sábado, 15 mayo 2021 01:25

Cataluña pide a Sánchez no usar el estado de alarma con fines “electorales”

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern en funciones, Meritxell Budó, ha pedido este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no utilice la decisión de prorrogar o no el estado de alarma después del 9 de mayo con fines “electorales” ante la convocatoria de comicios en Madrid el 4 de mayo.

“Pedimos que no se utilice electoralmente la pandemia porque vienen elecciones el 4 de mayo en Madrid. Y que esta decisión de prorrogar o no el estado de alarma se tome en función de como evolucionen los datos”, ha reclamado en rueda de prensa telemática posterior al Consell Executiu.

En su opinión, la decisión debe basarse en la evolución que tengan los datos epidemiológicos y tras analizar “en qué momento de la cuarta oleada” de la pandemia se está.

También ha lamentado que, desde la aplicación del estado de alarma, no se hayan desarrollado los mecanismos legales necesarios para poder afrontar “la gestión de una pandemia de manera descentralizada, con las competencias de cada comunidad”.

“Había sido un compromiso de Sánchez y, en ningún caso, se ha abordado”, ha lamentado Budó, que ha tenido que terminar poco después de empezar la rueda de prensa por problemas técnicos, aunque luego se ha retomado.

Para Budó, el anuncio de Sánchez fue “prematuro porque, a principios de abril no se puede saber como se estará el 9 de mayo” ni tampoco las medidas que se deberán aplicar y si el estado de alarma será necesario para seguir gestionando las medidas que deberían aplicarse.

Tras insistir en que les hubiera gustado disponer de todos los instrumentos y competencias para gestionar la pandemia desde Catalunya, ha reprochado que la Generalitat tenga que acudir al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para que les autorice a aplicar determinadas medidas, a riesgo de que los jueces decidan oponerse “bajo criterios que no son de las autoridades sanitarias”.

TOQUE DE QUEDA NOCTURNO

También ha advertido de que, en caso de que no haya estado de alarma, la Generalitat no tiene competencias para decretar el toque de queda nocturno, por lo que no se podría aplicar si se revoca tras el 9 de mayo.

“No habría mecanismos legales para seguir aplicando el toque de queda nocturno. El toque de queda nocturno es limitación de libertad individual importante. No se puede decretar alegremente, debe haber una razón de peso para decretar una medida de esta magnitud”, ha sostenido.

VACUNAS

Al preguntársele si se plantean comprar vacunas desde la Generalitat, Budó ha explicado que los gobiernos autonómicos no pueden ir a buscar ni comprar libremente vacunas: “Ojalá tuviéramos estas competencias, porque significaría que somos un estado”.

“El Estado es quien tiene las competencias en la compra y distribución de vacunas, y lo que queremos es poder disponer del máximo número de vacunas posibles para que no pare esta campaña de vacunación”, ha zanjado.