martes, 11 mayo 2021 03:46

¿A qué se dedica la “chaquetera” Álvarez Brasero? 7 días de trabajo en su agenda de 2021

Elena Álvarez Brasero ha cambiado de bando y recordárselo le sienta como un jarro de agua fría. La coherencia la ha encontrado una vez ha asegurado un asiento en el Partido Popular, pese a los movimientos anteriores de los ahora sus excompañeros. La exdiputada de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid trata de encontrar su sitio en el seno de la formación ‘azul’, al ser únicamente afiliada, aunque más si se ganaran las elecciones y pudiera gobernar. Álvarez Brasero había lanzado duras críticas a los ‘populares’ hace apenas unas semanas y es que, como dijo Groucho Marx, “estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”.

Álvarez Brasero, por otro lado, es muy activa en redes sociales. En los últimos tiempos se ha dedicado a borrar todo rastro referente a su pasado político, especialmente a los que ensalzaba a su exformación o se alegraba de la salida de otros de sus colegas. También incluso sus links a artículos publicados en medios de comunicación han desaparecido, pero no los originalmente escritos.

LA EXLÍDER EN CATALUÑA COMO MADRINA

“Felizmente esa persona ya no está en Ciudadanos y ahora se dedicará a enmierdar al PP“, escribió hace menos de un mes en la red social Twitter. En contraposición, hace apenas unos días mostraba su “orgullo” por unirse al proyecto de Isabel Díaz Ayuso y “encima de la mano de una de las mejores parlamentarias de nuestro país”, sin mencionar nombre alguno. Según fuentes parlamentarias del PP, esta mano es la de Alicia Sánchez-Camacho, exlíder del PP catalán y “madrina” de la exdiputada naranja, con quien comparte la comisión de Cultura y Turismo.

Las fotos de ellas dos juntas son su seña de identidad en redes sociales. Los ataques al PP por parte de la entonces exdiputada de Ciudadanos son una constante, pese a intentar borrar todo rastro de ellos. “Si hubo una época en la que solo apoyamos al PP fue un inmenso error. Debemos tender puentes tanto a derecha como a izquierda”, escribía el pasado 19 de marzo, un tuit no disponible para su lectura.

LA IMAGINACIÓN SIN LÍMITES: CATALUÑA INDEPENDIENTE EN 2024

Brasero, por otro lado, ha eliminado también todo archivo o referencia a sus artículos, uno de ellos un descabellado escrito sobre una hipotética independencia de Cataluñaen menos de tres años. “Los partidos constitucionalistas fueron prohibidos por ley tras la proclamación de la República Independiente de Cataluña en el año 2024”, imaginaba, como si el Estado de Derecho en España no se hubiera aplicado, ni tan poco habría actuación judicial.

Según decía, se llegó a esta situación en 2020 cuando el presidente del Gobierno de España “negoció” con los partidos independentistas una reforma del Estatut que consagraba el “derecho a la autodeterminación”. El resto de partidos constitucionalistas fueron “prohibidos”, según indicaba. En 2023, la Guardia Civil y la Policía Nacional salían de Cataluña por orden del Ejecutivo central tras la victoria del sí a la independencia por un margen de cuatro puntos, 52% a favor y 48% en contra. Según indica, la Cataluña separada del resto de España y fuera de la UE creó el ‘catalín’ -a la que define como la moneda ‘patriótica’-. A esto se sumó la salida de Seat de Martorell, pese a ser una de las pocas empresas que ha mantenido su sede social en Cataluña tras el referéndum de 2017.

LOS PRINCIPIOS DE BRASERO NO CAMBIARON TRAS EL PACTO CON SÁNCHEZ

Por imaginar, que no quede. Según la visión apocalíptica de la exdiputada, “las protestas sociales y la inseguridad se extendieron por todas las poblaciones del cinturón obrero de Barcelona”. A su juicio, “la mayoría de la población sin ascendencia catalana, o directamente no nacionalista, fue forzada a retornar a sus lugares de origen, como Andalucía, Aragón o Valencia”. Tras esta historia, que considera como una “mera distopía“, afirmaba que no había que alarmarse en “exceso”, pero “podría empezar a ser una realidad si el Gobierno de Pedro Sánchez sigue cediendo ante el separatismo”.

Curiosamente, Inés arrimadas, líder de Ciudadanos, se ha acercado al Gobierno de Sánchez mucho antes de la convocatoria de elecciones en Madrid, con dos mociones de censura y el intento de una tercera contra Ayuso. Fue en 2016, un hecho que fue considerado el inicio del declive de Ciudadanos a partir de 2017. De hecho, una de las premisas del PP en Cataluña el pasado 14-F fue no sólo plantar cara al nacionalismo sino también al ‘sanchismo’. En aquellas urnas, los ‘naranjas’ perdieron el 87% de los votos y todo apunta que en Madrid se quedarán sin representación.

UNA AGENDA PÚBLICA CASI VACÍA, PESE AL SUELDAZO

Pero estos movimientos de la exlíder ciudadana en Cataluña no inquietaron a Álvarez Brasero, hasta ahora, cuando se ha sumado a los ‘populares’, manteniéndose así como diputada ‘naranja’ con un sueldo de 3.503,46 euros brutos de base, junto con la asignación de 993 euros para el abono transporte regional y otros 1.500 euros anuales para taxis.

En este ‘sálvese quien pueda’ y desbandada de Ciudadanos, que según la mayoría de encuestas se quedará fuera de la Asamblea de Madrid, Álvarez Brasero se caracteriza por su paupérrimo bagaje en la Asamblea de Madrid. Los primeros 69 días del año sólo ha estado ocupada en su agenda pública de la Asamblea en siete, una semana justa, hasta la convocatoria de las elecciones. Algunos de ellos por los preceptivos plenos en la Asamblea de Madrid.

Agenda de enero de Álvarez Brasero

En enero no tuvo ningún acto; mientras que en febrero se resume en el trabajo de tres días con reuniones con Ciudadanos, Human Right Watch, con Jóvenes del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo y Coordinación Salud Mental.

Agenda de Brasero en febrero

En marzo sólo acudió martes y jueves a la Asamblea de Madrid, y un lunes a la Comisión de Juventud. Ninguna reunión más antes de su salida de Ciudadanos.

A LOS JÓVENES NO LES AFECTA LA CRISIS SANITARIA

Su actividad parlamentaria se resume en ocho iniciativas parlamentarias y otras tantas comparecencias. Del total de iniciativas, tan sólo dos se han tramitado y celebrado, el 20% de la labor en la Asamblea de Madrid. No fueron admitidas una iniciativa sobre la actividad que llevan a cabo en las universidades madrileñas para fomentar el asociacionismo juvenil; otra sobre la promoción de la salud mental y bienestar emocional en los jóvenes; Inversiones y gastos llevados a cabo en 2020; y propuestas de mejora para la juventud madrileña desde el ámbito educativo, económico y social.

A su juicio, “la crisis sanitaria no está afectando gravemente a los jóvenes”. No obstante, los estudios realizados hasta ahora concluyen que el 32% de los jóvenes sí le ha afectado el confinamiento de marzo a junio del pasado año. Asimismo, se ha incrementado el consumo de Internet por encima de la televisión, y un mayor acceso a la pornografía. “El resultado de este informe nos anima y obliga a seguir trabajando para garantizar la igualdad de oportunidades y conseguir así que la educación cumpla su función de ascensor social”, apuntaron desde Injuve.

LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS SANITARIA EN LOS JÓVENES

Las consecuencias económicas sí han afectado a los jóvenes, pero no sólo a ellos. En cifras reales, los mayores damnificados son los casi seis millones de parados, autónomos sin actividad y personas en ERTE. Para la exdiputada, los jóvenes “son los principales damnificados por la crisis económica que aquella está produciendo”. Así lo aseguró en octubre del pasado año. Sin embargo, un estudio de Injuve muestra un creciente rechazo a tener hijos, hasta el 18% de los jóvenes, siendo uno de los principales problemas de España. Además, según el mismo informe, el 75% de jóvenes no se emancipa por falta de estabilidad o suficiencia de los ingresos.

La crisis sanitaria, además, ha puesto de manifiesto los problemas preexistentes antes de la llegada del coronavirus, como la precariedad e inestabilidad laboral, que han hecho mella en sus propias expectativas, donde el 40% de los jóvenes desempleados considera improbable encontrar un empleo. Para la exdiputada ‘naranja’, estos males económicos se mitigan “desde la Comunidad de Madrid”, pero “tienen que abordarse desde el ámbito estatal…”.

Tras quitar hierro a las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria sobre los jóvenes, Álvarez Brasero aseguró que “somos plenamente conscientes de que la juventud madrileña está atravesando una situación especialmente complicada debido a la crisis del coronavirus”. Estas son solo algunas de las incongruencias, ya que deriva la exclusividad al Gobierno de España, curiosamente el mismo con el que Inés Arrimadas pactó un acuerdo, aunque derivó después en un nuevo adelanto electoral.