viernes, 7 mayo 2021 03:06

Cs promete devolver las tasas universitarias y de FP superior de este curso

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, se ha comprometido a que si su partido llega al Gobierno tras las elecciones autonómicas del 4 de mayo, se devolverán a los alumnos las tasas universitarias y de cursos de Formación Profesional de grado superior del curso académico 2020-2021 para que con ello puedan pagar la matrícula del próximo año.

Tras las limitaciones del último año a causa de la pandemia del coronavirus, “propongo devolver las tasas de la matrícula universitaria de este año y de la Formación Profesional de grado superior y canjearlas por un cheque que sirva para pagar la matrícula del año siguiente”, ha anunciado en una entrevista en ‘Telemadrid’.

Para aquellos alumnos que terminen la carrera o su formación profesional este año, plantea que “puedan invertirlo en una mejor formación, un máster o un buen curso, público o privado”.

APOYAR A UN COLECTIVO GOLPEADO POR LA CRISIS

Según Cs, esta medida beneficiaría a 200.000 estudiantes de las universidades públicas madrileñas y a 31.000 estudiantes de FP, a quienes se les reintegraría un cheque por el importe de los créditos matriculados en primera matrícula.

Su objetivo es dar un apoyo excepcional a un colectivo que, a su juicio, está siendo “especialmente golpeado por la crisis social y económica” derivada de la pandemia, ya que la necesidad de realizar clases online ha dejado a un 33% del alumnado “sin posibilidad de seguir su formación académica”, ahora resulta más difícil hacer prácticas en empresas y las expectativas futuras de empleabilidad de los jóvenes han empeorado.

Bal ha defendido que cuando Ciudadanos gobierna se pueden “mantener los impuestos bajos” y, al mismo tiempo, “potenciar unas políticas sociales fuertes”. En cambio, cree que el PSOE “jamás va a defender” una presión fiscal baja y el PP “siempre se ha despreocupado de las políticas sociales cuando ha gobernado en solitario”.

El candidato de la formación naranja ha prometido este mismo martes recuperar, en el tramo autonómico del IRPF, la deducción fiscal por adquisición de vivienda habitual. Asimismo, ha dicho que Cs estudiará la posibilidad de “ampliar, en la cuantía y en la edad”, el programa de ayuda al alquiler del que se pueden beneficiar los jóvenes de menos de 35 años en la Comunidad de Madrid.

Cuando le han preguntado de dónde obtendría el dinero para financiar esas políticas, ha respondido que Madrid “es una comunidad rica” y que los ingresos se pueden conseguir haciendo “una buena gestión, que es marca de Ciudadanos”, y luchando contra la corrupción para evitar que el dinero público “en los bolsillos de ciertos responsables políticos o en la financiación irregular” de partidos como el PP.

RETOMAR EL ACUERDO DE GOBIERNO CON EL PP

Por otro lado, el también portavoz adjunto de Cs en el Congreso ha reiterado su apuesta por reeditar el gobierno de coalición que su partido ha compartido con el PP en la Comunidad de Madrid en los últimos dos años, antes de que la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso (PP), convocara elecciones anticipadas “de forma precipitada e irreflexiva” para “tener un rédito electoral”.

En su opinión, ese fue un ejecutivo “de éxito” que hizo una buena gestión en ámbitos como la economía o la cultura, donde los consejeros eran de Cs, y en los dos próximos años se debería continuar aplicando el acuerdo de 155 puntos que ambos partidos firmaron al inicio de la legislatura y ejecutar las medidas que han quedado pendientes.

En este contexto, el aspirante de Cs a la Presidencia de la Comunidad de Madrid ha dicho que él se presenta a las elecciones para que “los extremos” no gobiernen ni decidan las políticas que se aplican y, en el caso del candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, lo ve dentro de “un pack” con Unidas Podemos y con Más Madrid.

Por último, sobre si estaría a favor de tomar medidas como el cierre del interior de los locales de hostelería para reducir el riesgo de contagio del coronavirus, Bal se ha referido a la situación en comunidades como Navarra y Euskadi, que actualmente tienen una incidencia acumulada de casos similar a la de Madrid y que han aplicado medidas más restrictivas.

“¿Verdaderamente la solución es cerrar las barras de los bares? No, porque en esas comunidades autónomas miren cómo están”, ha argumentado, abogando por centrar los esfuerzos en vacunar rápidamente a la población para que “se salven vidas y se salven empleos”, sin establecer una disyuntiva entre estos dos objetivos.