domingo, 16 mayo 2021 22:56

Defensa y la CEOE firman un convenio para la incorporación de militares al ámbito laboral civil

La ministra de Defensa, Margarita Robles, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, han firmado este viernes un protocolo de colaboración para la incorporación del personal militar al ámbito laboral civil, en particular los de la escala de tropa y marinería y reservistas de especial disponibilidad que han abandonado las Fuerzas Armadas al cumplir los 45 años.

Defensa explica que el convenio desarrollará actividades que complementen la formación e impulsen el aprovechamiento de las capacidades profesionales del personal militar, especialmente en sectores de alta empleabilidad como las tecnologías de la información y comunicación, por ejemplo en desarrollo de software, marketing, ciberseguridad o inteligencia artificial.

La ministra ha destacado la importancia singular de este acuerdo de colaboración con la CEOE, que afectará particularmente al personal militar temporal que va a cumplir 45 años y que, tras haber desempeñado durante años tareas relacionadas en la seguridad y defensa del Estado, se reincorpora al mundo laboral civil.

“Soy muy consciente del gran capital humano y profesional de los hombres y mujeres que van a cumplir 45 años”, ha dicho Robles asegurando que se está trabajando para que cuando salgan tengan un puesto de trabajo de acuerdo a su valía “porque han estado muchos años sirviendo a España con eficacia, y van a seguir sirviéndola estén donde estén”.

“No los vamos a dejar solos, no vamos a dejarlos atrás. Vamos a seguir trabajando desde el realismo y por eso es tan importante este convenio para que de alguna manera podamos conseguir un hito de futuro. Seamos optimistas”, ha pedido.

Por su parte, el presidente de la CEOE ha manifestado su convicción de que no se puede desaprovechar el talento y valores como el compañerismo, la lealtad, el esfuerzo o la disciplina del personal militar y ha asegurado la total disposición de su organización a colaborar al máximo con Defensa.

“Los 45 años es el mejor momento de la vida, y las aptitudes y las actitudes de los militares son algo que no se puede desaprovechar desde las empresas, que necesitan recoger talento”, ha afirmado Garamendi, para quien estamos ante un momento clave en el que “va a haber espacios inmensos tecnológicos” de trabajo.