domingo, 16 mayo 2021 01:29

‘Génova’ anticipa para Sánchez un escenario similar al de Zapatero en 2010

El Partido Popular dibuja para el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, un escenario similar al que se sufrió en 2010 el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero ante los recortes que le impuso Bruselas. Y en ese contexto, advierte de que tendrá que elegir entre su socio de Gobierno o cumplir con Bruselas.

“O sigue con Podemos o cumple con Europa”, han señalado fuentes de la dirección nacional del PP, que destacan que Pablo Casado lleva meses planteando reformas y propuestas al Ejecutivo de Sánchez, igual que hizo en su día Mariano Rajoy cuando era jefe de la oposición.

Siguiendo ese paralelismo, subrayan que entonces Zapatero rechazaba todas las “soluciones” que le ofrecía el PP pero cuando Europa exigió al Gobierno español recortes, el Ejecutivo socialista recurrió a Rajoy. Ambos llegaron a pactar en 2011 una reforma del artículo 135 de la Constitución para introducir el concepto de estabilidad presupuestaria.

Fuentes próximas a Casado consideran que las reformas y medidas que tiene que adoptar España no se conocerán hasta después de las elecciones madrileñas del 4 de mayo, por considerar que en campaña le conviene seguir con la “inconcreción”.

Y en ese escenario, añaden las mismas fuentes, “o sigue con Podemos o cumple con Europa”. Es más, subrayan que Casado ya le advirtió en enero de 2020, en el debate de investidura, que seguir con el partido morado dentro del Ejecutivo es “incompatible con cumplir” la hoja de ruta que marca Bruselas.

En ‘Génova’ creen que cuando Europa llame a la puerta de Pedro Sánchez, el PP también podría buscar al Partido Popular para pactar reformas. “Cuando le falle Bildu, ya nos llamará”, aventuran desde la cúpula ‘popular’.

CASADO PREGUNTA POR “LOS RECORTES QUE ESTÁ OCULTANDO”

El propio Casado, en el bronco debate del Pleno del Congreso sobre el estado de alarma y el Plan de Recuperación, ha recriminado a Pedro Sánchez que no detalle las reformas ni concrete el presupuesto, algo que ha achacado a que está en campaña electoral.

Es más, el presidente del PP ha echado en cara a Sánchez que hable de “salida social” de la crisis y le ha preguntado, a renglón seguido, por “los recortes que está ocultando” al no hablar de la reforma laboral, de la reforma de las pensiones o de la reforma tributaria que exige Bruselas.

Según fuentes del PP, el presidente del Gobierno no ha salido bien parado de ese debate parlamentario, en el que no ha cosechado ningún respaldo parlamentario y lo único que ha hecho ha sido “agotar a todo el mundo”.

GÉNOVA JUSTIFICA EL TONO “CONTUNDENTE” DE CASADO

Desde ‘Génova’ han justificado el tono “firme y contundente” que ha empleado Casado, quien ha abroncado a Sánchez en el Pleno por su “chulería” y su “arrogancia” y le ha acusado de “gobernar como Napoléon” e “insultar” y “tomar el pelo” a los españoles.

Según las mismas fuentes, Casado –que ha subido a la tribuna sin papeles– se ha centrado en relatar “las mentiras y la gestión ineficaz del Gobierno” y ha vuelto a plantear propuestas, como una alternativa jurídica al estado de alarma que ha registrado este mismo miércoles en la Cámara Baja.

El PP sostiene que no puede ser que en temas “históricos”, como el Plan de Recuperación, Pedro Sánchez no llame a Casado. “Moncloa se lo tiene que hacer mirar porque en esto no se puede soslayar al principal partido de la oposición”, apostillan fuentes ‘populares’.