de este acto, que se celebrará el próximo miércoles a última hora de la tarde. El acto está cargado de simbología. Además de ser feudo de la izquierda, tierra hostil, la formación verde ha escogido la Plaza de la Constitución para presentar la candidatura a los vecinos.

Monasterio ha justificado el acto en respuesta a las peticiones de “muchísima gente” para que estuvieran presentes en una de las zonas más hostiles para Vox. La formación ‘verde’ considera que los vecinos han reconocido su labor durante los últimos años y “donde estamos hablando de los problemas” que tiene la gente durante estos últimos meses. A juicio de Monasterio, “se han agravado“, como la “seguridad“, “bandas callejeras” o “la inmigración ilegal”. “Estos vecinos de Vallecas, o de Batán, o Parla o Ciudad Lineal” son los que “reclaman” la presencia de Vox en su calles. Así, ha recordado la pelea entre bandas en Ciudad Lineal, donde se produjeron disparos con una pistola.

PABLO IGLESIAS, FARIÑA Y SU MANSIÓN DE GALAPAGAR

Desde Galapagar y sin apenas pisar la calle, Iglesias trataba de ganarse a los suyos en Vallecas durante este pasado fin de semana. Vestía con la sudadera de ‘Fariña’, una serie versada en el narcotráfico en Galicia durante la época dorada de Laureaño Oubiña, conocido precisamente por sus grandes palacetes y pazos, entre otras propiedades. “Desde las mansiones de la Sierra no se escuchan los problemas de paro o delincuencia por la inmigración ilegal de los barrios del sur de Madrid”, ha ejemplificado Monasterio durante su entrevista en TVE-1.

Además, ha dejado claro que la “línea roja” de Vox es impedir la entrada de un Gobierno de izquierdas en la Comunidad de Madrid. “Ellos solo saben crear paro, delincuencia y crisis“, ha explicado. De esta forma, la formación permitirá gobernar al Partido Popular si así dan los números, aunque no descarta pedir asientos en el Ejecutivo autonómico.

MEJORA LOS RESULTADOS VOTACIÓN TRAS VOTACIÓN

Vallecas sólo será el inicio de la movilización de la formación ‘verde’. En este barrio, Vox se erigió como cuarta fuerza política en las pasadas elecciones del 10-N. Los de Monasterio obtuvieron 13.171 votos, a sólo 2.000 del Partido Popular y a 10.300 de Podemos. El PSOE cosechó entonces cerca de 40.300 votos. Vox abrió brecha con Más Madrid y Ciudadanos, sacándoles casi el doble de papeletas en las urnas.

El resultado en esas generales fue visiblemente mejor respecto a las pasadas autonómicas. Vox quedó en sexta posición, con 3.268 votos en Vallecas, a solo 300 de Podemos y a más del doble del Partido Popular. El PSOE cosechó en ese distrito casi 15.000 votos, siendo la primera fuerza. Más Madrid y Ciudadanos coparon el podio, con más de 11.000 y casi 9.500 votos.

Pero Vox no se fía de las encuestas, que auguran un resultado muy ajustado entre la derecha y la izquierda política. La formación de Abascal sería decisiva si obtiene entre el 10% y el 14% de las papeletas en las urnas.

La candidatura del PP, liderada por Isabel Díaz Ayuso, continúa un ascenso imparable en una precampaña perfectamente polarizada de cara al 4 de mayo. Ayuso tendría entre 61-62 diputados, según la última encuesta de Sigma Dos para El Mundo, a sólo siete escaños (5% de los votos) de la mayoría absoluta y el mínimo para entrar en la Asamblea de Madrid. De esta forma, Vox otorgaría de nuevo un gobierno ‘popular’, que mantendría la hegemonía tras 26 años.

AYUSO LIDERA LAS ENCUESTAS, PERO VOX ES DECISIVO

El sondeo, además, otorga una intención de voto del 42,8%, tres puntos más respecto a hace medio mes. Es decir, el PP obtendría así siete escaños adicionales a los 55 escaños, según el penúltimo sondeo. Ayuso concentraría el voto en la parte conservadora y liberal, pero también captaría el descontento de los votantes de Ciudadanos, cuya visión centrista podría dejarles fuera del hemiciclo autonómico al no alcanzar el requisito del 5% tras conseguir 26 diputados en las pasadas elecciones autonómicas. La misma encuesta otorga a Vox un papel crucial, incluso con una ligera caída de escaños, de 12 a 10.

El PSOE de Ángel Gabilondo, el aburrido y títere de Pedro Sánchez, bajaría a los 33 escaños desde los 37 actuales, mientras que Pablo Iglesias sí tendría el efecto deseado al cosechar 11 diputados, frente a los siete que tiene en la actualidad.

Dentro de la izquierda, Más Madrid, con un mensaje alejado de la confrontación pero con las mismas ideas comunistas, sería uno de los más beneficiados del bloque. El partido liderado por Mónica García en Madrid lograría entre 18 y 20 escaños. La izquierda se quedaría sin la mayoría absoluta, y podría derivar en un enfrentamiento dentro de este bloque de cara a una posible ruptura de Gobierno.

En el cómputo global, las últimas encuestas publicadas señalan que Vox tendría llave de Gobierno, con entre 10 y 14 escaños, en la contienda electoral. Si los ‘populares’ retienen el poder en la Asamblea, aumentarían las posibilidades de un adelanto electoral de cara a las generales, más por la guerra abierta entre PSOE y Podemos.