martes, 11 mayo 2021 03:16

España, de los países donde menos se teletrabajará tras la pandemia

el corte ingles

España es de los países donde menos se teletrabajará una vez finalizada la pandemia del coronavirus, que ha extendido esta fórmula, como medida para luchar contra el cambio climático, a pesar de que un 73 por ciento de los españoles considera que si las empresas no actúan ante la emergencia climática estarán fallando tanto a sus empleados como a sus clientes.

Se trata de una de las conclusiones del estudio de Ipsos ‘Día de la Tierra: Opinión pública y Acción sobre el Cambio Climático’, en el que han participado 30 países firmantes del Acuerdo del Clima de París y que refleja que los españoles serán los europeos que más cambios harán en sus hábitos y rutinas de movilidad contra el cambio climático.

De media global, solo el 31% de los ciudadanos cree que su país tiene un plan claro sobre cómo Gobierno, empresas y ciudadanos pueden trabajar de forma conjunta en la lucha contra el cambio climático. En el caso de España, el porcentaje se eleva en dos puntos (33%), siendo el país europeo más optimista en ese sentido, seguido de Reino Unido y Alemania (28% respectivamente).

Así, el 65% de media a nivel mundial, piensa que si el gobierno no actúa en materia de cambio climático estará fallando a los ciudadanos, algo que también es así para un 67% de los españoles.

En cuanto a la responsabilidad compartida, el 72 por ciento de los encuestados opina que si la población no actúa le estará fallando a las generaciones futuras y este porcentaje es secundado en España por el 74 por ciento, lo que sitúa al país como el tercero de Europa con esta visión, sólo por detrás de Bélgica (75%) y Francia (78%).

De cara a la vuelta a la normalidad tras la pandemia, un 36% de ciudadanos de media global considera que ésta debería ser tomada en cuenta a la hora de elaborar esos planes, frente un 35% que considera que no debería serlo. Estas posiciones opuestas están más distanciadas en España, donde 4 de cada 10 españoles piensa que la lucha contra el cambio climático no debería ser una prioridad frente a un 30% que sí lo ve como un aspecto prioritario.

Según el estudio, algunos de los efectos medioambientales positivos colaterales a la pandemia se perderán en el tiempo y en la conciencia de los ciudadanos y otros se mantendrán, ya que de media mundial, el 39% de los ciudadanos afirma que evitará desperdiciar alimentos en un futuro tras esta crisis. Así como un 34% de ciudadanos que se moverán más en bici en lugar de en coche, y un 31%, también de media global, que afirma que trabajará más desde casa para evitar desplazarse en coche hasta el trabajo.

En concreto, los españoles están más concienciados con la movilidad sostenible, ya que el 37% se desplazará más en bici y dejará aparcado su coche, posicionándose, así como los europeos que afirman que más realizarán este hábito, seguidos de los italianos (36%). En este sentido, el 27% también afirma que elegirá destinos vacacionales que no requieran desplazarse en avión, situándose de nuevo líderes europeos junto a Italia (27%).

La segunda acción será que el 35% de los españoles evitará desperdiciar alimentos y el 32 por ciento comprará únicamente cosas necesarias. En esto España comparte el puesto con Italia y Reino Unido.

TELETRABAJO

Por otro lado, en cuanto al teletrabajo como medida para luchar contra el cambio climático, España se coloca como uno de los países que menos teletrabajará después de la pandemia (21%), ocupando el puesto número 25 de los 30 países entrevistados, compartiendo los últimos puestos del ranking con otros países europeos como Hungría, con el mismo porcentaje que España, y Alemania y Francia con un 19% respectivamente.

En cuanto a medidas cotidianas, los españoles por su parte lideran la lista europea y ocupan los principales puestos globales en afirmar que llevarán a cabo todas las medidas planteadas en este estudio para reducir su huella medio ambiental. La medida más seguida por los españoles coincide con el dato global, el 62% evitarán los productos con muchos envases. Evitar comprar cosas nuevas en favor de la segunda mano o recuperar lo que se haya estropeado, es la segunda medida más apoyada (58%). En tercer lugar, andar más, utilizar la bici o el transporte público en lugar de usar el coche sería la medida que más tomarían los españoles para luchar contra el cambio climático, con un 58%.

Igualmente, para reducir su huella de carbono los españoles se proponen ahorrar energía eléctrica en el hogar con aislamiento o apagando luces (57%); ahorrar agua (duchas más cortas, no regar el jardín*), 55%; no volar o reducir viajes en avión usando más el tren o el autobús, 54%; reciclar papel, vidrio y plásticos así como comer menos carne, 49%; consumir menos productos lácteos o sustituirlos por alternativas como la leche de soja, 36%.

Los datos forman parte de la oleada 152 de Global Advisor (GA 152) una encuesta de Ipsos realizada entre el 19 de febrero y el 5 de marzo de 2021 en 30 países de todo el mundo a 21.011 ciudadanos de 16 a 74 años de edad.