martes, 18 mayo 2021 10:21

Pacto para elevar a 35 años el inicio de la prescripción de los abusos sexuales

El Congreso aprobará mañana elevar a 35 años la edad a la que empieza a contar el plazo de prescripción de abusos a menores gracias al acuerdo alcanzado entre PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos, EH-Bildu, Más País y BNG.

Estos grupos han firmado una enmienda transaccional al proyecto de ley orgánica de protección a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, que se debate este jueves 15 de abril en el Pleno de la Cámara Baja. El texto acordado modifica la previsión inicial del Gobierno de elevar el inicio del plazo de prescripción de los delitos de abuso sexual a menores a partir de la edad de 30 años de la víctima

Actualmente, el plazo empieza a contar cuando la víctima cumple los 18 años y los delitos prescriben entre 5 y 15 años después, dependiendo de su gravedad. Los grupos parlamentarios lo situarán ahora cinco años más tarde, a partir de los 35 años de la víctima.

Además de los grupos firmantes, al menos ERC apoyará la propuesta ya que fuentes de esta formación han explicado que no han podido firmar la enmienda debido a que están confinados por un caso de coronavirus, pero sí votarán a favor de la misma.

Por otro lado, en una primera versión de la enmienda transaccional no aparecía la firma del Grupo Parlamentario Popular que finalmente también ha suscrito esta propuesta. Fuentes del PP precisan que estaban esperando al “acuerdo generalizado” sobre la edad a la que subir el plazo.

Algunos grupos parlamentarios, víctimas y ONG habían pedido que este plazo empezará a contar a partir de los 40 años de la víctima y otros que no prescribiese nunca.

Según advirtió el primer denunciante del caso de abusos de Montserrat e impulsor de la campaña en Change.org #ElAbusoNoPrescribe, Miguel Ángel Hurtado, las víctimas “tardan más años” en aceptar lo que les sucedió. También la Plataforma de Infancia había reclamado aumentar la edad hasta los 40 años pues “muchas víctimas necesitan tiempo para romper el silencio”.

En concreto, Miguel Hurtado citaba un estudio realizado en 2017 por la Iglesia Católica Australiana, que analizó las experiencias vividas por 4.445 supervivientes de pederastia que fueron abusados durante cinco décadas, y estableció que las víctimas tardaron de media 33 años en denunciar el delito, cuando ya tenían una media de 44 años de edad.

Miguel Hurtado ha celebrado esta ampliación a 35 años. “Es una pequeña gran victoria del activismo de base y los colectivos de víctimas”, ha indicado en declaraciones a Europa Press, al tiempo que ha dado las gracias a “Más País, Ciudadanos y ERC” por la “gran labor que han realizado impulsando esta medida en el Congreso”.