viernes, 14 mayo 2021 07:04

El año 2020 registró la segunda mayor cifra de llegadas de inmigración irregular por mar de los últimos veinte años

el corte ingles

Las llegadas en patera de migrantes a España alcanzaron en 2020 las 40.106, más de la mitad de ellas (23.023) a Canarias, lo que supone la segunda mayor cifra contabilizada en los últimos veinte años, según los datos registrados por el Ministerio del Interior.

Por el contrario, las 1.755 entradas al país de forma irregular registradas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, sitúan a 2020 entre los cinco años con menor número de llegadas por esta vía.

La pandemia ha marcado las cifras del año pasado en todas las estadísticas, incluidas las que recogen las cifras de inmigración irregular en el país. De hecho, los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2020 han registrado un aumento considerable en este registro, llegándose a hablar de una crisis similar a la de 2006, conocida como la ‘crisis de los cayucos’.

MÁS QUE DURANTE LA ‘CRISIS DE LOS CAYUCOS’

Entonces, se contabilizaron 39.180 llegas a España por vía marítima, 926 menos que los contabilizados en 2020. La cifra recogida el año pasado, los sitúa como el segundo en el ranking de años con más entradas por esta vía, sólo por detrás de 2018, cuando se contabilizaron 57.498 y, por delante del ya mencionado 2006.

Estos tres años se sitúan a mucha diferencia de los siguientes que, por cifra, continúan con este ranking de los últimos veinte años, y que son: 2019 (26.168), 2017 (21.971), 2003 (19.176) y 2001 (18.571). Las cifras más bajas de esta serie se contabilizaron en 2013 (3.237), 2010 (3.632) y 2012 (3.804).

BAJAN LAS ENTRADAS TERRESTRES

Y, mientras las llegadas por mar sitúan a 2020 en los más alto de la clasificación, la entrada de inmigrantes de forma ilegal a través de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, colocan a 2020 entre los años en los que menos llegadas se han contabilizado por esta vía.

En total, el año pasado llegaron a España a través de las vallas de las dos ciudades autónomas 1.755 migrantes, frente a los más de 6.000 que se habían contabilizado un año antes.

En este caso, las cifras más altas se registraron en los años 2015 y 2014, cuando se registraron 11.624 y 7.485 personas, respectivamente. Le siguen 2018 (6.800) y 2019 (6.345). En este caso, los años en los que menos entradas terrestres se contabilizaron fueron 2009 (1.108), 2016 (1.109), 2007 (1.553), 2010 (1.567) y 2020 (1.755).