jueves, 6 mayo 2021 21:18

Bal acusa a Iglesias de “romper el diálogo” y a Monasterio de “alegrarse”

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha acusado este sábado a su homólogo de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de “negarle la palabra” a Vox y los ciudadanos que representa por levantarse del debate en la ‘Cadena Ser’ ante las dudas planteadas por Rocío Monasterio sobre las amenazas de muerte con balas en un sobre remitidas a él y a su familia.

“Cuando se niega a alguien en un debate se le niega a los madrileños representados por esas fuerzas políticas. Nos ha retirado la palabra”, ha lanzado Bal en un mitin en la Plaza del 2 de Mayo, donde ha insistido en que ayer se escenificó a “Iglesias rompiendo el diálogo y a Monasterio alegrada de que se fuera”.

El candidato entiende que el peligro es que “muera la política y nazca la violencia” por la crispación motivada por los “extremos”. “En el debate quedó claro que hay personas que no creen en el poder de la palabra y la razón (…) Iglesias no cree en la palabra y la razón mientras otros se alegran de que no haya debates. Fue un día triste para la democracia porque hay gente que no quiere hablar”, ha proseguido.

Frente a ello, se ha situado a sí mismo porque “habla con todos” y condena “toda la violencia” y ha confesado que ayer le quedó claro que Cs era “imprescindible” para defender los “derecho de todos”, porque “no se puede defender la libertad de la mitad”.

“Quiero decir una cosa clara hoy. Condeno las balas en un sobre que se han mandado a Iglesias, los actos de violencia contra Vox en las calles, el escrache que vivió Villacís estando embarazada, las agresiones a mujeres policía por una candidata de Podemos y la violencia de ETA que Bildu disculpa. ¿Pero por qué nadie lo dice así? Si es muy fácil, pero no lo pueden decir ni Iglesias ni Monasterio”, ha desgranado Edmundo Bal, quien ha instado a “mostrar concordia”.

En este punto, ha apelado a los indecisos y a los votante ‘naranjas’ para ir a votar el 4 de mayo y arrancar una “revolución pacífica y silencios” que extienda la “concordia en toda España y la liberta de todos”, recuperando el “espíritu” de la Constitución de 1978.

UNA “HISTORIA DE AMOR”

En otra clave, ha indicado que ayer se escenificó una “historia de amor, un noviazgo” entre Pablo Iglesias y el candidato socialista, Ángel Gabilondo, pero ha vaticinado que “no va a haber matrimonio ni en 10 ni en 50 días” porque Madrid tendrá “el mejor Gobierno posible”, que entiende que estará compuesto por PP y Cs.

Aún así, ha lanzado un mensaje tanto a Gabilondo como a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. “Estoy harto de que alguien me diga que él o ella es la libertad y la democracia. La libertad de la democracia no es patrimonio de ninguna fuerza política sino patrimonio de todos los españoles”, un mensaje que Bal ha lanzado a la multitud congregada entre la que se encontraba el exvicepresidente cesado Ignacio Aguado, a quien le ha prometido que Cs volverá a Sol y completará los dos años pendientes de esta legislatura.