domingo, 9 mayo 2021 21:39

Campo defiende que el anteproyecto de LECrim supone una “transformación integral del proceso penal”

el corte ingles

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha defendido este lunes que el anteproyecto de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) supone “la transformación integral del proceso penal” que se basa en dos principios, “la coherencia institucional y la armonización con el derecho de la UE”.

Así se ha pronunciado Campo en la presentación por videoconferencia de las líneas generales de la LECrim a los miembros del Pleno de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España. Además, el ministro ha explicado que el anteproyecto está próximo a ser enviado al Parlamento para su debate.

Campo ha indicado que “este proyecto consagra definitivamente un cambio de paradigma, un nuevo proceso penal, posibilitando así un renovado encuentro entre la tradición y la modernidad”. El titular de Justicia ha destacado el trabajo de sus tres últimos antecesores –Francisco Caamaño, Alberto Ruiz-Gallardón y Rafael Catalá– pues “el actual texto resulta integrador, al basarse en las anteriores propuestas a la hora de construir la nueva norma, tomándolas como punto de partida y recogiendo e integrando tanto el espíritu como regulaciones concretas de ambos textos”.

El ministro de Justicia también ha señalado que “es fundamental continuar con el impulso reformista que viene desarrollándose desde hace décadas”.

En cuanto a las novedades que incorpora la nueva LECrim, ha destacado, entre otras, el tratamiento a las víctimas del delito, la situación de las personas con discapacidad y la de los menores en el proceso penal.

Respecto a las víctimas, el ministro ha deslizado que “se prioriza la salvaguarda de los derechos de esta, tratando de minimizar los efectos perjudiciales del proceso a través de una serie de medidas destinadas a evitar que la víctima se vea sometida a situaciones que puedan causarle un sufrimiento innecesario o desproporcionado”.

Según Campo, el anteproyecto “innova al introducir una detallada regulación sobre la persona con discapacidad que es sometida al proceso como encausada”. En esa misma línea, el ministro ha explicado que la futura norma regula la dispensa de los menores de edad y promueve la persecución de los delitos en los que la víctima sea un menor, suprimiendo como exención la obligación genérica de denunciar entre parientes próximos, cuando se trate de delitos de naturaleza personal cometidos contra menores de edad.

Por otra parte, el titular de Justicia ha señalado la trascendencia que tienen en el nuevo modelo de proceso penal la figura del juez y del fiscal constitucionales. “Sitúa al Ministerio Fiscal al frente de la investigación, mientras que refuerzan el papel del juez como órgano decisor durante las diferentes etapas del proceso”, ha avanzado.

Para finalizar, Campo ha señalado que con la nueva LECrim se pretende “avanzar en la construcción de un sistema judicial no solo más coherente, moderno y eficaz, sino también más acorde con el modelo de juez y fiscal constitucionales”.