viernes, 7 mayo 2021 00:44

El CGPJ activa la red de jueces que agilizarán la aplicación del II Plan de Igualdad

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha aprobado el Protocolo de las delegadas y delegados de igualdad de los Tribunales Superiores de Justicia, un texto que define el nombramiento, funciones y competencias de esta figura y que permitirá activar la red de delegados y delegadas de igualdad en todo el territorio nacional y desarrollar las medidas contenidas en el II Plan de Igualdad de la Carrera Judicial.

El Protocolo ha sido elaborado por la Comisión de Igualdad del CGPJ, que integran los vocales Clara Martínez, que la preside, Concepción Sáez y Gerardo Martínez.

Tal y como señala el CGPJ, el delegado de igualdad es un juez que se encarga de coordinar, promover y difundir las actuaciones necesarias para ejecutar las medidas del Plan de Igualdad de la Carrera Judicial en el ámbito territorial del Tribunal Superior de Justicia donde preste servicio.

Esas medidas se centran muy especialmente en materia de conciliación de la vida personal, familiar y profesional y de corresponsabilidad familiar, así como en materia de formación en igualdad y perspectiva de género.

Entre otras funciones, estos delegados de cada TSJ deberán recabar de su territorio datos desagregados por género sobre las medidas de conciliación concedidas por cada Tribunal Superior de Justicia y, con periodicidad semestral, ponerlos en conocimiento de la Comisión de Igualdad con fines estadísticos.

FORMACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN

Además, y también cada seis meses, deberán informar a la presidencia de su TSJ de los acuerdos adoptados por la Comisión Permanente o por el Pleno del CGPJ que afecten a la aplicación de las medidas de conciliación de los miembros de la Carrera Judicial.

Del mismo modo, se encargarán de promover la formación y sensibilización de los jueces y juezas de su territorio en igualdad, detección y superación de estereotipos de género, enjuiciamiento con perspectiva de género, corresponsabilidad familiar y solución pacífica de conflictos interpersonales.

Para ello, indica el CGPJ, colaborarán con el Servicio de Formación Continua en la elaboración del plan de formación descentralizada de sus respectivos territorios.

El nombramiento de las delegadas y delegados en igualdad, cuyo mandato será de cinco años prorrogable, corresponde a las Salas de Gobierno de los Tribunales Superiores de Justicia. Podrán optar a este cargo los jueces en activo, así como aquellos miembros de la Carrera que se encuentren en excedencia por cuidado de hijos menores de tres años o familiares dependientes.