domingo, 9 mayo 2021 11:29

El juez de ‘Tándem’ interroga este miércoles al comisario Riaño

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón celebra mañana una intensa ronda de declaraciones en el marco de la pieza separada 9 de caso ‘Tándem’, que investiga los encargos que hizo el BBVA al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Así, tomará declaración como investigado al ex jefe de la Sección Operativa en la Comisaría General de Información (CGI), el comisario Costancio Riaño; y escuchará como testigo al exministro Miguel Sebastián, al expresidente de Sacyr Vallehermoso Luis del Rivero y otros cuatro testigos.

La declaración de Riaño –que ha sido aplazada en dos ocasiones anteriores– se produce como investigado por un presunto delito de revelación de secretos por proporcionar datos privados a Villarejo. En el auto de imputación del pasado 22 de febrero, el magistrado subrayó que los informes que entregó el comisario jubilado a la entidad bancaria incorporaban “una ingente cantidad de datos personales relativos a las personas objeto de investigación, buena parte de los cuales son accesibles a través de las diferentes ficheros y aplicaciones policiales”.

Riaño comparecerá después de que otros cuatro mandos policiales también imputados en esta pieza afirmaran que extraían información que les demandaban sus superiores por escrito, pensando que se trataba de asuntos normales de la Policía. No sabían que la información que extraían de programas policiales iba destinada al comisario Villarejo, indicaron según fuentes jurídicas.

Cabe recordar que Riaño ya confirmó en 2019 en la Audiencia Nacional que proporcionaba datos privados de terceros al ‘clan’ del comisario Villarejo por orden del entonces jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), el también investigado en la causa Enrique García Castaño. De hecho, la Fiscalía Anticorrupción solicita para este ex inspector de Policía Nacional 50 años de prisión por su implicación en ‘Iron’.

DECLARACIONES DE PERJUDICADOS

Por otro lado, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 también ha citado como testigos a perjudicados del espionaje que llevó a cabo el comisario jubilado Villarejo para boicotear el intento de Sacyr de entrar en el consejo de administración del banco. Así, ha vuelto a llamar al expresidente de la constructora Luis del Rivero y a los que fueran directivos de la entidad José Domingo de Ampuero y Vicente Benedito Francés.

A estas testificales se sumarán la del exministro de Industria, Turismo y Comercio Miguel Sebastián y al ex vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Carlos Arenillas.

Precisamente en el marco de esta pieza separada, en la que se indaga los trabajos del comisario para el BBVA, por los que habría recibido 10,2 millones de euros, se conoció a principios del año pasado que en un informe de Villarejo titulado ‘Proyecto FG’ –iniciales del expresidente del banco Francisco González–, el comisario explicaba que habría contactado con hasta 49 políticos, periodistas y colaboradores con el objetivo de frenar el desembarco de Sacyr en el consejo de administración del banco. Con este fin fueron contratado los servicios del expolicía en 2004.

Según la sinopsis de ese informe, que obra en el sumario de la causa, el objetivo de los trabajos de Villarejo era “boicotear las acciones” previstas contra “K” (el cliente) y provocar el “abandono del acoso” contra el ex presidente del BBVA, así como mejorar su reputación.

CONVERSACIONES DEL EXMINISTRO

El objetivo del departamento jurídico del banco, según este informe de Villarejo, era contactar con accionistas de SV (Sacyr Vallehermoso) para convencerlos de que actuaran a favor de Francisco González.

En uno de los puntos del proyecto que lleva por nombre control de comunicaciones, refleja 16.000 comunicaciones analizadas, de las que 9.700 aproximadamente son de móviles relacionados con el GH (Grupo Hostil). Otros 6.700 serían comunicaciones realizadas desde fijos en oficinas y domicilios privados y hasta 869 conversaciones interceptadas, de las que sólo “un 5 por ciento son relevantes”. Entre esas conversaciones se especifican algunas del exministro Miguel Sebastián, del empresario Juan Abelló, del entonces presidente de Sacyr Luis del Rivero o del que era presidente del Santander Emilio Botín.

En sus anotaciones, el comisario relata las infiltraciones fallidas en medios de comunicación, y los éxitos a la hora de incidir en la línea editorial de otros. También deja constancia de las “penetraciones” fallidas en el entorno de accionistas de Sacyr, de escoltas y hasta en el departamento de seguridad de la constructora.

Entre las acciones de ‘boicot’ planificadas por Villarejo para tumbar la iniciativa de la constructora están por ejemplo hasta 87 acciones de desinformación que fueron fallidas, o 14 intentos de interceptar el teléfono móvil del ex ministro Sebastián.

Al respecto de esos intentos fallidos de ‘pinchar’ al teléfono de Sebastián, Villarejo deja apuntado que se le estropean dos equipos por ese cometido, que el CNI avisó al ministro del ataque y que este fue con el problema al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En las anotaciones también refleja 28 incidentes de comunicación y mensajes enviados a Sebastián y a su entorno personal.