viernes, 14 mayo 2021 07:00

La primera versión china del ‘Quijote’ ve la luz en español “sin Dios”

La editorial Ginger Ape Books ha publicado en español la primera versión china del ‘Quijote’, una obra publicada originariamente en 1922 y en la que “la palabra Dios desaparece”, el caballo Rocinante es veloz y el cura amigo del protagonista es un médico.

‘Historia del Caballero Encantado’ es la primera versión o interpretación en idioma chino de Don Quijote, que el traductor Lin Shu reescribió a partir de la versión inglesa de la novela de Miguel de Cervantes –él no hablaba ni leía español ni otro idioma occidental– que le contaba su amigo Chen Jialin.

En Argentina también se publicará esta traducción al español de manos de la investigadora Alicia Relinque, en la editorial Mil Gotas. Relinque ha explicado que es muy probable que Lin Shu se apoyara en hasta tres versiones inglesas, una deducción que extrajo ya desde el inicio de la obra.

‘En La-Mancha había un lugar, un lugar cuyo nombre no es preciso que mencione, a medias situado entre Aragón y Castilla…’, comienza ‘Historia del caballero encantado’. “Esto me dio la vida, porque solo había tres versiones de las inglesas que empezaran con esa alusión a Aragón y Castilla”, ha explicado la traductora.

Además, un detalle significativo es que en ese principio aparece Rocinante como ‘un caballo veloz’. “De golpe y porrazo Alonso Quijano estaba montado en un caballo magnífico, pero esto es algo que a mitad de obra cambia y Rocinante vuelve a su ser: ese caballo torpe que provoca que se caiga el Quijote”, ha comentado con humor.

“El hecho de no haber accedido al ejemplar original distorsionó bastante la traducción, aunque eso nos permite cambiar la mirada sobre la obra”, ha reconocido Relinque durante la presentación en el Instituto Cervantes. “En las versiones inglesas, la palabra Dios casi siempre desaparece, ellos buscaron maneras de eliminar esa referencia y por eso Lin Shu no podía ver a Dios en muchas de las partes de la novela”, ha reconocido.

Otro de los aspectos llamativos de esta traducción es que Don Quijjote aparece como un maestro y Sancho Pazna como el discípulo. “Creo que aquí hubo un error de interpretación con la palabra ‘master’, que en inglés quería decir amo y Lin lo traduce como ‘maestro’. Además, la idea del escudero no existe en China, se habla de un ‘criado que va montado a caballo'”, ha explicado.

En aquella época, según ha estudiado el profesor Kaixian Chen, ni el nombre ‘Don Quijote’ ni el personaje eran conocidos. “Solo la élite que había viajado a otros países y conocía otras lenguas podía acercarse a la obra de Cervantes. Fue entonces cuando, en su afán de dar a conocer la literatura extranjera al tiempo que renovaba la propia, Lin Shu abordó la ardua tarea de su traducción”, ha agregado Relinque.

EL CURA O EL MÉDICO

Otra interpretación distinta al texto en inglés es la traducción de la palabra ‘cure’ como ‘el que cura’, en lugar del personaje del cura. “Así, en la quema de libros quien le aconseja a Alonso Quijano como amigo no es el cura, sino un médico –es decir, una persona con conocimientos de ciencia–“, ha ironizado Relinque.

“Con este proyecto se quería comprobar qué tipo de transformación había habido en la figura del Quijote tras su paso por la cultura. La figura cervantina en sus transformaciones a lo largo del tiempo nos ayudan a comprender el contexto histórico y la diferencia y diálogo entre distintas civilizaciones”, ha concluido el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero.