jueves, 6 mayo 2021 21:11

El PNV pregunta si el Gobierno espera que le “imploren” prorrogar la alarma

El presidente del GBB y portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, se ha preguntado si el Gobierno central está esperando a que alguien “le ruegue o implore” prorrogar el estado de alarma, y ha advertido de que, hoy por hoy, las instituciones vascas carecen de “capacidad normativa y ejecutiva para regular derechos fundamentales”, por lo que necesitan de ese “paraguas” para luchar contra la pandemia.

Asimismo, ha criticado que en Euskadi los partidos de la oposición no terminen de asumir que “el tema de la pandemia y la lucha contra el virus es lo importante”, a diferencia de lo que sucede en el resto de Europa.

En declaraciones a Radio Euskadi, el representante jeltzale ha analizado le impacto de la pandemia de la covid-19 en el País Vasco y el incremento de contagios de las últimas semanas.

A su entender, la “clave” de la actual situación está “en la movilidad” que se aplica en determinados momentos, y ha considerado que la Semana Santa y la Semana de Pascua, “con los acontecimientos incluso festivo deportivos, han sido el detonante”.

“Con la celebración de la final de Copa –entre Athletic y Real Sociedad– ha habido muchos encuentros en el esquema familiar que han sobrepasado las prescripciones que todos debíamos atender. Ahí ha habido una explosión y veremos si realmente estamos en la meseta de lo que puede ser el control de la ola”, ha advertido.

Tras destacar que las apelaciones a la “responsabilidad personal y grupal” han sido incesantes, ha señalado que parte de la sociedad, “por distintas razones, necesita dar rienda suelta a su libertad y se ven casos extraños de gente que se salta los confinamientos o que no da a conocer su núcleo relacional cuando ha sido infectado”.

“COLAPSO”

“Todo eso hace que tengamos una situación extraña, delicada y una punta de colapso o cercano a él en los hospitales”, ha alertado, al tiempo que ha apelado a la “responsabilidad social” para luchar contra la covid-19.

Respecto a la responsabilidad institucional, Egibar ha recordado que las administraciones se han enfrentado a una situación inédita y ha valorado que el sistema publico de Salud-Osakidetza ha respondido “con nota, de manera solvente, aunque tiene los límites y recursos que tiene”.

“Otra cosa es que esta situación nos lleve a reflexionar sobre precisar de más y mejores recursos a futuro. Esto todavía nos lleva a reforzar más si cabe la apuesta por las políticas públicas”, ha abogado.

Con respecto a la voluntad del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de no prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo, Egibar ha reconocido no saber qué ve el Ejecutivo “más allá” de las primeras fechas de mayo, ya que los datos no apuntan a tener “una víspera de normalidad”.

“No sé si espera a que alguien le ruegue o implore prorrogar la situación de alarma, pero el hecho cierto es que, hoy por hoy, las instituciones vascas no tenemos capacidad normativa y ejecutiva para regular derechos fundamentales”, ha lamentado.

Según ha incidido, el no tenerlo “no significa que no se hayan exigido” con anterioridad ya que, tal y como ha defendido, “las instituciones vascas deben tener capacidad normativa y ejecutiva para regular derechos fundamentales, teniendo eso sí un mínimo común normativo pactado con el Estado, pero que no pueda impedir ni condicionar desarrollos propios”. “Mientras no tengamos eso, necesitamos el paraguas de la declaración de alarma”, ha insistido.

En referencia a la carta enviada por el lehendakari a Pedro Sánchez para que prorrogue el estado de alarma, Egibar ha defendido que el interlocutor que tiene el presidente del Gobierno de España es el lehendakari.

“Es evidente la petición, exigencia, (del lehendakari) para que no caiga en esa temeridad y prorrogue la situación de alarma. Es una petición compartida también por otros presidentes de comunidades autónomas”, ha asegurado, para insistir en que, “hoy por hoy, no se tienen las competencias que serían necesarias para no depender de los cálculos político-electorales o los caprichos de un presidente del Gobierno”.

PARLAMENTO VASCO

Tras defender que la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, semanalmente “asiste y da cuenta de todos los detalles, porcentajes y previsiones” de la pandemia en el Parlamento vasco, ha criticado que los partidos de la oposición no terminan de asumir que, “el tema de la pandemia y la lucha contra el virus, es lo importante”.

“Están utilizando una crítica sistémica favorecida por la pandemia y, tan es así, que incluso EH Bildu tiene registrada desde hace tiempo una iniciativa de reprobación de la consejera. Están esperando a que se produzca el momento de poder presentarla. La dialéctica y estrategia van en la línea de aprovechar las posibilidades de la pandemia”, ha denunciado.

Por todo ello, ha afirmado que se está dando “una lectura o medición” incorrecta por parte de la oposición, en contraposición a la actuación que se da en Europa, donde “la mayoría de la oposición está actuando de la mano del partido en el gobierno”.

“Cuando se apela a la corresponsabilidad eso no significa decir ‘amén amén’ a todo lo que el ejecutivo afirma. Pero si apoyas su acción es evidente que, en el escenario de salida, la corresponsabilidad también te hace copartícipe del triunfo”, ha detallado, para lamentar que, por contra, las formaciones de la oposición “entienden que eso es entregarse al partido de gobierno”.

RELACIÓN CON EH BILDU

En este contexto, ha defendido la necesidad de alcanzar acuerdos entre formaciones políticas y también “entre formaciones abertzales”, a pesar de que “la trayectoria de unos y otros ha sido diferente”.

“La izquierda abertzale ha hecho una gran contribución desde 2011, cuando hace una apuesta inequívoca por las vías políticas y democráticas. Es evidente que el tiempo no pasa en vano, pero las consecuencias de la estrategia del pasado no han desaparecido y la izquierda abertzale tienen sus propias urgencias”, ha sostenido.

A su juicio, en el orden político y económico y social, el PNV ha marcado “una guía en las últimas décadas, mientras que en el orden político la izquierda abertzale ha hecho un ejercicio de realismo”.

Sin embargo, ha considerado que en el orden socioeconómico la izquierda abertzale no ha estado en las luchas institucionales y ahora “se encuentra con un sistema y modelo socioeconómico que funciona, pero no le gusta porque lo ha liderado, entre otros, el PNV”.

De este modo, el representante jeltzale ha lamentado que EH Bildu encuentre “modelos de colaboración” con el PSN en Navarra o con el PSOE en Madrid, pero “no los desea con el PNV en Euskadi”.

“El ámbito de colaboración en Madrid entre abertzales se debe dar y se da tangencialmente en muchas votaciones, pero es más fácil coincidir fuera porque tienes un referente externo que en casa, ya que parece que validas una estrategia. Ellos entienden que hay una lucha por la hegemonía en el mundo abertzale y que no puede colaborar con el PNV porque haría más grande al PNV, pero es un error. La alternativa al PNV no se consigue de esa manera”, ha finalizado.