martes, 18 mayo 2021 07:07

Cómo evitar los daños del Salbutamol, el medicamento contra el asma

El asma es un trastorno respiratorio bastante común entre la población y que afecta a los bronquios como respuesta al contacto con un alérgeno, provocando que las vías respiratorias se inflamen y se estrechen. El paciente presenta síntomas como disnea, tos, sibilancias u opresión en el tórax. Se trata de una enfermedad crónica que requiere un tratamiento con medicamentos que ayuden a reducir la inflamación y a aliviar esos molestos síntomas y aquí es donde entra el juego el salbutamol.

SALBUTAMOL, UNO DE LOS MEDICAMENTOS MÁS VENDIDOS

El salbutamol, también llamado albuterol, es un medicamento broncodilatador que se utiliza para casos diagnosticados de alergia, asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, aunque también es uno de los fármacos más vendidos sin receta en España. Se trata de un broncodilatador de acción corta que relaja de forma instantánea los músculos lisos de las vías respiratorias, permitiendo que el aire vuelva a entrar en los pulmones sin esfuerzo y en cantidad suficiente.

La forma más frecuente de administrarlo es inhalado mediante un nebulizador, aunque también existen otros formatos como en comprimido o en jarabe. Pero que proporcione un alivio inmediato, no significa que no provoque otros daños.

salbutamol-inhalador