miércoles, 21 abril 2021 04:11

Las obras de la presa de Mularroya (Zaragoza) infringen la Directiva Marco del Agua

La Audiencia Nacional ha estimado parcialmente el recurso interpuesto por SEO/BirdLife y Asociación Jalón Vivo y ha emitido una sentencia según la cual la presa de Mularroya, así como su azud de derivación y conducción de trasvase infringen lo prevenido en la Directiva Marco del Agua con relación al cumplimiento de su artículo 4 sobre objetivos medioambientales.

Así lo han explicado SEO/BirdLife y Asociación Jalón Vivo en una nota de prensa, en la que han señalado que se incumple la citada normativa europea “especialmente en lo relativo a la obligación de justificar la excepcionalidad de no evitar el deterioro de los ríos afectados y los motivos de las alteraciones que provocan las obras sobre sus masas de agua”.

Ambas organizaciones han detallado que con fecha de 23 de marzo de 2021 la Audiencia Nacional ha vuelto a decidir que anula la Resolución 12 de agosto de 2015 por la que se aprobó el proyecto del embalse de Mularroya “porque supone el deterioro de las masas de agua de los ríos Grío y Jalón, así como de los acuíferos de las Sierras de la Virgen y Vicort”.

“Se da además la circunstancia que ni el estudio, ni la declaración de impacto ambiental identificaron y analizaron todos los elementos relevantes para determinar el alcance de dicho deterioro”, han apuntado.

En cualquier caso, han continuado, al producirse el deterioro solo se puede autorizar la obra si se cumplen “condiciones estrictas” establecidas por la Directiva Marco del Agua y en el caso de Mularroya “no se dan estas condiciones, tanto es así que ni siquiera se justificó de manera estricta y previa en la planificación hidrológica”, han indicado las citadas fuentes.

Por su parte, desde la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que ejecuta la obra por encomienda del Ministerio para la Transición Ecológica, han precisado a Europa Press que será éste quien determine si recurre o no la sentencia ante el Tribunal Supremo como promotor de esta infraestructura hidráulica.

BOFETADA

El presidente de la Junta Central de Usuarios del Río Jalón, Jesús Ángel Lamuela, ha explicado que están estudiando la sentencia para analizar si pueden recurrirla. Ha reconocido que ha sido una “bofetada” y su objetivo es “intentar, por todos los medios, salvaguardar el uso del agua” de este río”.

“Somos pequeños agricultores y necesitamos el embalse para subsistir”, ha esgrimido, ya que les garantizaría el suministro de agua en un 90 por ciento, frente al 40 actual. Ha aclarado que en los últimos años se han incorporado jóvenes agricultores, que de no contar con esta “pieza esencial”, podrían marcharse, igual que otros más veteranos.

“No podemos resistir más”, ha advertido, y ha defendido una profesión que contribuye a “ordenar el territorio y asentar población”. En caso de que el ministerio o los usuarios presenten un recurso de casación ante el Supremo, para lo que disponen del plazo de un mes, la sentencia de la Audiencia Nacional no sería firme y podrían continuar las obras.

La construcción del pantano de Mularroya cuenta con un 70 por ciento de su presupuesto ejecutado, con la presa terminada y las obras casi finalizadas.

SEO/BirdLife y Asociación Jalón Vivo han manifestado que ante los incumplimientos de la Directiva Marco del Agua, de la Directiva Hábitats, de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y de la Ley de Aguas se deben paralizar de forma inmediata de las obras pendientes, realizar la restauración ambiental e hidrológica de la zona afectada y la recuperación a su estado previo.