miércoles, 19 mayo 2021 02:01

Mónica García traerá el Impuesto sobre el Patrimonio para quitarle 1.000 millones a los “ricos”

Más Madrid traerá a la región el Impuesto sobre el Patrimonio. Este impuesto revolucionario es popularmente conocido como “el impuesto de los ricos” y se trata de una tasa que se aplica individualmente sobre el patrimonio personal de las personas físicas, y se calcula basándose en el valor de todos los bienes del sujeto. Según la formación de izquierdas, la bonificación total de este impuesto hace perder a las arcas regionales 1.000 millones de euros procedentes de un 0,8% de madrileños “ricos” a los que afectaría esta tasa.

La formación liderada por Mónica García propone en su programa electoral eliminar la actual bonificación del 100% de las cuotas que están obligados a pagar unos 19.000 grandes patrimonios, es decir, menos del 1% de la población madrileña. La médico no va a renunciar a los 1.000 millones que puede rascar de estos madrileños que han tenido la suerte o el trabajo de obtener un gran patrimonio.

La formación política propone una nueva exención de 800.000€ para los contribuyentes con discapacidad, que no existe en la actual regulación

La formación política propone una nueva exención de 800.000€ para los contribuyentes con discapacidad, que no existe en la actual regulación. Si eres uno de esos “ricos” que han acumulado un amplio Patrimonio superior a los 800.000 euros tendrás que pagarle a Mónica García a no ser que seas rico y también discapacitado, todo un detalle.

Esta propuesta de eliminar la bonificación actual ha sido rescatada del programa de 2019 con el que Más Madrid se presentó a los últimos comicios regionales. En el caso de que el equipo de García se haga con el poder en la Puerta del Sol, este impuesto se empezará a recaudar en 2022 fecha en la que la formación verde prevé que la economía madrileña se haya recuperado.

Este tipo, hasta ahora bonificado en la región madrileña, existe solo en algunos países. Sus partidarios alegan que ayuda a la redistribución de la riqueza, mientras que sus detractores señalan que favorece la evasión fiscal hacía paraísos empobreciendo así al territorio. Sin embargo, si Más Madrid llega a gobernar, los madrileños “ricos” tendrán que pagar por lo que tienen.

JUSTICIA SOCIAL: QUE PAGUEN LOS “RICOS”

Más Madrid propone avanzar hacia la “Justicia Fiscal” en su programa electoral. Para la formación política, Madrid “es una guarida fiscal para los más ricos que sustrae recursos tributarios a otras comunidades autónomas”. Según, el partido de izquierdas Madrid necesita que el 1% más rico de la Comunidad de Madrid contribuya de forma más
equitativa a sostener los servicios públicos.

Mónica Garcia e Iñigo Errejón (Más Madrid)

Para el partido de izquierdas, la presión fiscal entre los contribuyentes madrileños es un verdadero clamor social puesto que no pagan los que más tienen, problemática que le achacan a la gestión económica de los Ejecutivos del Partido Popular durante 20 años.

“Aprovecharemos estos dos años para empezar a desmantelar la guarida fiscal de los superricos para que a partir de 2022 y 2023 contribuyan más de forma progresiva, sin tocar en ningún caso los impuestos que paga la clase media y trabajadora”, recalcan desde Más Madrid.

MAYOR RECAUDACIÓN PARA MEJORES SERVICIOS PÚBLICOS

Asimismo, destacan que el problema de la fiscalidad madrileña “es su carácter profundamente injusto y regresivo“. Para Más Madrid, en la región no se cumple el artículo 31.1 de la Constitución Española, que establece “un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad”. Asimismo, la formación liderada por Mónica García, cita en su programa el artículo 40.1 de la Constitución que “trata de favorecer una distribución de la renta regional y personal más equitativa”.

El objetivo de la modificación fiscal presentada por Más Madrid es generar más ingresos en las arcas públicas para mejorar los servicios públicos que ofrece la Comunidad de Madrid. “Si queremos que nuestros servicios públicos sigan siendo dignos de una región con altos niveles de renta, tendremos que poner en marcha una política fiscal digna de llamarse europea”, alegan desde el partido.