domingo, 16 mayo 2021 02:42

Monedero se ratifica ante el juez en sus declaraciones sobre Vox

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero ha ratificado ante el juez los pronunciamientos que hizo en un vídeo sobre Vox, donde lo identificó con crímenes de lesa humanidad como los cometidos por la Alemania nazi, al afirmar que “es un partido que no respeta los Derechos Humanos”, en la declaración que ha prestado este jueves como investigado por una querella presentada en su contra por la formación política por presuntos delitos de odio, difamación e injurias.

“Me he reafirmado en el contenido de mi monólogo porque creo que la voluntad de Vox siempre es intentar frenar la libertad de expresión, creo que la querella de Vox busca silenciarnos y a mí no me van a silenciar”, ha dicho el ex dirigente ‘morado’ a los medios de comunicación tras comparecer en el Juzgado de Instrucción Número 16 de Madrid.

Antes de entrar a la sede judicial ya había reiterado que “Vox es un partido que no respeta los Derechos Humanos”, si bien ha rehusado sostener expresamente que son un partido nazi. “Creo que afirmar que es un partido nazi no nos aclara nada (…) Son un partido de extrema derecha que demuestra vinculaciones con la extrema derecha del siglo XX y eso le hace incompatible con la democracia. Es un partido que está fuera de la Constitución”, ha expuesto.

No obstante, ha enfatizado que “Vox ha señalado al régimen de Franco como su referencia democrática por encima de la democracia actual”, que “la vinculación del franquismo con la Alemania de Hitler y la Italia de Musolini es evidente” y que “aquello terminó cómo terminó”.

Por su parte, la abogada de Vox, Marta Castro, ha defendido que “es un partido legal y democrático”, indicando que Monedero “no tiene datos objetivos” para sustentar sus declaraciones. “Es una opinión muy radicalizada”, ha valorado, instando al profesor universitario a emprender “las acciones que considere oportunas” si realmente cree que la organización de Santiago Abascal no respeta los Derechos Humanos.

INMIGRANTES Y ‘MENAS’

Para Castro, “ha quedado muy acreditado que la polarización a la que quiere llevar el señor Juan Carlos Monedero, sus doctrinas políticas y mensajes como este son los que están instigando a la violencia contra Vox”.

“Lo hemos visto no solo con este vídeo, que es de hace meses, sino con también con declaraciones más próximas y todos los altercados en Vallecas, en Navalcarnero o en Fuenlabrada con asociaciones próximas a la extrema izquierda, y eso todo viene a consecuencia de los mensajes políticos”, ha recalcado.

Monedero, sin embargo, ha aducido que los ciudadanos tienen la “obligación” de “alertar ante determinadas decisiones que van desembocando hacia delitos de odio”, entre las que ha mencionado “la animadversión de Vox hacia los inmigrantes” y, en concreto, hacia los menores no acompañados.

Así, ha apuntado que, de la misma manera que él ha tenido que declarar porque “señalar la inhumanidad de quitarle la sanidad a los inmigrantes es un delito de odio”, le gustaría saber si la justicia determina que “lo que ellos (Vox) están haciendo con los derechos de la infancia inmigrante” también es delito de odio.

“Aparte, como ocurre siempre con la extrema derecha, son tontos, porque quitarles la atención sanitaria a los inmigrantes en mitad de la pandemia solo serviría para que se contagien y que después ese contagio termine regresando a los dirigentes de Vox”, ha apostillado.

Interrogada sobre la investigación que ha abierto la Fiscalía de Madrid por el cartel electoral en el que Vox compara el supuesto gasto público destinado a los ‘menas’ y a las pensiones de jubilación, Castro ha contestado que lo valorarán cuando se pronuncien el Ministerio Público y los tribunales. Además, ha aprovechado para recordar que hay abiertas otras pesquisas por “actuaciones de otros políticos y otras formaciones”. “Esperamos que se pronuncien a nuestro favor cuando nos atacan”, ha deslizado.

DE LA JUSTICIA, “CUALQUIER COSA”

En cuanto al recorrido judicial que pueda tener esta querella, Monedero ha confesado que “con la justicia en España” se espera “casi cualquier cosa”, aunque al mismo tiempo ha expresado “una confianza de fondo” en el sistema porque “si no confiamos en el Estado de Derecho estamos perdidos”.

Monedero ha justificado su escepticismo en comportamientos que no le parecen “de recibo”, aludiendo, por ejemplo a las detenciones realizadas a raíz de un ‘tweet’ en el que se decía que había que “colgar” a la gente de Vox para contrastarlo con el hecho de que –según ha contado– él recibe mensajes así “todos los días” sin que la Policía haya dado “una respuesta”.

Con todo ello, ha abogado por establecer un “cordón sanitario” a Vox, como se ha hecho en Europa con la extrema derecha, y ha apelado a “la Policía democrática, a los jueces democráticos y a los medios de comunicación democráticos”. “Este tipo de denuncias lo que hacen es señalar la necesidad de que estemos todos despiertos para que no perdamos la democracia, porque ya nos la robaron durante 40 años algunos que dicen que aquellos regímenes eran mejores que los actuales”, ha avisado.

NAZIS Y ‘NARCOS’

Vox presentó una querella contra Monedero por un vídeo difundido en redes sociales donde comenta una serie de propuestas del partido, como “quitar la sanidad gratuita a los migrantes sin papeles durante el estado de alarma” o “ampliar el plazo de permanencia en los CIE de los extranjeros irregulares por razones de interés general”.

“¿Y lo próximo qué será, poner en la puerta un cartel que diga: ‘El trabajo os hará libres’? Ya puestos, ¿qué, les prohibimos respirar o directamente existir?”, plantea Monedero en la grabación.

También cuestiona si “esta gente de Vox son cristianos, porque el cristianismo se basa en la compasión”. “Me recuerdan a menudo a esos delincuentes que en Medellín, queriéndose engañar a ellos mismos, van a rezar a la Virgen de lo Sicarios”, añade.

Monedero concluye su monólogo recordando que “abandonar a unos seres humanos a su suerte es un delito de lesa humanidad”. “Otros por menos han terminado en el tribunal de La Haya. Los ídolos de Vox terminaron en Nuremberg”, acaba.

LOS LÍMITES DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Según denunció Vox en una nota de prensa, esas palabras suponen identificar al partido con los más graves y sangrientos crímenes contra la Humanidad, como los campos de exterminio nazis o los sicarios del Cártel de Medellín.

En la querella, formulada por la Vicesecretaría Jurídica de Vox, bajo la dirección de Marta Castro, se alega que las afirmaciones de Monedero “superan los límites de la libertad de expresión y crítica política”.

Lo que se pretende, explicaba Castro, es “imputar un delito de odio a Vox”, con lo que “incurre en delitos de calumnias e injurias, al ser conocedor (Monedero) de la manifiesta falsedad de las afirmaciones”.

Castro destacaba en la querella, admitida a trámite, que Monedero “no ha criticado posturas políticas, sino que solo vierte numerosos insultos”. Y añadía: “Utiliza la comparación de la actuación de Vox con las actuaciones delictivas, sanguinarias y aberrantes”.