viernes, 14 mayo 2021 01:01

Un testigo reconoce que gestionó la donación de 10 millones de pesetas al PP

El empresario Santiago Lago Bornstein ha admitido este lunes en el juicio por el presunto pago de la reforma de la sede nacional del PP con dinero de la caja ‘b’ que gestionó la donación de 10 millones de pesetas (unos 60.000 euros) por parte de una empresa a la formación política, tal y como aparece contabilizado en los conocidos como ‘papeles de Bárcenas’. Durante su declaración ha precisado que el extesorero del partido Álvaro Lapuerta insistió en que la aportación no tendría carácter finalista.

Lago Bornstein ha comparecido en la vista oral como testigo y a preguntas de la defensa del también extesorero ‘popular’ Luis Bárcenas ha explicado que a finales de los años 90 una empresa francesa que comenzaba a tener “presencia en España” le pidió que intermediara para poder hacer una aportación al PP.

“Recuerdo que era un cliente efímero (…) y que le habían dicho que había la posibilidad de hacer donaciones, que en ese momento tenía el tope legal de 10 millones de pesetas”, ha narrado. Lago Bornstein ha continuado indicado que tras conocer esta petición llamó a Luis Bárcenas, con quien ha reconocido tener una amistad desde los “años 80”, para saber cómo podía hacer dicha donación.

Según ha dicho, Bárcenas, que en ese momento ocupaba el cargo de gerente del PP, le comentó que el procedimiento habilitado para ello era entregar el dinero en el despacho de Álvaro Lapuerta. Aunque en un primer momento puso objeciones, porque no quería que le “complicaran la vida”, Lago Bornstein acudió a dicha estancia de la sede del PP con el gerente de la empresa donante, quien dejó “encima de la mesa” dicha cantidad.

En este sentido, ha apuntado que Lapuerta insistió en que la entrega de ese dinero no tendría “carácter finalista” y que la empresa efectivamente nunca fue beneficiara de una adjudicación pública.

Pero preguntado sobre qué fin pretendía lograr la empresa que donaba, el testigo ha apuntado que aunque “eso habría que preguntárselo al grupo” en cuestión, imagina que las empresas sabían que se podía lograr.

Aunque el testigo no ha recordado la fecha exacta ni sabe si los encargados de la Tesorería del partido contabilizaron el dinero en algún documento, ha dejado entrever la coincidencia entre su intermediación con la contabilidad manuscrita de Bárcenas en la que aparece un apunte con fecha del 24 de enero de 1997 bajo el nombre de ‘Sant.L’ y la entrega de 10 millones de pesetas.

LÓPEZ DEL HIERRO DICE NO SER ‘LÓPEZ HIERRO’

También ha declarado Ignacio López del Hierro, empresario que es marido de la ex secretaria general del PP y exminsitra de Defensa María Dolores de Cospedal. Ha negado que el PP fuera cliente de ninguna de las empresas de las que ha sido consejero a lo largo de su vida laboral y que se acercara a la sede del PP en la calle Génova de Madrid en el desempeño de su trabajo.

En relación a las anotaciones en las que aparentemente se le menciona, ha negado taxativamente que se refieran a él. Ha destacado que “no es ninguna de esas dos personas” que figuran como donantes bajo la denominación ‘López H’, que el 8 de julio de 1997 habría entregado 15 millones de pesetas (90.151 euros), ni ‘López Hierro’, que según apuntó el extesorero, habría aportado en noviembre de 1998 4 millones de pesetas (unos 24.000 euros).

En este sentido, ha señalado que no sólo no ejerció ninguna acción legal por atribuírsele estas donaciones sino que tampoco fue llamado en fase de instrucción.

También ha comparecido el constructor Luis Gálvez, que ha respondido acompañado de su abogado dado que se acaba de sobreseer provisionalmente su imputación en ‘Púnica’. Durante su intervención también ha negado que haya donado 50.000 euros al PP, restando así veracidad a la anotación de Bárcenas con fecha de 22 de febrero de 2008.

Además, a preguntas del fiscal, ha negado conocer a Bárcenas o a Lapuerta, y ha incidido, como ya hiciera en declaración en ante el Juzgado Central de Instrucción número 6 en marzo en el marco del caso ‘Púnica’, que haya estado físicamente alguna vez en la sede de Génova.

En este sentido, ha incidido en que no le consta que alguien desde dentro de su empresa (Ploder) pudiera haber realizado donaciones en su nombre ya que lo hubiera sabido gracias a los sistemas de control y auditoría de la constructora.

MEDIA DOCENA DE FUENTES RELACIONADAS CON LA TESORERÍA

Tras estas declaraciones ha sido el turno de varios periodistas. El primero de ellos, Francisco Mercado, ha señalado que cuando publicó en enero de 2013 en ‘El País’ el artículo en el que hablaba de sobresueldos en el seno del PP lo hizo apoyándose en hasta media docena de fuentes “relacionadas con la tesorería del PP, algunas relacionadas con Bárcenas y otras con Lapuerta”.

Así, ha apuntado que dado que la información era sensible, también acudió al PP para conocer su versión y que la dirección del partido negó todo “y respondió por todos y cada uno de los receptores”.

Por lo demás, cuando se le ha preguntado sobre las reuniones que hubiera podido mantener con Lapuerta o Bárcenas se ha amparado en el secreto profesional, por lo que tampoco ha desvelado si existe una grabación de una supuesta conversación entre él y Lapuerta en la que éste último afirmaría el pago de sobresueldos a dirigentes ‘populares’.

El detalle del contenido de la grabación se ha conocido en la declaración como testigo del periodista Ernesto Ekaizer, que ha indicado que, a través de terceros, tuvo conocimiento de “una novedad“: una referencia al expresidente del Gobierno y del PP José María Aznar, a quien se le habría entregado “dinero entremezclado entre informes de trabajo”.

“La referencia a Aznar era muy relevante porque aparecía totalmente borrado en las declaraciones de Bárcenas y, aunque en los papeles había una referencia muy inicial a ‘JM’, no había ninguna inferencia o insinuación o de alguna manera sugerencia sobre la presencia de Aznar”, ha apostillado.

Otro testigo de los periodistas citados, Eduardo Inda, ha asegurado que sí ha escuchado esa grabación y ha indicado que Lapuerta afirmaba en ella un “episodio concreto en el cual, él o el señor Bárcenas, habría entregado una cantidad brutal de dinero en el año 95, en ‘b'”.

“Habla de una entrega de dinero, creo que 27 millones de pesetas (162.273 euros) y para un fin muy concreto”, que el periodista no ha querido desvelar, pero sí ha puntualizado que servirían para “influir sobre una persona que luego fue muy relevante y cambió el curso de la historia”. Ha agregado que en esa conversación Lapuerta, cuya responsabilidad en esta causa fue archivada por demencia sobrevenida dos años antes de fallecer, parecía “plenamente consciente de lo que estaba afirmando”.

Sobre el pago de sobresueldos, Inda también ha asegurado que una persona “cercana del PP” le confirmó que esta “trama” se había llevado a cabo en el PP. Ante esta afirmación, ha señalado que ni la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ni el exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón participaron en ella y que “jamás” tuvo constancia de que María Dolores de Cospedal hubiese cobrado en ‘b’.

Por último, ha declarado María Luisa Bernal Gallego quien ha explicado que todo lo que publicó en su libro se basó en lo que el propio Bárcenas le contó en varias entrevistas. La periodista ha indicado que de parte de lo relatado tuvo copia, mientras que del resto solo tuvo la “palabra” del extesorero, quien le decía que tenía documentación y audios “a buen recaudo”.

Así, ha afirmado que nunca escuchó la grabación a la que hace referencia en su libro, en la que el expresidente del Gobierno y ex líder del PP Mariano Rajoy habría cuestionado a Bárcenas que aún tuviera copia de las anotaciones de la caja ‘b’ mientras destruía uno de estos documentos.