miércoles, 12 mayo 2021 09:57

Miguel Bosé: las barbaridades por las que le tachan de “loco”

No cabe duda de que Miguel Bosé fue uno de los personajes de 2020, cuando en pleno confinamiento se posicionó como uno de los famosos más controvertidos del país. Sus últimos años han sido muy complicados, plagados de problemas personales, y un bache profesional, sin discos y sin apenas conciertos, del que no tenemos claro que se vaya a recuperar. Tras meses de silencio, el músico reaparecía con un discurso negacionista del coronavirus que sorprendió a todo el mundo, y manifestó públicamente, y explayándose mucho, su rechazo al uso de la mascarilla y por supuesto también a las vacunas. Sus videos llegaron incluso a impulsar una manifestación en el centro de Madrid, a la cual él no asistió. Miguel Bosé afirmaba que la crisis sanitaria no es otra cosa que una conspiración de los más altos cargos, que desean manipular a la población mediante la implantación de microchips presentes en las vacunas, y que se controlarían a través de la nueva red de tecnología 5G. Estas declaraciones hicieron que se dudase de su estabilidad mental, y sus seguidores comenzaron a mostrarse preocupados por su salud.

Unos meses antes, en 2019, el artista también había lanzado una serie de mensajes en sus cuentas de redes sociales, que resultaron perturbadores para sus seguidores. En aquella ocasión le dedicaba un mensaje al venezolano Nicolás Maduro, calificándole como “asesino criminal del pueblo venezolano”. En otros mensajes denunciaba que la ONU no estuviese tomando cartas en el asunto en Venezuela, y mostraba una extraña fijación con encontrar a la Alta Comisionada Michelle Bachelet, en lo que trataba de ser un vídeo sarcástico, pero que resultó más tenebroso que otra cosa.

Probablemente los problemas personales han afectado profundamente a Miguel Bosé. Comenzó el 2020 inmerso en un proceso judicial por la custodia de sus hijos, y poco después fallecía su madre, Lucía Bosé, por una neumonía (que según se dice, no estuvo relacionada con la Covid-19), a los 89 años. También el fallecimiento de su sobrina Bimba, en 2017, a causa del cáncer, fue un duro golpe para el cantante y el resto de la familia. En los últimos 5 años también ha sufrido algunos golpes que le han afectado a nivel económico. En primer lugar rompió de forma inesperada con Rosa Lagarrigue, quien fue su amiga y manager, y desde entonces no ha vuelto a sacar un disco. Después en 2018 apareció en la lista de moroso de Hacienda, aunque en pocos meses consiguió saldar su deuda.

También se ha especulado sobre la salud de Mliguel Bosé, especialmente desde que su voz, en algunos videos poco audible, hizo saltar las alarmas. Se ha llegado a decir que podría estar sufriendo una enfermedad degenerativa, algo sobre lo que el artista no se ha pronunciado.