viernes, 14 mayo 2021 15:48

El ghanés Ousman Umar, Premio Princesa de Girona Social 2021

La Fundación Princesa de Girona (FPdGi) ha comunicado este jueves, 15 de abril, en Zaragoza, al ganador de su Premio Social 2021, que ha recaído en Ousman Umar, fundador de la ONG NASCO Feeding Minds, la primera creada por jóvenes africanos con el objetivo de cambiar el paradigma de la ayuda humanitaria.

Durante el acto, se ha emitido un breve vídeo de Umar, que actualmente tiene 33 años, tras conocer que ha sido distinguido con este galardón. “Gracias de todo corazón”, ha dicho emocionado. La fundación concede sus premios a menores de 35 años con el objetivo de ofrecer referentes a los jóvenes.

Este emprendedor salió de su país, Ghana, con 13 años y llegó a España a los 17. Tras instalarse en Barcelona, aprendió español y catalán, aprobó el Bachillerato e inició un grado de Química, que abandonó por no poder compatibilizarlo con su trabajo.

Finalmente, estudió Relaciones Públicas y Marketing y después un Máster en ESADE en Dirección, gestión y organización de ONGs. En 2012, creó NASCO Feeding Minds, organización que crea aulas informáticas en zonas rurales de África para evitar que, por falta de oportunidades, los niños de hoy se conviertan en los inmigrantes del futuro. Es autor del libro ‘Viaje al país de los blancos’.

El jurado del premio se ha reunido este jueves en el Patio de la Infanta de la Fundación Ibercaja, en Zaragoza. Ha estado presidido por la directora general adjunta de la Fundación Bancaria ‘la Caixa’ y miembro del Consejo Asesor de la FPdGi, Elisa Durán.

Ha explicado que, por unanimidad, se ha otorgado a Umar por su trayectoria “ejemplar, resiliencia, capacidad de superación y de aprovechar las oportunidades que la sociedad le ha brindado a través del esfuerzo personal”, así como por su “proyecto transformador, que aúna educación, tecnología y alianzas aportando soluciones al fenómeno migratorio”.

El resto del jurado ha estado compuesto por el jefe de la sección quirúrgica de Ginecología en Salud de la Mujer Dexeus, Pere Barri, Premio Social de la FPdGi en 2011; la pedagoga y emprendedora social, Roser Batlle; la expresidenta de UNICEF España, Consuelo Crespo; la expresidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer y de su fundación científica, Isabel de Oriol Díaz de Bustamante; el director del Impact Hub Madrid, Antonio González; la secretaria general de Cáritas, Natalia Peiro; la CEO de Generation Spain, Mercedes Valcárcel, y la directora de estrategia de marca y comunicación de Cruz Roja Española, Belén Viloria.

PARTICIPACIÓN DE LA REINA

La reunión del jurado y el anuncio de este premio se ha enmarcado en una jornada dentro de la gira que la FPdGi realiza por diferentes comunidades autónomas. En esta ocasión, el tema elegido ha sido emprendimiento social y transformación educativa.

La jornada ha retransmitido una conversación grabada recientemente entre Su Majestad la Reina de España, doña Letizia, con premiados en la categoría social de años anteriores.

Doña Letizia ha subrayado el éxito de la FPdGi “en la detección de trayectorias profesionales relevantes, brillantes, valiosísimas”, unos premios que son una parte de su actividad, que también abarca la mejora de la empleabilidad de los jóvenes, “y por su puesto la transformación e innovación educativas; no son palabras, está todo muy detallado en la página web de la fundación”, ha expuesto la reina.

También ha resaltado la “generosidad” de los cuatro premiados con los que ha conversado, a quienes ha calificado como “titanes, comprometidos de forma profunda y personal con la acción social y la solidaridad eficiente y transformadora”.

Durante la charla, que ha tratado sobre cómo la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 ha afectado al trabajo de estas personas, el impulsor de ‘Ayúdame 3D’, Guillermo Martínez Gauna, premio en 2020, ha relatado que decidió redirigir su actividad a crear máscaras de protección para sanitarios y profesionales frente a la COVID-19, uniéndose a una red de más de cien personas con impresoras 3D de España.

A su entender, la pandemia ha servido para que la sociedad “se dé cuenta de que no parcheamos problemas, sino que la transformamos, desde cero, eliminando la desigualdad”.

RECONOCIMIENTO

La directora de Nuevo Hogar Betania, Begoña Arana, distinguida en 2019, ha comentado que se “dispararon” las necesidades, para estimar que, ahora, “la administración nos escucha mucho más” y ha deseado que el “esfuerzo” realizado por organizaciones pequeñas y medianas “no se olvide y nos sigan teniendo en cuenta” porque requieren de ese “refuerzo” y también del “reconocimiento” porque “somos las que hemos estado al pie del cañón” en esta crisis.

La fundadora y CEO de ‘It Will B”e, Arancha Martínez, premio de 2018, ha contado que además de continuar atendido los proyectos de otros países, han apoyado la emergencia sanitaria y social de España. “Por primera vez en mi vida tuve que poner la mirada en mi país”, ha dicho. Ha añadido que la pandemia ha evidenciado que el tercer sector “es clave” y “es un momento histórico para cambiar las cosas”, aunque es preciso mucho trabajo y la unión de todos.

El director de la Asociación Educativa Itaca, Felipe Campos, distinguida en 2013, ha manifestado que a raíz de la pandemia el sector privado ha estado “profundamente comprometido”, de forma que se ha dado un nuevo paradigma de cooperación entre lo público, lo privado y social, que ha marcado un camino de hacer las cosas de otra forma “que no podemos olvidar”.

ESCUELA RURAL

El presidente de la FPdGi, Francisco Belil, ha precisado que el objetivo del premio es distinguir a jóvenes con una trayectoria de superación de las dificultades como referente a sus iguales. La entidad también trabaja en la empleabilidad y desarrollo profesional de este colectivo, posee un programa de rescate del talento, e incide en la formación de los docentes, con un programa especial destinado a la escuela rural.

Así, la jornada ha incluido una charla con participantes en el programa ‘Generación Docentes’, que facilita la formación y prácticas a estudiantes del grado de Educación en escuelas rurales. Este año participan 30 alumnos de 17 universidades.

El director del Área de Educación y del Observatorio de Tendencias de la Fundación Botín, Javier García Cañete, ha remarcado que la escuela rural “acoge toda la diversidad”, “es compensadora de desigualdad” y es “motor de desarrollo”.

Por su parte, el director del colegio Ramón y Cajal del municipio zaragozano de Alpartir, Juan Antonio Rodríguez, ha apuntado entre sus retos la necesidad de reducir “la alta movilidad docente”, así como una formación que permita competencias específicas del medio rural y gestión de emociones. Entre sus puntos fuertes, ha mencionado la participación de la comunidad educativa y del entorno.

La estudiante de la Universidad de León e integrante del programa, María García Silván, ha resaltado la necesidad de la formación del profesorado, también en habilidades sociales y para trabajar con alumnos de diferentes edades como ocurre en muchas aulas del medio rural. Del programa ‘Generación Docente’ ha indicado que da visibilidad a este tipo de centros y es una oportunidad para “hacer reflexionar a las universidades” sobre los contenidos que imparten y para “trasformar la educación”.

Por otra parte, durante el acto, los cuatro centros finalistas en Aragón del reto emprendedor de la FPdGi ‘Solo en casa. Ideas para prevenir la soledad de las personas mayores en momentos de confinamiento’ han expuesto sus proyectos, que han sido evaluados por premiados en la categoría social de años anteriores, resultando ganadores dos: uno del Colegio San Agustín y otro del CPIFP Los Enlaces, ambos de la capital aragonesa, que competirán en la ‘Gran final Reto de Retos’, la cual tendrá lugar al terminar la gira.