sábado, 8 mayo 2021 07:10

Telemadrid, clave del hartazgo de Díaz Ayuso contra Ciudadanos

El ahora desaparecido Ignacio Aguado aceptó la decisión de Albert Rivera en 2015 de no apostar por un higiénico cambio en la Comunidad de Madrid y apuntalar el Gobierno del PP, que arrastraba dos décadas de corrupción.

La legislatura acabó como el Rosario de la Aurora, Cristina Cifuentes dimitió (por un vídeo infame en vez de por haber aprobado un máster por la cara), y Albert Rivera en 2019 volvió a decidir que la Comunidad de Madrid debía de seguir en manos de los ‘populares’.

Pero Isabel Díaz Ayuso, en vez de mostrar simpatía hacia el partido que había apuntalado al ‘aguirrismo’, parecía mirar con rencor a Ciudadanos por la decisión naranja en 2015 de bascular hacia la izquierda en Telemadrid, manipulada y saqueada por el PP.

En 2019 Ignacio Aguado garantizó a su amigo José Pablo López, director general de Telemadrid, que el pacto del centro-izquierda seguía vigente y que el PP, con Miguel Ángel Rodríguez insultando a la cadena vía Twitter, seguiría lejos del control de la autonómica.

LA VENGANZA DE AYUSO

Tras formar Gobierno en 2019 Ayuso ya dejó claro que no comulgaba con la televisión pública regional: “Voy a exigir a Telemadrid, como al resto de organismos públicos que sufragan los ciudadanos con sus impuestos, que justifique las cuentas, que sea un servicio público con audiencia, porque un servicio público sin audiencia no es un servicio público, y le voy a pedir la misma austeridad que al resto”.

Telemadrid, según Ayuso, ya no era “un servicio público esencial, luego lo que tiene que demostrar es que tiene ese público, que se ajusta a un presupuesto, teniendo en cuenta que ahora mismo estamos en una situación delicada”.

“Yo tengo que bajar, reducir las listas de espera, me importa seguir reformando el Metro, que tiene una serie de problemas acumulados, tenemos que seguir construyendo colegios… una serie de necesidades evidentes. Las prioridades son las que son”, continuaba la dirigente.

José Pablo López, sabedor del pacto que le mantiene en el sillón (Cs, Más Madrid, Unidas Podemos y Cs), apludió que la presentadora Inmaculada Galván contestase así a la presidenta: “Hoy comienza la nueva temporada de los informativos aquí en esta casa, Telemadrid, con alguna cara que van a conocer y con el afán de servicio público para todos ustedes. Porque sí, Telemadrid es servicio público”.

Telemadrid incluso llegó a lanzar una campaña publicitaria contraria a la presidenta: “Esenciales para informarte, sin filtros interesados, 100% servicio público. Una ventana para representar a todos los madrileños desde la profesionalidad. La información en Telemadrid… Estamos para ti”.

LIBERTAD PARA CONTAGIARSE

Ciudadanos ha decidido atacar al PP por su corrupción en vez de hacerlo por la gestión sanitaria, que es algo en lo que los naranjas tendrían cierto prestigio porque uno de sus consejeros se rebeló contra la actiud del Gobierno regional sobre las Residencias en la primera oleada de la pandemia de la COVID19.

Eso sí, los palos por la gestión le están lloviendo a Ayuso. Jorge Nagore, del Grupo Noticias, recordaba la pasada semana que Madrid tenía “una incidencia a 14 días de 348 casos cada 100.000 habitantes, la 3ª peor de España. Pero es que Madrid hace un 20% menos de pruebas que Navarra por millón de habitantes. Madrid es la comunidad con más personas hospitalizadas hoy con covid por 100.000 habitantes –38,9 personas de cada 100.000–, con más en UCI por 100.000 –7,97–, con más incidencia acumulada de España desde el inicio de la pandemia –9.790 positivos por cada 100.000 personas–, con más hospitalizados totales por millón desde el inicio –14.118 hospitalizados–, la 2ª con más ingresados en UCI por millón desde el inicio –1.042, por 1.182 de La Rioja– y con más fallecimientos por millón desde el inicio según los datos de la propia comunidad, con 3.527 personas por millón de habitantes fallecidas, duplicando a España”.

“Y eso siendo solo la 7ª en cuanto a número de pruebas. Madrid es la peor ahora mismo en situación hospitalaria y es la peor con diferencia en todos los baremos críticos: hospitalizados, UCI y fallecidos. Ha ido peor que todos los demás y que la media nacional en todas y cada una de las olas, la 1ª, la 2ª, la 3ª y la 4ª, y solo en verano estuvo unas semanas en niveles aceptables”, añadía.

Nagore remataba: “Que Ayuso y los madrileños que la votan se pasen esto por el forro es ya otro cantar, pero su libertad y su rollito trae estas cifras, así que si los madrileños le votan y aplauden sobre su conciencia caerá. Excepto lógicos periodos puntuales, es la comunidad más insegura y peligrosa durante toda la pandemia. De lejos. Lo demás son falacias”.