lunes, 17 mayo 2021 19:15

Por qué no para de crecer la industria de los móviles chinos

La industria de móviles chinos ha crecido exponencialmente en los últimos años, y, en la actualidad, todos tenemos o conocemos a alguien que posea un móvil fabricado y distribuido desde este país. Pero se habla poco de la razón de este auge tecnológico del gigante rojo, cuyas empresas (Xiaomi, Huawei, Cubot…) cada vez acaparan más mercado internacional, tanto en España como en el resto de Europa, Estados Unidos y cualquier otro lugar donde se comercialicen móviles.

Son muchos los que buscan en el amplio abanico de móviles de las marcas chinas para comprar su nuevo dispositivo, pero esto puede resultar muy difícil, dado que suelen utilizar nombres confusos y repetitivos para nombrar sus productos. Por eso existen páginas web que se dedican a reseñar y recomendar teléfonos, y de entre todas ellas, puedes encontrar un buen análisis exhaustivo en mejores2cero.com.

¿Por qué los móviles chinos dominan el mercado?

Un estudio realizado en 2020 nos permitió saber que 3 de cada 4 teléfonos inteligentes se fabrica en China. En España, ya hay más usuarios de Xiaomi que de Apple, cuando la compañía asiática no alcanzó su máximo esplendor hasta hace unos años, mientras que la de Steve Jobs lleva décadas en funcionamiento. Pero, ¿por qué ocurre esto? Básicamente por una razón: el precio.

Siempre se ha dicho que las empresas chinas se basan en los productos de las más grandes para vender copias más baratas y ganar adeptos de ese modo, y en este caso es cierto. Los móviles chinos, hasta hace relativamente poco, se reducían a dispositivos de gama media de menos de 200 euros. Esto ha cambiado, ya que Xiaomi, por ejemplo, ya vende teléfonos de gama alta, aunque a mucho menor precio que el resto de marcas, no obstante, la mayor parte del mercado continúa siendo de los de gama media-baja.

Los teléfonos chinos están destinados a los usuarios que no quieren pagar de más a la hora de comprar un móvil solo porque lleve el nombre o el logo de una marca en la parte trasera, pero no solo a los que buscan un smartphone modesto, sino también a los usuarios más exigentes. De hecho, hace poco se descubrió que el Xiaomi Mi 10 tiene un coste de producción muy similar al del iPhone 11 Pro Max, pero el primero se vende a la mitad de precio.

¿Por qué son tan baratos?

Los móviles chinos son baratos porque su sistema de producción y sus materiales están pensados para ahorrar la máxima cantidad de costes, y porque la mano de obra en China es más barata que la de Estados Unidos o España, por ejemplo. Además, como hemos mencionado anteriormente, Xiaomi o Cubot no venden un logo, sino prestaciones, y el usuario se ahorra una gran cantidad simplemente por esto.

En resumen, los móviles chinos acaparan el mercado porque son muy accesibles a pesar de contar con excepcionales prestaciones calidad-precio. En cuanto el mercado chino ha podido extrapolar su sistema de producción de bajo coste al resto del mundo, ha empezado a competir cara a cara con los gigantes tecnológicos del sector.