domingo, 16 mayo 2021 02:10

Más robusta y para 2022: así avanza la vacuna española contra el coronavirus

En España actualmente se ‘trabajan’ con cuatro vacunas aprobadas. Con todo, en la recámara hay varias en proceso que se espera que sean evaluadas por los organismos independientes en los próximos meses. Una de ellas es la vacuna española que tanto defiende Pedro Duque en calidad de ministro de Ciencia, y que está desarrollando el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Aunque durante todo el final del año 2020, el ministro del ramo defendió que estaría antes de 2021, lo cierto es que de momento sólo se encuentra en fase preclínica. Eso sí, desde el equipo que está detrás de la vacuna española contra el coronavirus se asegura que será más robusta que las actuales.

En una entrevista al programa Está pasando de Telemadrid, Isabel Sola, una de sus responsables de la vacuna española, ha explicado qué hace diferente a esta vacuna respecto las ya utilizadas: “Es una vacuna de RNA, parecida a la Pfizer o Moderna, pero que tiene la propiedad de que se multiplica a sí misma, con lo que es necesario administrar dosis más bajas y el coste de producirlas sería más sencillo“.

Asimismo, la científica ha explicado que a diferencia de otras vacunas ya aprobadas y que están siendo inyectadas, la vacuna española pone el foco en la proteína S, que es la más relevante para generar protección y también en otras proteínas como la nucleoproteína, que favorece una respuesta celular a través de los linfocitos T, o lo que es lo mismo, será más ofensiva con el covid-19.

EL SECRETO DE LA VACUNA ESPAÑOLA: UN ATAQUE MÁS EFECTIVO

Los científicos españoles, que de vez en cuando sacan alguna novedad de sus proyectos, insisten en que la vacuna española más prometedora es muy diferente a lo que se ha desarrollado hasta ahora -y de ahí que los tiempos sean diferentes-. Según han explicado esta semana los dos científicos responsables, la versión española no lleva un solo elemento del virus, sino varios componentes para conseguir una inmunidad más potente y más completa.

Otra de las diferencias entre la vacuna española y las actuales reside en que los científicos trabajan para desarrollar una solución que se pueda administrar por vía intranasal, aunque también se trabaje con la vía intramuscular.

La explicación detrás de esta apuesta española parte del supuesto de que una administración intramuscular actúa en todo el organismo para que este neutralice el efecto del virus una vez haya penetrado. Por el contrario, con la opción intranasal de la vacuna española, la mayor carga inmunológica se concentraría en las mucosas nasales, principal vía de entrada y contagio del coronavirus.

Así pues, la esperanza de la vacuna española pasa por conseguir un compuesto que sea inmunizante y esterilizante, que corte la transmisión del virus, algo que por ahora ninguna vacuna ha confirmado.

Eso sí, ninguno de los dos científicos en sus respectivas entrevistas en las televisiones se ha aventurado a confirmar una fecha para saber cuándo estaría disponible la vacuna española. Todo apunta a que será en 2022.

EL CSIC TRABAJA EN TRES PROTOTIPOS DE VACUNA

Además de en este proyecto de vacuna española, los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) están trabajando simultáneamente en otros dos proyectos para lograr una vacuna contra la covid-19.

El proyecto de Mariano Esteban y Juan García Arriaza, que se denomina CSIC-Biofabri, apunta a utilizar como vehículo un virus inactivado de la familia de la viruela que sería la que atacaría a la proteína spike del SARS-CoV-2. De esta forma, se generarían anticuerpos contra ella y el huésped quedaría inmunizado. Por ahora, el prototipo ha mostrado una eficacia del 100% en ratones, por lo que el organismos confía en que pueda entrar en fases clínicas en primavera.

Respecto al último proyecto de vacuna española, en el que trabaja Vicente Larraga basa su formulación en colocar un gen de un antígeno del SARS-CoV-2 en un vehículo sintético de ADN. Este sería inyectado en el paciente para inducir la reacción a la infección. Actualmente se encuentra en fase preclínica en modelos animales. Al igual que el proyecto de Biofabri, podría entrar en fases clínicas en primavera.

LA VACUNA ESPAÑOLA DE LA INDUSTRIA PRIVADA

La semana pasada, Pedro Sánchez visitaba en Gerona la empresa farmacéutica que dice contar con la vacuna española más avanzada. A pesar de las esperanzas y declaraciones del presidente del Gobierno, este prototipo podría empezar sus ensayos clínicos en junio, por lo que como muy pronto estaría en disposición de comenzar a producirse en septiembre. La empresa asegura que su solución neutraliza el virus y requerirá una logística y conservación menos caras.

Junto a este proyecto, la empresa Hidra trabaja en colaboración con el Hospital Clínic, el Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS) y otros organismos de investigación nacionales e internacionales en una vacuna de tipo ARN mensajero, igual que las de Pfizer y Moderna.