sábado, 8 mayo 2021 05:52

El acusado de matar a un hombre a tiros en Barcelona en 2018: “fue en defensa propia”

El acusado de supuestamente matar a un hombre a tiros en plena calle en el barrio de Baró de Viver de Barcelona en 2018 ha asegurado que “fue en defensa propia”, durante su declaración este martes en la primera sesión del juicio en la Audiencia de Barcelona.

Ha explicado que él vivía en Baró de Viver con su mujer, sus hijos y tres hermanos, y desde hacía años tenían peleas con un hombre de otra familia del barrio: “Tuvo disputas con toda mi familia (la víctima), hasta una vez me apuntó con un arma en la puerta de mi casa y puso el pie en la puerta para que yo no la cerrara. Tuve mucho miedo”.

El día del crimen, el 22 de diciembre de 2018, ha expresado que se quedó todo el día sin salir de casa con su mujer hasta las 22 horas, y por la noche salió “a comprar a un paqui a 40 metros de casa” porque no tenían comida en casa y su hija tenía hambre, y el acusado insistió a su mujer que se quedara en casa con su hija, aunque ella no quiso.

Según el acusado, cuando ellos salieron de casa –con un arma de fuego para protegerse–, la víctima cruzó todo el parque corriendo hacia ellos con una pistola en la mano y con unas bolas metálicas con pinchos colgadas de una cuerda, y cuando estaba a unos 15 metros, el acusado le gritó: “No te acerques, vete”, mientras su mujer estaba entrando en la tienda.

“PASÓ TODO EN UNOS SEGUNDOS”

El acusado ha declarado que disparó al aire para intentar que la víctima se detuviera, pero la víctima soltó las bolas metálicas y, al pensar que le iban a dar en la cabeza, disparó dos veces “temiendo por su vida”.

“En ningún momento yo pensé que iba a matarle. Yo tenía el arma para defender a mi familia y defenderme a mi. Mi mujer no ha hecho nada. Pasó todo en unos segundos. Si yo hubiera ido con la intención de que pasara lo que pasó, yo no dejaría a mi hija sola en casa”, ha lamentado.

Ha expresado que después del crimen huyeron con un autobús a Almería, “no por miedo a la policía, por miedo a los familiares” de la víctima, y que tardaron un mes en detenerlos.

OTRA ACUSADA

La mujer acusada, quien también ha declarado en esta sesión del juicio, ha explicado que ella lo vio todo, que el otro acusado –su pareja desde hace años– “disparó dos o tres disparos al aire y hubo más disparos” pero que ella se quedó en estado de shock.

Cuando estaban saliendo del lugar de los hechos, la mujer ha asegurado que escuchó a alguien que decía: “Se lo estaba buscando. Se lo tiene bien merecido”, refiriéndose a la víctima.

Al llegar a casa, ha expresado que cogieron a su hija y fueron a coger el autobús para irse a Almería: “Si todo hubiera sido premeditado, hubiera hecho una maleta con ropa. Me fui con lo puesto”.

“Actualmente estoy en prisión preventiva porque alguien se inventó que yo llevé la pistola, se la di (al marido) y le dije ‘mátalo’. ¿Cómo iba a hacer yo eso si yo ni sabía que tenía la pistola?. Además, a las mujeres no nos dejan llevar el arma nunca”, ha concluido.

FISCALÍA

Según el relato de la fiscalía, entre muchas denuncias que se interpusieron las dos familias, la última que puso la víctima fue el 20 de diciembre de 2018, diciendo que “el acusado le había amenazado con pegarle un tiro, haciendo con la mano la señal de apuntar y disparar”.

Dos días más tarde, la víctima salió a pasear y los acusados fueron al encuentro de él, “ambos acusados de acuerdo común y con el ánimo de acabar con la vida de la víctima”, y el acusado le disparó tres veces en el tórax y en la cabeza, sin que se pudiera defender.