miércoles, 12 mayo 2021 10:50

La CUP dice que podría entrar en el Gobierno catalán si hay un acuerdo “suficientemente profundo”

El secretario tercero de la Mesa del Parlament, Pau Juvillà (CUP), ha afirmado que los ‘cupaires’ no han cerrado el debate sobre si pueden entrar en el Govern, ya que se lo podrían plantear si el acuerdo de gobierno “es suficientemente profundo y supone voluntad de transformación”.

“¿El acuerdo es suficientemente profundo para que nosotros tengamos más responsabilidad? Si es así la CUP lo valorará en su momento y decidirá si puede entrar o no”, ha dicho en una entrevista junto a la diputada de la CUP Laia Estrada difundida por la formación en la iniciativa ‘La CUP responde’, con la que pretenden explicarse y debatir alejándose del ruido del día a día.

Juvillà ha explicado que el debate sobre si la CUP puede entrar en el Govern está abierto siempre porque “no es un debate estático, es un debate dinámico”, y que se decide en función de lo que se pretende hacer y no de los cargos que se pueden ocupar.

También ha reivindicado que los ‘cupaires’ han tenido una actitud proactiva después de las elecciones para lograr un acuerdo, y ha destacado que con ERC se han entendido porque cuando les han trasladado sus propuestas ha habido correspondencia, pero que esto no ha sucedido con Junts y con los comuns: “Nos gustaría que los comuns tuvieran una actitud más proactiva en la defensa social y nacional”.

Sobre el Consell per la República, Juvillà ha apostado por reformular sus objetivos y su gobernanza para que tenga una “importancia decisiva” en la internacionalización del proceso independentista.

Por su parte, Estrada ha sostenido que el acuerdo alcanzado con ERC se basa en “cuestiones que son consensos del país” que cree que deberían compartir todos los partidos independentistas.

Además, ha defendido que este acuerdo contempla que se trata de una legislatura de confrontación con el Estado desde el primer día: “El referéndum lo tenemos que meter en este proceso de acumulación de fuerzas y de sumas de desobediencias institucionales en los diferentes planos, no solo en el Parlament, acompañadas de acción de calle”.

Sobre la mesa de diálogo, ha negado que en el pacto la CUP reconozca el valor de la negociación con el Estado porque considera que no se puede hablar ni de autodeterminación ni de amnistía, sino que lo ven como un acuerdo en el que “ERC acepta poner un plazo”, pero que los ‘cupaires’ no participarán en la mesa.