sábado, 8 mayo 2021 00:15

Asturias alerta del inicio de la cuarta ola

La gerente del Sespa, Concepción Saavedra, ha alertado este jueves sobre la “situación asistencial claramente preocupante” y el aumento “creciente” de casos de coronavirus y de ingresos después de semanas de ‘meseta’, lo que apunta al inicio de la cuarta ola en la región.

Así lo ha indicado durante una rueda de prensa telemática para informar de la situación epidemiológica y asistencial en Asturias, donde ha estado acompañada del director general de Salud Pública, Rafael Cofiño; y el jefe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica, Ismael Huerta.

Las autoridades sanitarias han alertado del aumento de contagios en la franja de edad entre 15 y 25 años y el aumento de los contactos estrechos en aislamiento. Con todo, Saavedra ha explicado que el sistema sanitario asturiano está “preparado para una respuesta rápida” ante esa “tendencia al ascenso” que se ve sobre todo en las UCI. En ese sentido, ha alertado de que los perfiles ingresos son de gente más joven, hombres de entre 59 y 60 años y con problemas como obesidad, hipertensión o asma.

Por otro lado, ha bajado la mortalidad, pero la estancia media de pacientes COVID en los hospitales asturianos es más larga, lo que según Saavedra influye también en que no se estén recuperando los niveles de ocupación previos a la tercera ola y lo que apunta a “una situación complicada durante las próximas semanas”.

En estos momentos, el 40% de las camas UCI están ocupadas, el 25% por casos COVID y el 15% por otras patologías. La responsable del SESPA ha afirmado que hasta que desciendan los contagios no se podrá recuperar la asistencia sanitaria “normalizada”.

Por su parte, Rafael Cofiño ha insistido en la necesidad de “cuidar el sistema sanitario” cumpliendo todas las recomendaciones sanitarias. Como punto positivo ha situado el ritmo de vacunación “muy bueno” en Asturias, donde uno de cada cuatro ciudadanos ya tiene una dosis. Una cifra que aumenta a dos de cada cuatro en mayores de 70 años.

El jefe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica, Ismael Huerta, ha destacado la necesidad de vacunar “cuanto antes a lo más vulnerables” y ha explicado que las polémicas que han surgido en los últimos días con vacunas como la de AstraZeneca influye en la estrategia, “pero no se va a bajar la velocidad de vacunación”.

En ese sentido, Salud, siguiendo las recomendaciones del Ministerio, está guardando dosis de AstraZeneca y Moderna para segundas dosis y por el momento ya hay 50 puntos de vacunación en Asturias, a los que se van a sumar más en las próximas semanas según vaya aumentando el número de dosis recibida.

Precisamente, ayer se volvió a superar el récord de dosis administradas en una jornada, con más de 11.000 vacunas en un día. Sin embargo, la semana pasado hubo un 30% de los citados para vacunarse con AstraZeneca que no acudieron a la cita. Con todo, Salud ha recordado que cuando acabe el “cierto ruido”, en palabras de Cofiño, con esta vacuna, los ciudadanos podrán vacunarse aunque lo hayan rechazado previamente.