viernes, 14 mayo 2021 15:49

El Ayuntamiento de Galapagar se lava las manos con la reforma irregular del chalet de Iglesias

El chalet de lujo de Galapagar de Irene Montero y Pablo Iglesias vuelve a ser noticia. Esta vez por las reformas llevadas a cabo en la vivienda las cuales, presuntamente, se hicieron sin notificar su presupuesto real al ayuntamiento para así ahorrar impuestos en licencias. Sin embargo, aunque ambos políticos sean vecinos de Galapagar, el ayuntamiento de la localidad madrileña se lava las manos en el asunto y dicen no tener constancia en las instituciones municipales de esta reforma irregular. “Tenemos otras prioridades más allá de Pablo Iglesias”, alegan fuentes del consistorio a MONCLOA.COM.

el proyecto de reforma estaba presupuestado en 40.000 euros aunque fue notificado al consistorio por un valor de 13.055 euros

Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Galapagar confirman a este medio que cualquier ciudadano que resida en el municipio y lleve a cabo reformas sin las licencias correspondientes será sancionado ya que se trata de una actividad ilegal al evadir impuestos municipales. Y este sería el caso de Iglesias y Montero ya que según informa El Confidencial, el proyecto de reforma de su vivienda estaba presupuestado en 40.000 euros aunque fue notificado al consistorio por un valor de 13.055 euros. Es decir, la pareja de la formación morada solo notificó una tercera parte de lo gastado al Ayuntamiento de Galapagar, localidad en la que se encuentra la vivienda.

No obstante, el lujoso chalet familiar de Irene Montero y Pablo Iglesias no es la primera vez que ocupa espacios en los medios de comunicación. Esta vivienda, que cuesta nada más y nada menos que 600.000 euros, no ha estado exenta de polémica. Fruto de ellos fueron los “escarches” a las puertas del inmueble que obligaron a la pareja a pedir protección policial para mantener la seguridad en su residencia. Ahora, la Policía en vez de protegerles podría sancionarles si así se corrobora la información del diario digital.

ASÍ FUERON LAS REFORMAS

La vivienda de los políticos de Podemos se ha convertido en la casa más famosa de la sierra madrileña. Se trata de inmueble fantástico que cuenta con unos 268 m2 construidos sobre una parcela de 2.000 m2. La vivienda cuenta con tres dormitorios, dos baños, chimenea, jardín con huerta, una parte zen y un pequeña casa de invitados. Todo “un lujo de la casta” que la pareja de izquierdas ha querido darse.

Sin embargo, los políticos quisieron acondicionar la casa a su gusto y por ello en 2019 decidieron realizar estas polémicas reformas. Según El Confidencial, el grueso de las obras consistió en ampliar el camino de piedra hasta llegar a esta estancia, quitar la depuradora de la piscina del sótano para convertir esa parte en un gimnasio personal y la construcción de una barbacoa en el porche trasero.

Asimismo se llevaron a cabo otras reformas como la apertura de una doble ventana así como un tabique móvil, la instalación de suelo radiante y la compra de muebles para realizar una biblioteca. También se reestructuró la instalación eléctrica. Vamos, una reforma de gran magnitud que llama la atención que haya sido presupuestada en tan solo 13.055 euros.

INFRACCIÓN ADMINISTRATIVA

La reforma llevada a cabo en la vivienda podría acarrearles problemas legales a ambos políticos. Ocultar parte de las obras realizadas y el coste total de las mismas podría conllevar una infracción administrativa puesto que se han pagado menos impuestos de los que se deberían.

MONCLOA.COM ha contactado con los técnicos de urbanismo del Ayuntamiento de Galapagar los cuales han confirmado que en caso de que no se hayan obtenido las licencias de obras adecuadas, los inspectores municipales incoarán el expediente y se llevará a cabo un nuevo requerimiento para obtener los permisos adecuados así como su correspondiente pago de impuestos.

Además, desde el Gobierno municipal confirman que cualquier residente en Galapagar está obligado a presentar una declaración responsable en caso de llevar a cabo reformas de importancia en su vivienda particular. En el caso de obras menores, la nueva modificación de la Ley de Suelo de 2020 no obliga a los residentes a notificar las reformas, sin embargo, las obras de Iglesias y Montero se remontan a 2019 por lo que si están obligados a presentar el presupuesto en el consistorio galapagueño.

Asimismo, el área de urbanismo del consistorio hace constar a este medio que son los propios interesados en realizar las reformas lo que tienen la responsabilidad de notificar el presupuesto de las obras. De este modo, Pablo Iglesias e Irene Montero serían los únicos responsables de verificar el coste de las mismas que tienen que coincidir con el presupuesto correcto para pagar los impuestos pertinentes.